El director de Control Urbano, sobre el UPD: "Es difícil controlar a los chicos"
0221
0221

El director de Control Urbano, sobre el UPD: “Es difícil controlar a los chicos”

El secretario de Convivencia y Control Ciudadano de la Municipalidad, Roberto Di Grazia, hizo una evaluación sobre los festejos de los alumnos que egresan este año de la secundaria. Dijo que a diferencia de otros años no se registraron ni desmanes ni peleas.

"Nosotros estuvimos muy presentes, este año no hubo incidentes como en otros años", dijo el titular de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano de la Municipalidad Roberto Di Grazia en referencia a los festejos de los alumnos de los colegios secundarios platenses en el primer día de clases. Como contó 0221.com.ar hubo denuncias por un perro muerto producto de la pirotecnia y otras mascotas que sufrieron los estruendos, como en navidad y año nuevo.

"Este año solamente hubo una persona a la que se le secuestró el vehículo por manejar alcoholizada", destacó el funcionario. "En términos generales no hubo incidentes", insistió en diálogo con FM Cielo. "Es difícil controlar el tema de la pirotecnia, mucha gente se quejó por eso. Cuando hay muchos chicos es muy difícil", se justifició, aunque remarcó que pese a esto pudieron montar un operativo especial para tener vigilada la situación.

"Hubo muchos padres que estuvieron presentes para controlar a los chicos y se notificó a todos los establecimientos una semana antes para que ellos también estén atentos", agregó. "Estuvimos clausurando algunos salones y bares por ruidos molestos; ahí hacen las previas los chicos. Para que no lleguen en un estado de ebriedad", puntualizó.

"Se hizo un trabajo y acá tenemos los resultados", expresó y volvió a repetir que "es muy dificil controlar a una masa de chicos. El lunes la plaza Moreno estaba repleta, el martes menos y ayer pocas escuelas". Para Di Grazia, "lo importante es empezar a involucrar a todos, a los padres y las instituciones".

 

 

Detrás de los festejos hay otra cara que va más allá de la celebración: una vecina de Villa Castells sufrió la muerte de su perra, producto de los petardos. Otros vecinos también suplicaron por sus mascotas que sufren los ruidos producidos por la pirotecnia y no pueden escapar.

"A Amelia la matamos entre todos", escribió en las redes la mujer luego de encontrar a su mascota atascada y sin vida entre las rejas de su casa por querer escapar de los estruendos. "Por el bien de la humanidad espero que no le pase nada, si no se pudre todo", expresó otra cuya perra sufrió hemorragias a causa del estrés que le provocaron los ruidos.

El secretario de Convivencia y Control Ciudadano de la Municipalidad, Roberto Di Grazia, hizo una evaluación sobre los festejos de los alumnos que egresan este año de la secundaria. Dijo que a diferencia de otros años no se registraron ni desmanes ni peleas.

14 de marzo de 2019

"Nosotros estuvimos muy presentes, este año no hubo incidentes como en otros años", dijo el titular de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano de la Municipalidad Roberto Di Grazia en referencia a los festejos de los alumnos de los colegios secundarios platenses en el primer día de clases. Como contó 0221.com.ar hubo denuncias por un perro muerto producto de la pirotecnia y otras mascotas que sufrieron los estruendos, como en navidad y año nuevo.

"Este año solamente hubo una persona a la que se le secuestró el vehículo por manejar alcoholizada", destacó el funcionario. "En términos generales no hubo incidentes", insistió en diálogo con FM Cielo. "Es difícil controlar el tema de la pirotecnia, mucha gente se quejó por eso. Cuando hay muchos chicos es muy difícil", se justifició, aunque remarcó que pese a esto pudieron montar un operativo especial para tener vigilada la situación.

"Hubo muchos padres que estuvieron presentes para controlar a los chicos y se notificó a todos los establecimientos una semana antes para que ellos también estén atentos", agregó. "Estuvimos clausurando algunos salones y bares por ruidos molestos; ahí hacen las previas los chicos. Para que no lleguen en un estado de ebriedad", puntualizó.

"Se hizo un trabajo y acá tenemos los resultados", expresó y volvió a repetir que "es muy dificil controlar a una masa de chicos. El lunes la plaza Moreno estaba repleta, el martes menos y ayer pocas escuelas". Para Di Grazia, "lo importante es empezar a involucrar a todos, a los padres y las instituciones".

 

 

Detrás de los festejos hay otra cara que va más allá de la celebración: una vecina de Villa Castells sufrió la muerte de su perra, producto de los petardos. Otros vecinos también suplicaron por sus mascotas que sufren los ruidos producidos por la pirotecnia y no pueden escapar.

"A Amelia la matamos entre todos", escribió en las redes la mujer luego de encontrar a su mascota atascada y sin vida entre las rejas de su casa por querer escapar de los estruendos. "Por el bien de la humanidad espero que no le pase nada, si no se pudre todo", expresó otra cuya perra sufrió hemorragias a causa del estrés que le provocaron los ruidos.

COMENTARIOS