0221
0221

Trabajadores de la UOCRA La Plata denuncian a la intervención por "despidos" y "abandono gremial"

Llevaron sus reclamos hasta la CGT La Plata. Aseguraron que no se trata de una interna sindical, sino de un abandono del gremio en la defensa de los trabajadores. Señalan al interventor Carlos Vergara como el responsable del conflicto. Sostuvieron que llevaron barras bravas para amenazarlos con el objetivo que aborten la pelea que llevan adelante y retomen sus tareas,

Un grupo de trabajadores de la construcción despedidos de la empresa AESA, que tiene a su cargo una gran obra en destilería de YPF en Ensenada, llevaron sus reclamos hasta la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT) regional La Plata donde se reunieron con dirigentes gremiales a quienes pusieron al tanto del cuadro de situación.

Los damnificados aseguraron que, en este caso particular, no se trata de una interna sindical en UOCRA La Plata, sino que se existe una cesantía de la defensa de los trabajadores por parte de la intervención que encabeza Carlos Vergara, a quien señalan como el mayor responsable del conflicto.

El problema comenzó el 23 de agosto. Los trabajadores, disconformes con la representación gremial señalaron a dos de sus compañeros para que oficien de delegados y todo estalló por lo que, denuncian, fue una mala liquidación de haberes. Luego llegaron los enfrentamientos y la tensión. Los representantes de la intervención dispuesta por el líder nacional de UOCRA, Gerardo Martínez, aseveran que los manifestantes son personas que responden al ex cacique sindical preso, Juan Pablo "Pata" Medina. Pero esa versión choca con los nuevos datos del caso.

En total se produjeron unos 80 despidos. La obra en la petroquímica está paralizada y la empresa YPF adelantó el pasado viernes que de no solucionarse el conflicto, queda sin efecto la millonaria inversión. La comitiva de cuatro trabajadores que fueron a plantear el problema y buscar ayuda de la CGT La Plata juraron ante los dirigentes gremiales que los recibieron que no tienen nada que ver con una interna sindical. "La intervención de Vergara nos abandonó, no tenemos nada que ver con el Pata Medina y nos acusan de quilomberos, lo único que queremos es elegir a nuestro delegado, que nos paguen lo que nos deben y volver a trabajar", dijeron los despedidos.

"Los trabajadores en solidaridad con nosotros pararon la obra, vino gente de la intervención de Vergara, con barras y amenazó a los trabajadores para que retomen" las tareas "pero no se dejaron apretar y nos siguen acompañando", expresó otro de los despedidos ante los sindicalistas.

El interventor, acorralado por la situación, fue a buscar apoyo político en la Gobernación bonaerense y se reunió con el jefe de Gabinete de María Eugenia VidalFederico Salvai, pero el conflicto sigue en ascenso y las respuestas que desemboquen en la paz social no aparecen

Los damnificados piden la urgente intervención del ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires. Desde este miércoles comenzaron una permanencia activa en la puerta de Destilería donde realizarán una olla popular.

Llevaron sus reclamos hasta la CGT La Plata. Aseguraron que no se trata de una interna sindical, sino de un abandono del gremio en la defensa de los trabajadores. Señalan al interventor Carlos Vergara como el responsable del conflicto. Sostuvieron que llevaron barras bravas para amenazarlos con el objetivo que aborten la pelea que llevan adelante y retomen sus tareas,

04 de septiembre de 2019

Un grupo de trabajadores de la construcción despedidos de la empresa AESA, que tiene a su cargo una gran obra en destilería de YPF en Ensenada, llevaron sus reclamos hasta la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT) regional La Plata donde se reunieron con dirigentes gremiales a quienes pusieron al tanto del cuadro de situación.

Los damnificados aseguraron que, en este caso particular, no se trata de una interna sindical en UOCRA La Plata, sino que se existe una cesantía de la defensa de los trabajadores por parte de la intervención que encabeza Carlos Vergara, a quien señalan como el mayor responsable del conflicto.

El problema comenzó el 23 de agosto. Los trabajadores, disconformes con la representación gremial señalaron a dos de sus compañeros para que oficien de delegados y todo estalló por lo que, denuncian, fue una mala liquidación de haberes. Luego llegaron los enfrentamientos y la tensión. Los representantes de la intervención dispuesta por el líder nacional de UOCRA, Gerardo Martínez, aseveran que los manifestantes son personas que responden al ex cacique sindical preso, Juan Pablo "Pata" Medina. Pero esa versión choca con los nuevos datos del caso.

En total se produjeron unos 80 despidos. La obra en la petroquímica está paralizada y la empresa YPF adelantó el pasado viernes que de no solucionarse el conflicto, queda sin efecto la millonaria inversión. La comitiva de cuatro trabajadores que fueron a plantear el problema y buscar ayuda de la CGT La Plata juraron ante los dirigentes gremiales que los recibieron que no tienen nada que ver con una interna sindical. "La intervención de Vergara nos abandonó, no tenemos nada que ver con el Pata Medina y nos acusan de quilomberos, lo único que queremos es elegir a nuestro delegado, que nos paguen lo que nos deben y volver a trabajar", dijeron los despedidos.

"Los trabajadores en solidaridad con nosotros pararon la obra, vino gente de la intervención de Vergara, con barras y amenazó a los trabajadores para que retomen" las tareas "pero no se dejaron apretar y nos siguen acompañando", expresó otro de los despedidos ante los sindicalistas.

El interventor, acorralado por la situación, fue a buscar apoyo político en la Gobernación bonaerense y se reunió con el jefe de Gabinete de María Eugenia VidalFederico Salvai, pero el conflicto sigue en ascenso y las respuestas que desemboquen en la paz social no aparecen

Los damnificados piden la urgente intervención del ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires. Desde este miércoles comenzaron una permanencia activa en la puerta de Destilería donde realizarán una olla popular.

COMENTARIOS

Llevaron sus reclamos hasta la CGT La Plata. Aseguraron que no se trata de una interna sindical, sino de un abandono del gremio en la defensa de los trabajadores. Señalan al interventor Carlos Vergara como el responsable del conflicto. Sostuvieron que llevaron barras bravas para amenazarlos con el objetivo que aborten la pelea que llevan adelante y retomen sus tareas,