viernes 12 de julio de 2024

Finalizó audiencia clave rumbo al juicio para la megabanda criminal de La Plata

Tras el cuarto intermedio del 28 de marzo último, hoy se definió la grilla de testigos a citar y prueba a producir. La fecha de inicio de debate, en duda.

--:--

La causa elevada a juicio oral denominada “megabanda criminal” hoy tuvo un capítulo clave en el fuero Penal de La Plata donde se desarrolló una audiencia en la que la fiscalía de juicio y el bloque de la defensa determinaron las pruebas a reproducir durante el debate público del caso. La primera parte de la audiencia se realizó el 28 de marzo último. Ese día el Tribunal Oral Criminal II de La Plata dictó un cuarto intermedio para que las partes achiquen la lista de testigos aunque algunas de las defensas se mantuvieron en el plan original y no está garantizado el inicio de debate para este año 2022, dada la extensa lista de personas a citar para declaración testimonial.

En el debate serán juzgadas diferentes personas. Hay varios detenidos y otros que llegarán a juicio en libertad. Se espera que el tribunal emita una resolución en la que se establecerá la grilla de testigos a citar y la fecha de inicio del juicio. Para este debate el tribunal está integrado por Silvia Hoerr, Santiago Paolini y Andrés Vitali. La fiscalía de juicio estará representada por los fiscales Mariano Sibouet y Victoria Huergo. La defensa está en manos de los abogados Bruno Strassera, Christian Romano, Juan Pesquera, César Albarracín y Marcelo Peña. La defensa oficial estuvo representada por Victoria Palomino y Ana Julia Cova. El particular damnificado (la familia del asesinado Roberto Farías) estuvo asistido por el abogado Damián Barbosa.

Lee además

Bruno Strassera, defensor de Enrique “Quique” Petrullo, solicitó que a su asistido se lo juzgue aparte ya que no está acusado de integrar la asociación ilícita ni del homicidio de Roberto Farías, que son dos de las causas a debatir. Fue procesado por presunto tráfico de influencias. Ante este panorama la defensa requirió un debate propio. Este es otro de los puntos que deberán resolver los jueces.

LA CAUSA

Un exjuez, un lobista, un simulador, policías, barras, narcos, ladrones, abogados, un crimen y más magistrados en la mira. Todo esto se mezcla en la causa de la megabanda criminal que, se sospecha, operaba en La Plata y fue desarticulada por la fiscal Betina Lacki, luego de cinco años de silencioso trabajo.

En la lista de procesados se anotan el exjuez de Garantías de La Plata César Melazo (quien presentó una explosiva lista de testigos a citar), el ex comisario mayor Gustavo Bursztyn (hasta su captura prestaba servicios en el Comando de Patrullas); el oficial Gustavo Andrés Gregorio Mena (ya cesanteado por otra causa) y el teniente primero Marcos Chiusaroli (personal de la comisaría Segunda); Javier Ronco; Ángel Custodio “Pipi” Yalet; Adrián “Quichua” Manes (detenido por homicidio); Carlos Bertoni (hermano del jugador de fútbol campeón del mundo ); Carlos “Macha” Barroso Luna; Héctor “Pepe” Vega, Martín Ezequiel “Gaucho” Fernández; Enrique Edgardo “Quique” Petrullo.

Según se desprende de la investigación penal los procesados integraban una banda de delincuentes que “tomaron parte de una asociación” ilícita destinada a cometer “robos bajo la modalidad de escruche, robo de autos, su posterior reducción; adulteración y venta, comercialización de estupefacientes, con un mismo modus operandi, con división y organización de tareas” y precisó que “algunos de ellos, en su condición de efectivos policiales, aseguraban la zona, entregaban los trabajos y brindaban cobertura policial”. El resto, a criterio de la fiscal, “conformaban grupos o parejas de trabajo que llevaban a cabo los hechos ilícitos”.

La división de roles que surge del expediente indica que los policías Bursztyn, Mena y Chiusaroli liberaban las zonas para los robos de autos, fábricas y viviendas marcadas; Bertoni ayudaba con los vehículos robados mellizos haciendo pasar choques de los autos de los integrantes por otro siniestro. La mano de obra, logística, teléfonos y armas de fuego las aportaban Ronco, Yalet, Manes, Barroso Luna, Vega y Fernández.

El expolicía Mena y Manes vendían drogas. En tanto, Petrullo -siempre según el expediente judicial- eran los nexos con el juez de Casación bonaerense, Martín Ordoqui quien, se sospecha, otorgaba arrestos domiciliarios a cambio de fuertes sumas de dinero. El magistrado fue notificado de la investigación, pero no fue detenido porque posee fueros, pese a que fue suspendido por la Suprema Corte bonaerense.

Esta causa se juzgará junto con el homicidio de Roberto Farías ocurrido en La Plata. Se cree que parte de la banda lo ejecutó en el marco de un ajuste de cuentas interno.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar