lunes 08 de abril de 2024

Felipe Sánchez: "Cuando lucho con un rival lo hago por Gimnasia, no por mí"

En una charla exclusiva con 0221.com.ar, Felipe Sánchez habló de su vida relacionada a Gimnasia y sus desafíos a pocos más de un año de haber debutado.

En la previa de lo que será un nuevo partido de Gimnasia en la Copa de la Liga el próximo domingo desde las 16 ante Deportivo Riestra en el estadio del Bosque, Felipe Sánchez, uno de los pibes del club, recibió a 0221.com.ar en la intimidad del predio de Estancia Chica.

Su herencia futbolística tiene que ver con su papá Antonio Sánchez Astrolog, quien fuera jugador del Lobo e integró el equipo que logró el ascenso a primera en 1984; pero él mismo escribe hoy su historia personal respecto del Tripero, una relación que comenzó en medio de unas vacaciones en Cariló donde un dirigente lo vio vistiendo la casaca albiazul.

Lee además

Mano a mano con este medio, el futbolista habló de por qué decidió alejarse un poco de las redes sociales, qué siente cuando se pone la camiseta del Lobo siendo hincha y cómo vivió los meses previos a jugar el partido desempate ante Colón, que lo llevó a llamar a su mamá para que lo acompañara en ese complicado momento.

—¿Qué te acordás de tus inicios en Rafaela?

—Me acuerdo mucho, se me vienen los recuerdos a mi cabeza y más que nada mi familia. Desde chiquito juego a la pelota y siempre soñé con jugar al fútbol y por suerte se me pudo dar. Allá jugué en dos clubes, en infantiles estuve en Peñarol de Rafaela y cuando pasamos a inferiores, me fui a Atlético Rafaela.

Felipe Sanchez Gimnasia 8.JPG
Felipe Sánchez habló sobre su historia y Gimnasia. Foto: Aglaplata.

Felipe Sánchez habló sobre su historia y Gimnasia. Foto: Aglaplata.

—¿Cómo fue tu llegada a Gimnasia?

—Fue por un conocido, Chachi Alonso que en unas vacaciones yo estaba con la camiseta de Gimnasia en Cariló, y en el supermercado me lo cruzo y me dice: ‘aguante Gimnasia’, y yo lo miro y le digo: ‘vamos el Lobo’. Estaba con mi viejo y me pregunta: ‘¿vos jugas al fútbol?’, si pero no soy de La Plata, soy de Rafaela. ‘¿Y cómo sos tan enfermo del Lobo?’, y ahí le conté la historia de mi papá que jugó en Gimnasia y resulta que lo conocía.

—Ahí quedó el contacto por suerte. Tenía 12 años y él me dice: ‘cuando seas más grande te voy a llevar a probar a Gimnasia’. En la pandemia, en el 2020, me agarró como un bajón y me costaba entrenar, y cuando vuelven los entrenamientos le digo a mi papá que no quería jugar más en Rafaela y le pido que me deje cumplir el sueño de jugar en Gimnasia. Consigo una prueba con Chachi y cuando le escribo no podía creer que me acordara de él todavía.

—Por suerte me consiguió la prueba, habló con Lucas Lobos que era el técnico de la cuarta división, y ahí lo derivó a Perrone que me consiguió la prueba y en marzo del 2021 me vine a probar.

—¿Fue tu primer encuentro con Gimnasia?

—Ya conocía a Estancia Chica porque tengo un hermano que jugaba en el 2016 y 2017, jugó acá y siempre que podíamos con la familia nos pegábamos una escapadita. Venía muy seguido cada vez que podía nos hacíamos una escapadita. Lo que era de visitante íbamos a todos lados, Santa Fe, Rosario o Córdoba. Íbamos siempre a ver al equipo y lo seguíamos siempre al Lobo.

Felipe Sanchez Gimnasia 6.JPG
Foto: Aglaplata.

Foto: Aglaplata.

—¿Qué te acordas del debut en primera?

—Arrancamos la pretemporada en enero, yo iba al banco siempre, hicimos dos amistosos de pretemporada contra Instituto donde jugué para el segundo equipo y pude hacer un gol, el segundo fue contra Montevideo City Torque y ahí también metí un doblete. Chirola (Romero) en la semana previa al partido me dijo que iba a debutar, que me iba a poner a mí. Esa semana fue terrible con nervios y ansiedad, éramos muchos pibes y hablábamos entre nosotros y te dejaba tranquilo porque nos conocíamos. Estábamos en la concentración con Nachito (Miramón) y con el Ruso (Steimbach) muy nerviosos, pero a la hora del partido se pasaron los nervios y estábamos metidos ahí. De grandes estaba Tarragona, Leo (Morales), Nico (Calazo) y Soldano nada más. Saliendo por el pasillo y ya ver a la gente de Vélez cantar era increíble, era un sueño, se te erizaba la piel, y después cuando arranca el partido, miro al lado y para arriba y estaba el Oso Pratto, no puede ser que esté jugando contra él pesaba.

—Parece que no sos un pibe cuando jugas

—Tiene que ver con la personalidad que tengo, me gusta ser así: estar en todo, atento y apoyando a mis compañeros, pelear si hay que hacerlo con el rival, pero siempre dejando en lo más alto a Gimnasia. Fue complicado, sinceramente nunca en mi vida fui defensor central, siempre jugué de cinco y haber subido a reserva y que me tiren de seis fue un aprendizaje nuevo, fue todo muy rápido de reserva y al año siguiente en primera. Me tuve que ir haciendo, me ayudó mucho Leonardo Morales y los técnicos, cuesta mucho, pero es algo soñado. Todos los pibes creo que sueñan con llegar a primera, se me dio muy rápido y estoy feliz con eso. Leo (Morales) me ayuda muchísimo, día tras día, siempre está atrás mío, me guía mucho la verdad. Yo lo quiero mucho por eso, y desde que llegué a primera me ayuda mucho.

Felipe Sanchez Gimnasia 2.JPG
Foto: Aglaplata.

Foto: Aglaplata.

—¿Cómo se dio el festejo del gol en el clásico con el Pulga Rodríguez?

—Eso fue una locura, vino toda la familia hasta mi vieja que no le interesa el fútbol, aunque me siga a todos lados. Habían venido todos porque yo iba de alcanzapelotas y me iban a ver ahí adentro, era mi primer clásico. Empezamos perdiendo 1 a 0, el Pulga (Rodríguez) erra el penal, y después metió un hat trick y en el segundo gol, cuando lo dimos vuelta 2 a 1, va a festejar ahí al lado mío. No lo podía creer que tenía a todos los jugadores cerca, y en una de esas queda solo y me le tiro de atrás y lo abrazo.

—¿En un momento sentiste la presión desde que debutaste?

—Sí, más que nada a fin de año que no podíamos salir de ahí abajo, fue muy doloroso para mí, porque me sentía culpable, lo sentía como jugador y más como hincha, y tuve que agarrar a mi vieja, yo vivo solo acá, pero esos tres meses la tuve que traer como contención. Le dije si se podía quedar conmigo y ella obviamente me dijo que sí, me ayudó mucho eso, el no estar solo que a veces me caía y lloraba, pero gracias a ella que me pudo ayudar mucho.

—¿Volviste a ver el gol anulado contra Sarmiento?

—En el momento ni protestamos porque habrá sido offside decíamos, porque fue una jugada de córner que vuelve. Se fue el árbitro y no le dijimos nada, pero cuando entramos al vestuario y empezamos a ver las imágenes con las líneas, nos quedamos todos en shock. El árbitro fue a pedir perdón, pero la culpa más que nada era del VAR. Fue muy doloroso porque era mi primer gol y ganábamos, esa espina no me la saco más.

Felipe Sanchez Gimnasia 4.JPG
Foto: Aglaplata.

Foto: Aglaplata.

—¿Cuándo empezaste a sentir la posibilidad del descenso?

—Después de perder con River fue duro, sacamos un punto de visitante con Arsenal y después perdimos con Atlético Tucumán y Banfield, y fuimos al desempate. La verdad que fue durísimo. Yo estaba en el banco y tenía un celular al lado, estaba desesperado. Cuando íbamos 2 a 0 abajo estaba rogando que pierda Colón, si o si e ir a jugarse todo allá a Rosario.

—¿Estás en tu mejor momento?

—Depende de la visión de cada uno, yo me siento cada vez mejor tanto física como deportivamente, creo que estoy creciendo mucho. Depende mucho de la cabeza y la confianza de uno. Siempre hay que estar preparado. Yo el año pasado a fin de año no jugué nunca, arranque este de suplente y de la nada para el clásico me habla Leo Madelón que iba a jugar, le dije que obvio que estaba preparado para dar pelea y más en un clásico.

—¿Te fijas todo lo que sale sobre vos en las redes?

—A fin de año desinstalé las redes sociales porque hacía mal eso, twitter es muy picante y eso aparte me hacía bajonearme. Los mensajes que recibo siempre los trato de responder, el cariño que me da la gente me gusta mucho y trato de estar para ellos también, la conexión entre el hincha y el jugador es mutuo y hay que sentirlo. Cuando era más chiquito le mandé mensajes a muchos jugadores, a Messi le escribí como 80 veces y también a jugadores de Gimnasia, a Vegetti también le escribía.

Felipe Sanchez Gimnasia 7.JPG
Foto: Aglaplata.

Foto: Aglaplata.

—¿Viviendo en Rafaela fuiste a la cancha a ver a Gimnasia por la promoción?

—Sí, fue terrible. Son mis primeros recuerdos de cancha, tengo flashes con cinco años que son inolvidables. Me acuerdo que estábamos ahí en el que perdimos 3 a 0 que se armó disturbio, mi viejo me abrazaba y me sacaba. Después vine al Bosque y el máximo recuerdo que tengo siempre es la imagen donde se ve a una persona que se desmaya en la platea, yo estaba a dos metros de ahí y no lo podía creer que después salió, fue increíble.

—¿Cómo están para el final de la Copa de la Liga?

—Nunca hay que dejar de confiar si se puede matemáticamente hay que meterle con todo. Tenemos que sacar la mayoría de los puntos para terminar bien y pensar en la Liga que va a ser mucho más larga.

Felipe Sanchez Gimnasia 3.JPG
Foto: Aglaplata.

Foto: Aglaplata.

—¿Qué se siente ser hincha y jugador de Gimnasia?

—Lo estoy laburando, me cuesta mucho separarlo me lo dicen todas las personas, que ya está lo de hincha, que ahora soy un empleado del club, pero me cuesta mucho. Fijate que el hincha de Gimnasia es enfermo, es una enfermedad que no tiene cura. En los partidos para mí, luchar con el rival y eso, lo hago por Gimnasia, se me va a veces un poquito, pero es lo que me hace laburar Leo, el Yacaré. Me dice: 'Mentalizate acá, estás jugando un partido, tranquilo'. Mi viejo siempre me dijo que la camiseta de Gimnasia se defiende a muerte, entonces ese es el legado que me dejó y no le puedo fallar.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar