0221
0221

"Nunca vi nada anormal", la increíble declaración de la dueña de Aventuras en Pañales

Gabriela Alejandra Nicoletti dio su versión sobre el escándalo desatado en el jardín platense, donde una maestra zamarreó, golpeó y tapó con una manta a una beba de solo 4 meses. La mujer aseguró que a pesar de tener acceso a las grabaciones de todas las cámaras de seguridad nunca vio nada "anormal".

La propietaria del jardín Aventuras en Pañales declaró ante el fiscal Marcelo Romero, quien investiga los maltratos a los que fue sometida Pilar, una beba que al momento del hecho tenía 4 meses. La pequeña fue zamarreada y golpeada por su maestra, Paula González, y el cobarde abuso quedó grabado en las cámaras de seguridad. Las imágenes causaron un gran impacto en la sociedad y ocasionaron un fuerte escándalo que terminó con la clausura de la institución y una orden de detención en contra de la docente.


"Ese día vinieron los papás mostrándome un video casero que le habían hecho a la bebé donde me muestran y constaté que tenía un moretón en el brazo y unas marcas arriba del moretón como si fueran uñas. Les dije que las cámaras de seguridad estaban disponibles para ellos", explicó Nicoletti ante el fiscal y agregó que el día del maltrato no escuchó "nada anormal", porque estaba en el patio de la institución con un grupo de nenes más grandes.

Según publicó el sitio minutouno.com, Nicoletti detalló que los papás de Pilar, Carolina Penzi y Juan Manuel Poggio, pidieron hablar con las maestras y "las tres señoritas dijeron básicamente que no sabían qué había pasado". "Paula hizo mención a que ella no había visto nada extraño en todo el día. Cuando las señoritas se retiraron, los padres me refirieron que la culpable había sido Paula porque había cambiado su discurso respecto al día anterior que la retiraron", explicó la mujer.

En ese marco, Nicoletti explicó que tras haber visto las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad habló con su abogado y despidió a la maestra denunciada con "causa justa". "Mi abogado me aconsejó que no le diga nada a los padres sobre cuál había sido el accionar de Paula. Me dijo que les dijera que hubo una actitud que no nos había gustado", declaró la mujer y agregó que la maestra nunca le presentó su título y que ella "pensó que estaba recibida".

"Ella dijo que lo tenía en la casa de la mamá y que se le había extraviado, y que por ahí en la mudanza lo había perdido. Nunca lo presentó y nunca se requirió al ministerio de Educación el informe porque confiaba en ella", explicó la mujer cuando fue consultada sobre los estudios y preparación de la docente que ahora enfrenta cargos por "homicidio en grado de tentativa".

La declaración de Nicoletti es crucial en el desarrollo de la investigación, mucho más luego de la orden de detención dictada por el juez de Garantías Guillermo Atencio sobre la maestra. En la resolución, el magistrado también pidió investigar a las autoridades del jardín, quienes también se encuentran bajo la mira de la Justicia platense.

Gabriela Alejandra Nicoletti dio su versión sobre el escándalo desatado en el jardín platense, donde una maestra zamarreó, golpeó y tapó con una manta a una beba de solo 4 meses. La mujer aseguró que a pesar de tener acceso a las grabaciones de todas las cámaras de seguridad nunca vio nada "anormal".

12 de junio de 2019

La propietaria del jardín Aventuras en Pañales declaró ante el fiscal Marcelo Romero, quien investiga los maltratos a los que fue sometida Pilar, una beba que al momento del hecho tenía 4 meses. La pequeña fue zamarreada y golpeada por su maestra, Paula González, y el cobarde abuso quedó grabado en las cámaras de seguridad. Las imágenes causaron un gran impacto en la sociedad y ocasionaron un fuerte escándalo que terminó con la clausura de la institución y una orden de detención en contra de la docente.


"Ese día vinieron los papás mostrándome un video casero que le habían hecho a la bebé donde me muestran y constaté que tenía un moretón en el brazo y unas marcas arriba del moretón como si fueran uñas. Les dije que las cámaras de seguridad estaban disponibles para ellos", explicó Nicoletti ante el fiscal y agregó que el día del maltrato no escuchó "nada anormal", porque estaba en el patio de la institución con un grupo de nenes más grandes.

Según publicó el sitio minutouno.com, Nicoletti detalló que los papás de Pilar, Carolina Penzi y Juan Manuel Poggio, pidieron hablar con las maestras y "las tres señoritas dijeron básicamente que no sabían qué había pasado". "Paula hizo mención a que ella no había visto nada extraño en todo el día. Cuando las señoritas se retiraron, los padres me refirieron que la culpable había sido Paula porque había cambiado su discurso respecto al día anterior que la retiraron", explicó la mujer.

En ese marco, Nicoletti explicó que tras haber visto las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad habló con su abogado y despidió a la maestra denunciada con "causa justa". "Mi abogado me aconsejó que no le diga nada a los padres sobre cuál había sido el accionar de Paula. Me dijo que les dijera que hubo una actitud que no nos había gustado", declaró la mujer y agregó que la maestra nunca le presentó su título y que ella "pensó que estaba recibida".

"Ella dijo que lo tenía en la casa de la mamá y que se le había extraviado, y que por ahí en la mudanza lo había perdido. Nunca lo presentó y nunca se requirió al ministerio de Educación el informe porque confiaba en ella", explicó la mujer cuando fue consultada sobre los estudios y preparación de la docente que ahora enfrenta cargos por "homicidio en grado de tentativa".

La declaración de Nicoletti es crucial en el desarrollo de la investigación, mucho más luego de la orden de detención dictada por el juez de Garantías Guillermo Atencio sobre la maestra. En la resolución, el magistrado también pidió investigar a las autoridades del jardín, quienes también se encuentran bajo la mira de la Justicia platense.

COMENTARIOS

Gabriela Alejandra Nicoletti dio su versión sobre el escándalo desatado en el jardín platense, donde una maestra zamarreó, golpeó y tapó con una manta a una beba de solo 4 meses. La mujer aseguró que a pesar de tener acceso a las grabaciones de todas las cámaras de seguridad nunca vio nada "anormal".