viernes 24 de mayo de 2024

Video: la desconsolada súplica de la mamá de la joven acusada por las estafas piramidales en Ensenada

La mujer, que sufrió grandes pérdidas en medio de la pueblada vecinal, le habló a las presuntas víctimas y les reclamó que "tengan piedad".

--:--

Nora es la mamá de Antonella Rocha, la joven de 22 años que desde la noche del martes se encuentra en el centro de la escena a raíz de un presunto caso de estafas piramidales que desató una pueblada en la vecina ciudad de Ensenada. La mujer, así como su hija, sufrió el saqueo de un local comercial a manos de las supuestas víctimas de los engaños y en las últimas horas grabó un video visiblemente angustiada para pedir "piedad".

"Por favor, no quemen más nada, ninguna casa de nosotros, por favor", se la escucha suplicar a la mujer entre lágrimas. Aunque algunos de los damnificados apuntaron en las últimas horas que ella misma también sería responsable de las estafas, lo cierto es que se distanció de las acusaciones y le envió un sentido mensaje a los enardecidos acreedores.

Lee además

"Tengo a mi niño de 33 años que es especial y no tiene casa. Me quemaron todo, me dejaron sin negocio, me dejaron sin nada", contó la mujer angustiada en referencia a los desmanes que terminaron con varios locales destrozados y la casa de Rocha vaciada por completo e incendiada. En la misma línea agregó que su hija tiene tres nenes y se preguntó: "¿Dónde va a vivir si ustedes le prenden fuego la casa otra vez?".

Embed

"Ya nos destruyeron totalmente, por favor, tengan piedad. No doy más", cerró la mujer en el video que fue compartido en Facebook por allegados a la familia, generando todo tipo de reacciones.

EL CASO DE LAS ESTAFAS PIRAMIDALES EN ENSENADA

El mecanismo de la acusada consistía en tomar dinero de personas interesadas en invertir y devolverlo una semana después con un interés del 100%. Ante semejante rentabilidad, la confianza en su propuesta comenzó a crecer, atrayendo a cada vez más inversores. A modo de referencia, hay que tener en cuenta que los plazos fijos de los bancos hoy tienen una tasa anual que promedia el 133% de interés nominal, lo que significa que para obtener el 100% de retorno los ahorristas que depositan su dinero en los bancos deben aguardar hoy más de 9 meses. La joven de Ensenada pagaba esa suma en tan solo 7 días.

Antonella Rocha.jpg
Antonella Rocha, la joven apuntada por las presuntas estafas piramidales en Ensenada.

Antonella Rocha, la joven apuntada por las presuntas estafas piramidales en Ensenada.

Pese al éxito inicial, los plazos para la devolución de los fondos comenzaron a prolongarse más y más, pasando a ser varias semanas. La demora era compensada con un interés mayor y por ello todo siguió sobre rieles. Las maniobras corrieron como reguero de pólvora entre los vecinos, llamando la atención de las autoridades locales que radicaron una denuncia en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 8 advirtiendo que se trataba de una estafa piramidal. La Policía inició entonces una investigación que quedó en manos del gabinete de Delitos Económicos y la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Ensenada, pero la pesquisa se detuvo debido a la falta de denuncias de las víctimas. Por tratarse de un delito de índole personal los agentes se vieron imposibilitados de seguir indagando sobre lo que estaba sucediendo a falta de una acusación formal de alguno de los damnificados.

Entre tanto, las demoras en la devolución del dinero por parte la mujer comenzaron a prolongarse y comenzaron a generar la impaciencia creciente de los acreedores. Esa incertidumbre se convirtió en violencia en la noche del último martes, cuando decenas de personas se presentaron en la vivienda de la acusada para reclamar por su dinero.

Embed

Con el tiempo, la propuesta de Rocha comenzó a hacerse insostenible ya que, para devolver el dinero a una tasa tan alta, la mujer debía generar nuevos ingresos o recibir nuevos inversores de manera constante. Esto no ocurrió y los plazos comenzaron a extenderse, generando preocupación e impaciencia en los acreedores. En algunos casos la demora era compensada con un mayor interés, pero conforme avanzaba el tiempo esto se fue tornando imposible ya que, al crecer la desconfianza, las inversiones menguaron. Entonces la estafadora de Ensenada comenzó a devolver el dinero a cuentagotas y a una tasa de interés del 75% semanal, hasta que finalmente el castillo de naipes armado por la joven se vino abajo por completo y todo estalló por los aires.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar