La mamá de Renzo Villanueva prepara otra marcha para que no liberen a los detenidos
0221
0221

La mamá de Renzo Villanueva prepara otra marcha para que no liberen a los detenidos

Todavía no definió la fecha de la manifestación, pero regresará a la sede de 7 entre 56 y 57 luego de que trascendiera que la Cámara Penal de La Plata revocó la denegatoria de arresto domiciliario solicitada por la defensa del papá del nene y su pareja, acusados por la muerte. No obstante, Ángela Donato sostuvo que no fue notificada por este nuevo fallo. 

"No me voy a arriesgar a que les den la domiciliaria y se fuguen". La que habla es Ángela Donato, la mamá de Renzo Villanueva, el nene que murió hace un año y medio tras caer desde el séptimo piso de un edificio del centro platense. Está desesperada: la Cámara Penal de La Plata revocó la denegatoria de arresto domiciliaria que pidieron los detenidos por el caso. Los acusados son ni más ni menos que el papá del niño y su pareja. Pese a que aún ni ella ni sus abogados fueron notificados sobre este fallo, prepara una nueva marcha a las fiscalías de 7 entre 56 y 57

El 10 de octubre de 2017, el chico de 7 años se precipitó desde el séptimo piso del inmueble de 9 entre 55 y 56, en el que vivía su padre. Pese a las maniobras de reanimación, el niño murió en esa cochera, bajo un cielo lluvioso. Para Ángela no hay dudas de que Villanueva concretó un plan desde hace tiempo y lo arrojó al vacío sin piedad.  

La disposición cambió el escenario de la causa. Es que hace exactamente un mes la jueza Marcela Garmendia había rechazado la solicitud de excarcelación planteada por la defensa de Diego Villanueva y de Rosa Martignoni, que se encuentran privados de su libertad desde marzo de 2018. 

No obstante, los jueces Carlos Argüero y Fernando Mateos avalaron la solicitud de los defensores Juan José Barragán y Darío Saldaño. En el fallo que remitieron al Tribunal Oral N° 3 los magistrados sostuvieron que "el monto de pena en expectativa por sí solo no resulta suficiente para fundar una denegatoria de la morigeración". 

En medio de una crisis de nervios, Ángela se comunicó con sus abogados Romina Reinaldi, Gastón Nicosia y Mariano Carrillo, quienes le confirmaron que aún no recibieron ninguna notificación al respecto. "Este lunes van al tribunal. Es curioso que trascendiera este domingo esa resolución, pero se puede apelar", dijo la mujer en diálogo con 0221.com.ar

Como ya lo había expresado antes de que la jueza Garmendia ratificara la vigencia de la medida de coerción, volvió a expresar el miedo que le genera la sola posibilidad de que Villanueva y Martignoni queden en libertad. "Si nos pasa algo, la Justicia será responsable de todo lo que ocurra", dijo.  

Ángela contó que luego del fallecimiento de Renzo recibió reiteradas amenazas por parte de los acusados por el homicidio de su hijo: "En febrero del año pasado se la cruzaron a Noe y a mi hermana, que iban con mi nieta por el centro, en Plaza San Martín, le dieron una paliza terrible, la amenazaron. Rosa le dijo a Noe: 'Vos no te olvides que tenés una nena chiquitita y a nosotros nos da lo mismo uno que dos'”. La policía no buscó testigos, acompañó a los acusados a que se tomaran un taxi y le recomendaron a las mujeres radicar la denuncia en la comisaría. 

Además, estaba totalmente convencida de que iban a fugarse si les conceden el beneficio. 

Pese a que la causa no pasó por la fiscalía especializada en violencia de género, los abogados que representan a Ángela intentarán que el caso se juzgue también como un femicidio vinculado: los padres que matan a sus propios hijos para golpear a las mujeres donde más les duele.

La mamá de Renzo pidió ayuda de todas las formas posibles para evitar este desenlace, pero no la escucharon. Primero la jueza de familia Graciela Barcos, que la trató de “dramática” cuando le dijo que todo iba a terminar de la peor manera y luego de que Renzo “se fuera” negó en su propia cara que le hubiese hablado de las agresiones que sufría. “¿Sabés lo que es peregrinar con tu hijo todo golpeado y que nadie diera una mano? Le escribí a la gobernadora Vidal, antes a Scioli y hasta a Cristina (Fernández de Kirchner), pero ninguno me contestó. Renzo me escuchaba y veía que iba para todos lados. Se que está en paz, pero la que no tiene paz soy yo porque no lo tengo a él”, contó la mujer a este portal, cuando se cumplió un año de la muerte del nene. 

En este marco, la mujer regresará la sede del Fuero Penal a encabezar una nueva marcha en reclamo de justicia por su hijo. "La culpa de que estemos en esta situación al año y medio de la muerte es de la Justicia, que dilata los tiempos en beneficio de dos asesinos", remarcó a este medio, mientras define el día de la nueva manifestación. 

Y cerró: "Advertí que Diego me lo iba a matar y me ignoraron y hoy Renzo está muerto. Les digo que si me los dejan suelto, le van a hacer algo a mi hija y a mi nieta. ¿Cómo hago? Noelia trabaja, estudia, la nena va al jardín, van, vienen. ¿Las tengo que tener encerradas? ¿Voy a tener que vivir toda mi vida con miedo a estos dos asesinos?".

 

 

 

Todavía no definió la fecha de la manifestación, pero regresará a la sede de 7 entre 56 y 57 luego de que trascendiera que la Cámara Penal de La Plata revocó la denegatoria de arresto domiciliario solicitada por la defensa del papá del nene y su pareja, acusados por la muerte. No obstante, Ángela Donato sostuvo que no fue notificada por este nuevo fallo. 

14 de abril de 2019

"No me voy a arriesgar a que les den la domiciliaria y se fuguen". La que habla es Ángela Donato, la mamá de Renzo Villanueva, el nene que murió hace un año y medio tras caer desde el séptimo piso de un edificio del centro platense. Está desesperada: la Cámara Penal de La Plata revocó la denegatoria de arresto domiciliaria que pidieron los detenidos por el caso. Los acusados son ni más ni menos que el papá del niño y su pareja. Pese a que aún ni ella ni sus abogados fueron notificados sobre este fallo, prepara una nueva marcha a las fiscalías de 7 entre 56 y 57

El 10 de octubre de 2017, el chico de 7 años se precipitó desde el séptimo piso del inmueble de 9 entre 55 y 56, en el que vivía su padre. Pese a las maniobras de reanimación, el niño murió en esa cochera, bajo un cielo lluvioso. Para Ángela no hay dudas de que Villanueva concretó un plan desde hace tiempo y lo arrojó al vacío sin piedad.  

La disposición cambió el escenario de la causa. Es que hace exactamente un mes la jueza Marcela Garmendia había rechazado la solicitud de excarcelación planteada por la defensa de Diego Villanueva y de Rosa Martignoni, que se encuentran privados de su libertad desde marzo de 2018. 

No obstante, los jueces Carlos Argüero y Fernando Mateos avalaron la solicitud de los defensores Juan José Barragán y Darío Saldaño. En el fallo que remitieron al Tribunal Oral N° 3 los magistrados sostuvieron que "el monto de pena en expectativa por sí solo no resulta suficiente para fundar una denegatoria de la morigeración". 

En medio de una crisis de nervios, Ángela se comunicó con sus abogados Romina Reinaldi, Gastón Nicosia y Mariano Carrillo, quienes le confirmaron que aún no recibieron ninguna notificación al respecto. "Este lunes van al tribunal. Es curioso que trascendiera este domingo esa resolución, pero se puede apelar", dijo la mujer en diálogo con 0221.com.ar

Como ya lo había expresado antes de que la jueza Garmendia ratificara la vigencia de la medida de coerción, volvió a expresar el miedo que le genera la sola posibilidad de que Villanueva y Martignoni queden en libertad. "Si nos pasa algo, la Justicia será responsable de todo lo que ocurra", dijo.  

Ángela contó que luego del fallecimiento de Renzo recibió reiteradas amenazas por parte de los acusados por el homicidio de su hijo: "En febrero del año pasado se la cruzaron a Noe y a mi hermana, que iban con mi nieta por el centro, en Plaza San Martín, le dieron una paliza terrible, la amenazaron. Rosa le dijo a Noe: 'Vos no te olvides que tenés una nena chiquitita y a nosotros nos da lo mismo uno que dos'”. La policía no buscó testigos, acompañó a los acusados a que se tomaran un taxi y le recomendaron a las mujeres radicar la denuncia en la comisaría. 

Además, estaba totalmente convencida de que iban a fugarse si les conceden el beneficio. 

Pese a que la causa no pasó por la fiscalía especializada en violencia de género, los abogados que representan a Ángela intentarán que el caso se juzgue también como un femicidio vinculado: los padres que matan a sus propios hijos para golpear a las mujeres donde más les duele.

La mamá de Renzo pidió ayuda de todas las formas posibles para evitar este desenlace, pero no la escucharon. Primero la jueza de familia Graciela Barcos, que la trató de “dramática” cuando le dijo que todo iba a terminar de la peor manera y luego de que Renzo “se fuera” negó en su propia cara que le hubiese hablado de las agresiones que sufría. “¿Sabés lo que es peregrinar con tu hijo todo golpeado y que nadie diera una mano? Le escribí a la gobernadora Vidal, antes a Scioli y hasta a Cristina (Fernández de Kirchner), pero ninguno me contestó. Renzo me escuchaba y veía que iba para todos lados. Se que está en paz, pero la que no tiene paz soy yo porque no lo tengo a él”, contó la mujer a este portal, cuando se cumplió un año de la muerte del nene. 

En este marco, la mujer regresará la sede del Fuero Penal a encabezar una nueva marcha en reclamo de justicia por su hijo. "La culpa de que estemos en esta situación al año y medio de la muerte es de la Justicia, que dilata los tiempos en beneficio de dos asesinos", remarcó a este medio, mientras define el día de la nueva manifestación. 

Y cerró: "Advertí que Diego me lo iba a matar y me ignoraron y hoy Renzo está muerto. Les digo que si me los dejan suelto, le van a hacer algo a mi hija y a mi nieta. ¿Cómo hago? Noelia trabaja, estudia, la nena va al jardín, van, vienen. ¿Las tengo que tener encerradas? ¿Voy a tener que vivir toda mi vida con miedo a estos dos asesinos?".

 

 

 

COMENTARIOS