jueves 25 de julio de 2024

Un testigo reconoció a los acusados por el crimen del subcomisario Jorge Gutiérrez

Un pasajero vio cómo fue la secuencia completa. Señaló a los expolicías que son juzgados en La Plata y se mantienen ocultos en la sala de juicio

--:--

La declaración de un testigo presencial del crimen del subcomisario Jorge Gutiérrez (descubierto el 29 de agosto de 1994 en la estación de trenes de La Plata) que complicó a los expolicías acusados fue la página más caliente de la cuarta jornada de audiencias del juicio oral para el excabo de la Policía Federal Argentina (PFA), Alejandro “Chiquito” Santillán, y al exefectivo de la bonaerense Francisco Severo Mostajo. Este testimonio robustece los indicios que dieron otros testigos en la tercera audiencia del debate oral.

En los primeros minutos del día 29 de agosto de 1994 el vendedor ambulante David Silva iba a bordo de una formación ferroviaria con inicio de viaje en la estación Constitución y destina final la ciudad de La Plata.

Lee además

En un trayecto del viaje (entre las estaciones de Avellaneda y Sarandí) el tren aminoró su marcha. En ese marco quienes lo asesinaron rodearon a Gutiérrez (quien viajaba a su domicilio en Quilmes luego de una extensa jornada laboral en la comisaría Segunda de Avellaneda) y le dispararon en la cabeza.

El relato del testigo se extendió durante horas. Aportó datos y detalles vitales para el esclarecimiento del caso. Se trata de un testigo presencial del crimen que, mediante sus descripciones físicas, identificó a los acusados, los posicionó en el lugar del hecho y dijo cómo lo mataron.

Pero no es el único testigo presencial del caso. Se espera que declare otra pasajera que vio a los asesinos. Además, en la grilla de personas a citar figura el nombre de uno de los primeros investigadores policiales del caso, cuyo testimonio promete aportar detalles concretos para lograr arribar a la verdad jurídica histórica.

Santillán ya fue juzgado y absuelto por el hecho, pero el juicio fue declarado nulo al corroborarse que los testigos declararon bajo amenazas de muerte y presiones a los policías que investigaron el caso.

Bajo la figura de “cosa juzgada írrita”, los jueces Ricardo Borinski y Víctor Violini declararon la nulidad del juicio, ordenaron la realización de un nuevo debate y solicitaron al Fiscal General de La Plata que “se realice una investigación completa, imparcial y efectiva con el objeto de determinar la responsabilidad intelectual y material de todos los demás que hayan intervenido en la preparación y ejecución del homicidio, como en la eventual alteración o desaparición de elementos de prueba, favorecimiento personal de los anteriores u omisión de investigar y/o denunciar lo que correspondía investigar y/o denunciar”, según se desprende de la resolución a la que accedió 0221.com.ar.

La próxima audiencia será el lunes 2 de mayo a las 10:00 horas. La acusación oficial está en manos del fiscal Martín Chiorazzi. Los acusados, que presencian el debate pero en un sala contigua a la audiencias y no se muestran en público, son asistidos por la defensora oficial Flavia Ripani.

El crimen permanece impune, y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó en diciembre de 2013 al Estado argentino "por impedir el acceso a la Justicia". Se cree que el crimen se cometió cuando la víctima estaba investigando un depósito fiscal perteneciente al escándalo de la "aduana paralela" (uno de los íconos de la corrupción menemista) donde se traficaban camionetas de alta gama y droga.

Para este nuevo juicio fueron designados las camaristas Laura Lasaga, Miriam Ermili y su par Juan Benavides.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar