0221
0221

ABSA drenó un caño e inundó varias calles de Gonnet y Villa Castells

Los vecinos de estos barrios sufrieron las consecuencias del drenaje de una tubería que. en un principio, asociaron a lo que se creía como una fuga en el Acueducto Norte. Con varias calles llenas de agua, la empresa aseguró que la pérdida se debió a los trabajos de recambio de tuberías que se llevan a cabo en la zona.

Los vecinos de Gonnet y Villa Castells volvieron a estallar de bronca por una nueva fuga de agua. Aunque los vecinos enseguida apuntaron contra las obras en el Acueducto Norte, que durante el último año se rompió una veintena de veces, fuentes de la prestataria revelaron que la fuga se debió a "un drenaje realizado sobre el extremo de una cañería en calle Lacroze y 15 bis, la cual quedó fuera de servicio tras ser reemplazada por nuevas tuberías que corren, en este caso, desde calle 496 a 489 por 15 bis".


"El agua no para de salir como en una surgiente, se inundaron cuadras y cuadras y por estas horas, habiendo pasado ya un día sigue sin resolverse de manera completa. Es tremendo que se pierdan miles de litros de agua, mientras en varios barrios de la ciudad les hace falta porque no tienen o les sale casi sin presión", reprocharon los vecinos de Gonnet en un comunicado en el que buscaban visibilizar una vez más esta situación. En ABSA, sin embargo, aclararon sostuvieron que "las nuevas cañerías reemplazan a otras antiguas de hierro fundido, de la época fundacional, y su recambio forma parte de un plan integral de mantenimiento y optimización".

Los problemas en la zona norte de La Plata con el suministro de agua no son nuevos. A pesar de los problemas en el servicio, en la última la audiencia pública realizada el 8 de enero pasado, la empresa anunció el aumento del 38% aprobado y firmado por la gobernadora María Eugenia Vidal, que entró en vigencia en marzo. El acueducto presentó serios problemas mientras se lo intentaba poner en funcionamiento y por eso los vecinos volvieron a apuntar contra la firma.

En ese marco, un dato no menor es que la medida cautelar judicial que obligaba al Gobierno provincial, como titular de ABSA, a repartir a los vecinos agua potable en bidones nunca fue levantada. Al día de hoy continúan repartiéndolos, lo que inquieta a los vecinos de la zona que enseguida aclaran que si el agua fuera potable, como afirman las autoridades de la empresa, esa medida ya debería haber sido levantada.

Mientras tanto los vecinos continúan pagando por "servicio de agua potable" facturas mensuales que promedian los $ 1.500 y mes a mes sufren este tipo de problemas.

Los vecinos de estos barrios sufrieron las consecuencias del drenaje de una tubería que. en un principio, asociaron a lo que se creía como una fuga en el Acueducto Norte. Con varias calles llenas de agua, la empresa aseguró que la pérdida se debió a los trabajos de recambio de tuberías que se llevan a cabo en la zona.

12 de septiembre de 2019

Los vecinos de Gonnet y Villa Castells volvieron a estallar de bronca por una nueva fuga de agua. Aunque los vecinos enseguida apuntaron contra las obras en el Acueducto Norte, que durante el último año se rompió una veintena de veces, fuentes de la prestataria revelaron que la fuga se debió a "un drenaje realizado sobre el extremo de una cañería en calle Lacroze y 15 bis, la cual quedó fuera de servicio tras ser reemplazada por nuevas tuberías que corren, en este caso, desde calle 496 a 489 por 15 bis".


"El agua no para de salir como en una surgiente, se inundaron cuadras y cuadras y por estas horas, habiendo pasado ya un día sigue sin resolverse de manera completa. Es tremendo que se pierdan miles de litros de agua, mientras en varios barrios de la ciudad les hace falta porque no tienen o les sale casi sin presión", reprocharon los vecinos de Gonnet en un comunicado en el que buscaban visibilizar una vez más esta situación. En ABSA, sin embargo, aclararon sostuvieron que "las nuevas cañerías reemplazan a otras antiguas de hierro fundido, de la época fundacional, y su recambio forma parte de un plan integral de mantenimiento y optimización".

Los problemas en la zona norte de La Plata con el suministro de agua no son nuevos. A pesar de los problemas en el servicio, en la última la audiencia pública realizada el 8 de enero pasado, la empresa anunció el aumento del 38% aprobado y firmado por la gobernadora María Eugenia Vidal, que entró en vigencia en marzo. El acueducto presentó serios problemas mientras se lo intentaba poner en funcionamiento y por eso los vecinos volvieron a apuntar contra la firma.

En ese marco, un dato no menor es que la medida cautelar judicial que obligaba al Gobierno provincial, como titular de ABSA, a repartir a los vecinos agua potable en bidones nunca fue levantada. Al día de hoy continúan repartiéndolos, lo que inquieta a los vecinos de la zona que enseguida aclaran que si el agua fuera potable, como afirman las autoridades de la empresa, esa medida ya debería haber sido levantada.

Mientras tanto los vecinos continúan pagando por "servicio de agua potable" facturas mensuales que promedian los $ 1.500 y mes a mes sufren este tipo de problemas.

COMENTARIOS

Los vecinos de estos barrios sufrieron las consecuencias del drenaje de una tubería que. en un principio, asociaron a lo que se creía como una fuga en el Acueducto Norte. Con varias calles llenas de agua, la empresa aseguró que la pérdida se debió a los trabajos de recambio de tuberías que se llevan a cabo en la zona.