sábado 18 de mayo de 2024

De médico bombero a director del hospital de Romero: "La pandemia es el peor incendio"

Asume la conducción con un perfil marcado en la atención de las emergencia y con el objetivo de sostener la atención tanto en agudos como el neuropsiquiátrico.

--:--

El estallido de la pandemia a principios de 2020, durante los primeros meses de gestión del actual gobierno provincial, postergó hasta ahora el cambio de autoridades en el Hospital "Alejandro Korn" de Romero, algo que ocurrió mucho antes en el resto de los centros médicos de la región. Así, aunque sorprendió que se produjera en medio del crecimiento de la segunda ola de contagios de coronavirus, la salida de Karina Torres es considerada como algo previsto en el Ministerio de Salud. Actualmente la transición esta en marcha y el nuevo director asumirá formalmente el lunes que viene. Se trata de Walter Paz, un médico de perfil intensivista y emergentólogo con una fuerte formación como bombero médico que llega -según indicó a 0221.com.ar a pocos días de asumir- con la misión de profundizar el trabajo para garantizar el funcionamiento que requiera la urgencia sanitaria actual en el hospital de agudos pero también para atender a los pacientes con patologías mentales que están internados en el hospital de crónicos.

"Diría que soy más bombero que médico, porque que casi que soy bombero de nacimiento", dice Paz y confiesa que de todos los incendios que le tocó cubrir el de la pandemia es "el incendio". Por eso remarca que uno de los principales desafíos es garantizar la continuidad de la atención en este contexto, recibiendo a pacientes y asegurando que "todos tendrán una cama digna, un respirador o un monitor en caso de que lo que requieran".

Lee además

La transición entre Torres y Paz arrancó hace algunos días y el sucesor rescata el trabajo de la gestión saliente. "Lo que pensamos hacer se viene haciendo, sólo procuraremos intensificarlo. Como emergentólogo y bombero que soy, el foco tenemos que ponerlo fundamentalmente en garantizar la disponibilidad de camas, oxígeno y asistencia frente a la pandemia", rescata como primer objetivo, y dice que ya lo está trabajando con la directora saliente y con los trabajadores como parte de una continuidad de "una línea de acción que comenzó un año atrás con la Dirección Provincial de Hospitales, equipando los centros asistenciales, proveyéndolos de insumos, de hisopos, de monitores, de respiradores".

En paralelo sostiene como prioritario el desarrollo de los proyectos vinculados con la atención del hospital de crónicos en función de las políticas que se disponen desde la Subsecretaría de Salud Mental. "Ese es nuestro otro gran polo de atención y no debemos descuidarlo bajo ningún punto de vista, por lo que implica un paciente crónico internado y para dignificar su atención y su vuelta a su vida afuera del hospital, dándole dignidad al enfermo con algún padecimiento mental", dice.

"El hospital tiene dos componentes, uno de salud metal que hay que seguir atendiendo en medio de la pandemia, con toda la problemática particular. Y un hospital de agudos, de trauma y emergencia, abierto a la comunidad, que hay que apuntalar y seguir fortaleciéndolo", explica el profesional. 

Paz resaltó que lo mejor que tiene el hospital es su plantilla de trabajadores. Son alrededor de 1.600 personas "que merecen todo el respeto por tantos años de esfuerzo. Nuestro compromiso es acompañarlos y apuntalarlos, y esto sumo a médicos y a todos los trabajadores, además de los sindicatos con quienes estamos procurando un buen comienzo para que la cosa vaya para mejor, porque sabemos que tenemos que cuida al personal porque está agotado y bajo mucho estrés. Ese es nuestro objetivo para seguir manteniendo la funcionalidad".

EL PERFIL

Walter Paz es médico intensivista, especialista en emergencias y asesor desde hace diez años en la Dirección de Hospitales provincial, aunque ya fue administrador de un hospital en 2012, como director del Hospital Gutiérrez de La Plata. Ahora fue convocado por el titular de esa área Juan Riera y por el subsecretario de Salud Nicolás Kreplak. "Consideraron que mi perfil era el adecuado para asumir en este hospital y estoy muy agradecido", dice.

En el último tiempo, desde que Daniel Gollan se hizo cargo del Ministerio de Salud en diciembre de 2019, su trabajo fue el se "recuperar" para el sistema de salud la funcionalidad de las UPA (Unidades de Pronta Atención). "Me tocó volver a ponerlas en funcionamiento después del desguace que sufrieron. Hoy son el primer escalón de asistencia a la pandemia. Las pusimos en valor y las articulamos con el segundo nivel de atención que son los hospitales. Fue un trabajo de 24 por 24 durante todo el año", dice.

Pero bucea más atrás en su historia y cuenta que es "bombero de nacimiento". Recuerda que hubo un hecho traumático cuando tenía 16 años y atendió un siniestro en su ciudad natal, Roque Pérez, en el que le tocó rescatar a una embarazada que estaba atrapada en un auto. "Eso gatilló mi vocación de médico. Tenía 16 años y eso me impactó, fue traumático y despertó la vocación por la Medicina y me dediqué toda la vida a hacer emergencia", relata.

Fue entonces que al terminar el secundario llegó a La Plata para estudiar Medicina. "Una vez recibido hice la residencia en el hospital de Guernica, en Presidente Perón, después me fui desarrollando con concursos e hice la especialidad de terapia intensiva y emergencia. Además soy instructor de bomberos desde hace muchos años en el tema de emergencias médicas prehospitalarias", cuenta.

Por eso remarca: "Soy más bombero que médico, y pienso que la pandemia es "el incendio más importante para mi, veo este nuevo desafío de esa manera".

EL HOSPITAL

El objetivo de Paz al asumir su nuevo rol es "seguir atendiendo los casos sospechosos y sintomáticos de COVID. Tenemos tres salas dispuestas que pueden ser ocupadas de acuerdo a la demanda". La ocupación de camas no es tan dramática allí como en otros centros asistenciales. "Estamos en el orden del 60% de las plazas de COIVD-19, un índice similar al provincial", explica.

La idea, explicó, es "asegurar todo lo que tiene que ver con equipos de protección personal, que actualmente está abastecido, pese a que en este contexto siempre algo falta". Remarcó entonces la labor de los trabajadores que "ha sido fenomenal, la idea es seguir muy cerca de ellos, cuidándolo, para poder brindar la mejor asistencia, tanto en el hospital de crónicos como en el de agudos, abierto a toda la comunidad de la zona, de Romero, Olmos, San Carlos y Abasto".

Contó además que en el "Alejandro Korn" se hacen hisopados las 24 horas del día, en dos turnos dependiendo de la disponibilidad de recursos humanos, "sobreexidos, pero respondiendo a la expectativas que demanda la situación". Y si hay casos sintomáticos que ameriten internación o atención en terapia el hospital cuenta con tres salas, incluyendo las 12 camas de cuidados intensivos, las cuales sumarán otras cinco en las próximas semanas.

"Estamos armando equipo para cumplir esas expectativas -concluye Paz-, por un lado un hospital de agudos fuertemente involucrado en la atención de la pandemia y por otro, conjuntamente con la Subsecretaria de Salud Mental, seguir adelante con un proceso que es exitoso, de externación de pacientes, que tenemos que seguir profundizando y apoyando. No descuidamos una cosa por otra, tenemos en cuenta lo crítico y la mirada permanente".

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar