0221
0221

ABSA deberá llevar sus planteos a la Corte Suprema de Nación por el agua mala de La Plata

La Municipalidad de La Plata presentó un recurso extraordinario federal contra el polémico fallo de la Suprema Corte bonaerense que anuló una sentencia en favor de usuarios de La Plata damnificados por ABSA.

La sentencia que la Suprema Corte bonaerense (SCBA) dictó en perjuicio de miles de platenses y que favoreció a la empresa ABSA no está firme y el conflicto sigue abierto. Fuentes oficiales confirmaron a 0221.com.ar que la Municipalidad de La Plata ya presentó un “recurso extraordinario federal” para que el conflicto de intereses sea resuelto en el ámbito de la máxima instancia judicial del país: la Corte Suprema.

Tal como este medio adelantó en exclusivo y a modo de primicia, el 6 de noviembre pasado, por mayoría, la SCBA, en un fallo polémico, afectó la seguridad jurídica de miles de familias de Gonnet y Villa Castells al tiempo que sentó un peligroso antecedente para todos los usuarios y consumidores de La Plata y de la provincia de Buenos Aires al determinar que los juzgados municipales no puede actuar en casos de reclamos ante empresas de servicios públicos (luz, agua, gas, etc) provinciales.

El expediente llegó a la Corte provincial porque la Fiscalía de Estado, a cargo del radical Hernán Gómez, planteó la nulidad de la resolución dictada por el juez de Defensa de Usuarios y Consumidores de La Plata, Dante Rusconi, que ordenó a la empresa suspender el cobro de la tarifa de agua hasta que se demuestre que es apta para consumo humano y la entrega de agua potable en bidones, que los usuarios deben retirar de las delegaciones municipales de las mencionadas localidades al norte del Gran La Plata.

En la polémica resolución hubo tres posturas distintas. La minoritaria fue la del presidente de la Corte, Eduardo Néstor De Lázzari, quien entendió que el juez municipal actuó dentro de sus facultades y confirmó la sentencia en todos sus términos, pero ninguno de los restantes ministros cortesanos lo acompañó.

Ante este revés judicial para los usuarios de La Plata, la comuna ya presentó el recurso de apelación legal en tiempo y forma por entender que lo resuelto por la cabeza del Poder Judicial provincia es “un claro perjuicio hacia los habitantes de nuestra localidad, especialmente hacia los vecinos de Gonett y Villa Castells”.

Fuentes municipales señalaron que “nos encontramos ante la vulneración de un derecho fundamental de la persona humana y la vida como lo es el derecho humano al agua. En las actuaciones administrativas previas realizadas por los usuarios afectados (vecinos de Gonett y Villa Castells) ante el OCABA y ante la Dirección de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de La Plata, se acreditó mediante estudios técnicos idóneos que el agua de red provista por ABSA a los usuarios residentes en la zona de incumbencia, presenta cloruros y solidos totales muy por encima de los valores totales tolerables y establecidos en la legislación vigente”.

Claramente el agua provista no reúne las condiciones mínimas e indispensables necesarias para satisfacer las necesidades humanas y muy por el contrario significa un serio riesgo para la salud y el medio ambiente.

Cabe aclarar que el referido juez Rusconi actuó en el pleno uso de sus facultades, las cuales se encuentran contempladas no solo en la ley de defensa del consumidor, sino también en el Código de Faltas Municipales y en el Código Provincial de Implementación de los Derechos de los Consumidores y Usuarios.

Cabe recordar que el directorio de la empresa ABSA fue imputado penalmente por el incumplimiento de la resolución dictada por el juez Rusconi, sin embargo esa causa fue archivada por la fiscal Cecilia Corfield. Tras esta novedad el abogado Marcelo Peña, en representación de vecinos de Villa Castells, pidió el desarchivo para que se siga investigando y llevará el caso a la justicia federal por presunto grave afectación a la salud pública.

Tampoco se debe perder de vista que hace pocas semanas vecinos de Villa Castells enviaron muestras del agua que sale de sus canillas a un laboratorio y el resultado encendió las luces de alarma ya que no sería apta para consumo, a contramano de relato oficial que establece la potabilidad plena del vital elemento.

Pese al revés judicial de la Corte bonaerense en este final de ciclo de la era Cambiemos todavía quedan caminos por recorrer. La preocupación de los vecinos afectados es las abultadas deudas que la empresa reclama mediante llamados telefónicos intimidatorios a cualquier hora del día y las punzantes cartas documentos en las que detallan supuestas deudas pero no explican cómo está conformado ese compromiso de pago (capital reclamado y tasa de interés aplicada) al tiempo que amenaza con acciones judiciales con remates de viviendas como promesa de castigo ante el desconocimiento de la liquidación realizada por ABSA sin control de nadie.

Mientras Aguas Bonaerenses SA solicita nuevos aumentos y el presidente de la firma asegura estar llevando a cabo uno de los más ambiciosos planes de infraestructura, los reclamos contra la empresa y el servicio que presta se acumulan unos tras otros.

El responsable efímero de la administración es Raffaele Sardella, una de las personas de máxima confianza del presidente Macri que desembarcó en el gabinete bonaerense de Vidal.

Los problemas en la zona norte de La Plata con el suministro de agua no son nuevos. Pese a ellos, en la última la audiencia pública realizada el 8 de enero pasado, la empresa anunció el aumento del 38% aprobado y firmado por Vidal, que entró en vigencia en marzo.

 

 

La Municipalidad de La Plata presentó un recurso extraordinario federal contra el polémico fallo de la Suprema Corte bonaerense que anuló una sentencia en favor de usuarios de La Plata damnificados por ABSA.

04 de diciembre de 2019

La sentencia que la Suprema Corte bonaerense (SCBA) dictó en perjuicio de miles de platenses y que favoreció a la empresa ABSA no está firme y el conflicto sigue abierto. Fuentes oficiales confirmaron a 0221.com.ar que la Municipalidad de La Plata ya presentó un “recurso extraordinario federal” para que el conflicto de intereses sea resuelto en el ámbito de la máxima instancia judicial del país: la Corte Suprema.

Tal como este medio adelantó en exclusivo y a modo de primicia, el 6 de noviembre pasado, por mayoría, la SCBA, en un fallo polémico, afectó la seguridad jurídica de miles de familias de Gonnet y Villa Castells al tiempo que sentó un peligroso antecedente para todos los usuarios y consumidores de La Plata y de la provincia de Buenos Aires al determinar que los juzgados municipales no puede actuar en casos de reclamos ante empresas de servicios públicos (luz, agua, gas, etc) provinciales.

El expediente llegó a la Corte provincial porque la Fiscalía de Estado, a cargo del radical Hernán Gómez, planteó la nulidad de la resolución dictada por el juez de Defensa de Usuarios y Consumidores de La Plata, Dante Rusconi, que ordenó a la empresa suspender el cobro de la tarifa de agua hasta que se demuestre que es apta para consumo humano y la entrega de agua potable en bidones, que los usuarios deben retirar de las delegaciones municipales de las mencionadas localidades al norte del Gran La Plata.

En la polémica resolución hubo tres posturas distintas. La minoritaria fue la del presidente de la Corte, Eduardo Néstor De Lázzari, quien entendió que el juez municipal actuó dentro de sus facultades y confirmó la sentencia en todos sus términos, pero ninguno de los restantes ministros cortesanos lo acompañó.

Ante este revés judicial para los usuarios de La Plata, la comuna ya presentó el recurso de apelación legal en tiempo y forma por entender que lo resuelto por la cabeza del Poder Judicial provincia es “un claro perjuicio hacia los habitantes de nuestra localidad, especialmente hacia los vecinos de Gonett y Villa Castells”.

Fuentes municipales señalaron que “nos encontramos ante la vulneración de un derecho fundamental de la persona humana y la vida como lo es el derecho humano al agua. En las actuaciones administrativas previas realizadas por los usuarios afectados (vecinos de Gonett y Villa Castells) ante el OCABA y ante la Dirección de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de La Plata, se acreditó mediante estudios técnicos idóneos que el agua de red provista por ABSA a los usuarios residentes en la zona de incumbencia, presenta cloruros y solidos totales muy por encima de los valores totales tolerables y establecidos en la legislación vigente”.

Claramente el agua provista no reúne las condiciones mínimas e indispensables necesarias para satisfacer las necesidades humanas y muy por el contrario significa un serio riesgo para la salud y el medio ambiente.

Cabe aclarar que el referido juez Rusconi actuó en el pleno uso de sus facultades, las cuales se encuentran contempladas no solo en la ley de defensa del consumidor, sino también en el Código de Faltas Municipales y en el Código Provincial de Implementación de los Derechos de los Consumidores y Usuarios.

Cabe recordar que el directorio de la empresa ABSA fue imputado penalmente por el incumplimiento de la resolución dictada por el juez Rusconi, sin embargo esa causa fue archivada por la fiscal Cecilia Corfield. Tras esta novedad el abogado Marcelo Peña, en representación de vecinos de Villa Castells, pidió el desarchivo para que se siga investigando y llevará el caso a la justicia federal por presunto grave afectación a la salud pública.

Tampoco se debe perder de vista que hace pocas semanas vecinos de Villa Castells enviaron muestras del agua que sale de sus canillas a un laboratorio y el resultado encendió las luces de alarma ya que no sería apta para consumo, a contramano de relato oficial que establece la potabilidad plena del vital elemento.

Pese al revés judicial de la Corte bonaerense en este final de ciclo de la era Cambiemos todavía quedan caminos por recorrer. La preocupación de los vecinos afectados es las abultadas deudas que la empresa reclama mediante llamados telefónicos intimidatorios a cualquier hora del día y las punzantes cartas documentos en las que detallan supuestas deudas pero no explican cómo está conformado ese compromiso de pago (capital reclamado y tasa de interés aplicada) al tiempo que amenaza con acciones judiciales con remates de viviendas como promesa de castigo ante el desconocimiento de la liquidación realizada por ABSA sin control de nadie.

Mientras Aguas Bonaerenses SA solicita nuevos aumentos y el presidente de la firma asegura estar llevando a cabo uno de los más ambiciosos planes de infraestructura, los reclamos contra la empresa y el servicio que presta se acumulan unos tras otros.

El responsable efímero de la administración es Raffaele Sardella, una de las personas de máxima confianza del presidente Macri que desembarcó en el gabinete bonaerense de Vidal.

Los problemas en la zona norte de La Plata con el suministro de agua no son nuevos. Pese a ellos, en la última la audiencia pública realizada el 8 de enero pasado, la empresa anunció el aumento del 38% aprobado y firmado por Vidal, que entró en vigencia en marzo.

 

 

COMENTARIOS

La Municipalidad de La Plata presentó un recurso extraordinario federal contra el polémico fallo de la Suprema Corte bonaerense que anuló una sentencia en favor de usuarios de La Plata damnificados por ABSA.