Declaró la fiscal de La Plata que fue espiada ilegalmente por el ministerio de Seguridad | 0221
0221
0221

Declaró la fiscal de La Plata que fue espiada ilegalmente por el ministerio de Seguridad

Silvina Langone reclamó que se clarifique la situación descubierta por la denuncia de un comisario. En su exposición aseguró que su familia presuntamente espiada están a disposición de la justicia ya que no tienen nada que ocultar.

La fiscal de juicio de La Plata que fue espiada ilegalmente se presentó a declarar ante su par que investiga la denuncia de la Asociación de Magistrados de La Plata, tal como anticipó 0221.com.ar. Silvina Langone pidió que se determine oficialmente por qué fue investigada de manera irregular tanto ella como su familia, confirmaron fuentes judiciales consultadas por este medio.

La causa se abrió luego de la denuncia penal presentada por la Asociación de Magistrados de La Plata con la firma de su titular saliente, el juez de Casación y ex fiscal platense, Víctor Violini.

En su declaración ante el fiscal Marcelo Romero, la funcionaria judicial sostuvo que no conoce al titular de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra, sobre quien pesan sospechas de haber participado en la maniobra de espionaje ilegal.

Langone en una de las más destacadas fiscales de La Plata. Tiene una larga e intachable carrera judicial y actuó en casos resonantes con condenas severas como la perpetua para los acusados por el crimen del médico Francisco Guerrero. En su más reciente expediente mediático logró la condena a los protagonistas de la triple fuga del penal de máxima seguridad de la localidad de General Alvear (diciembre de 2015) que generó las primeras de las turbulencias políticas y sociales de Cambiemos tanto en provincia de Buenos Aires como en el ámbito nacional.

En otro tramo de su declaración, la funcionaria judicial dijo taxativamente: “Quiero que se esclarezca y determine por qué fui investigada en forma irregular". En relación al espionaje sobre su familia sostuvo que su marido y su hijo “están a disposición por si es necesario que declaren".

Los primeros indicios aparecieron luego del allanamiento a la sede de Asuntos Internos realizado por la fiscal Cecilia Corfield quien secuestró documentación física y digitalizada. De un primer análisis de esas evidencias surgieron indicios de espionaje sobre funcionarios judiciales de La Plata, entre ellos, la fiscal Langone y su su esposo, el abogado Tulio Marchetto, quien se desempeña como defensor ciudadano adjunto en La Plata.

Las primeras medidas de pruebas realizadas en la investigación del fiscal Romero indican que su par Langone no tiene ni tuvo sanciones disciplinarias por su labor como magistrada como tampoco ninguna denuncia penal sobre su persona.

Este primer dato objetivo que ya forma parte del expediente promete complicar la situación procesal de los futuros imputados o procesados, ya que la funcionaria espiada no contaba (ni cuenta) con alguna conducta reprochable desde el punto de vista judicial. En la mira de los investigadores aparecen funcionarios de Asuntos Internos, repartición encargada de analizar las denuncias sobre policías por presunto mal desempeño. Su titular es Guillermo Berra quien fue denunciado por espionaje ilegal por un ex integrante de la cúpula policial bonaerense, el comisario Néstor Omar Martín.

No es la primera vez que se detectan síntomas de espionaje ilegal en el gobierno de la provincia de Buenos Aires. Ya ocurrió durante la gobernación de Eduardo Duhalde. El entonces fiscal Carlos Argüero allanó en La Plata el estudio jurídico del ex comisario Luis Vicat y descubrió elementos probatorios de espionaje y escuchas ilegales en perjuicio de varios magistrados del fuero federal y penal local, entre otros. Pero esa causa fue declarada nula. El Colegio de Abogados de La Plata no había sido notificado con anterioridad del allanamiento realizado en la oficina que el acusado tenía en calle 43 al 1681 de La Plata.

Declaró la fiscal de La Plata que fue espiada ilegalmente por el ministerio de Seguridad
Gravedad institucional

Declaró la fiscal de La Plata que fue espiada ilegalmente por el ministerio de Seguridad

Silvina Langone reclamó que se clarifique la situación descubierta por la denuncia de un comisario. En su exposición aseguró que su familia presuntamente espiada están a disposición de la justicia ya que no tienen nada que ocultar.

07 de noviembre de 2019

La fiscal de juicio de La Plata que fue espiada ilegalmente se presentó a declarar ante su par que investiga la denuncia de la Asociación de Magistrados de La Plata, tal como anticipó 0221.com.ar. Silvina Langone pidió que se determine oficialmente por qué fue investigada de manera irregular tanto ella como su familia, confirmaron fuentes judiciales consultadas por este medio.

La causa se abrió luego de la denuncia penal presentada por la Asociación de Magistrados de La Plata con la firma de su titular saliente, el juez de Casación y ex fiscal platense, Víctor Violini.

En su declaración ante el fiscal Marcelo Romero, la funcionaria judicial sostuvo que no conoce al titular de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad bonaerense, Guillermo Berra, sobre quien pesan sospechas de haber participado en la maniobra de espionaje ilegal.

Langone en una de las más destacadas fiscales de La Plata. Tiene una larga e intachable carrera judicial y actuó en casos resonantes con condenas severas como la perpetua para los acusados por el crimen del médico Francisco Guerrero. En su más reciente expediente mediático logró la condena a los protagonistas de la triple fuga del penal de máxima seguridad de la localidad de General Alvear (diciembre de 2015) que generó las primeras de las turbulencias políticas y sociales de Cambiemos tanto en provincia de Buenos Aires como en el ámbito nacional.

En otro tramo de su declaración, la funcionaria judicial dijo taxativamente: “Quiero que se esclarezca y determine por qué fui investigada en forma irregular". En relación al espionaje sobre su familia sostuvo que su marido y su hijo “están a disposición por si es necesario que declaren".

Los primeros indicios aparecieron luego del allanamiento a la sede de Asuntos Internos realizado por la fiscal Cecilia Corfield quien secuestró documentación física y digitalizada. De un primer análisis de esas evidencias surgieron indicios de espionaje sobre funcionarios judiciales de La Plata, entre ellos, la fiscal Langone y su su esposo, el abogado Tulio Marchetto, quien se desempeña como defensor ciudadano adjunto en La Plata.

Las primeras medidas de pruebas realizadas en la investigación del fiscal Romero indican que su par Langone no tiene ni tuvo sanciones disciplinarias por su labor como magistrada como tampoco ninguna denuncia penal sobre su persona.

Este primer dato objetivo que ya forma parte del expediente promete complicar la situación procesal de los futuros imputados o procesados, ya que la funcionaria espiada no contaba (ni cuenta) con alguna conducta reprochable desde el punto de vista judicial. En la mira de los investigadores aparecen funcionarios de Asuntos Internos, repartición encargada de analizar las denuncias sobre policías por presunto mal desempeño. Su titular es Guillermo Berra quien fue denunciado por espionaje ilegal por un ex integrante de la cúpula policial bonaerense, el comisario Néstor Omar Martín.

No es la primera vez que se detectan síntomas de espionaje ilegal en el gobierno de la provincia de Buenos Aires. Ya ocurrió durante la gobernación de Eduardo Duhalde. El entonces fiscal Carlos Argüero allanó en La Plata el estudio jurídico del ex comisario Luis Vicat y descubrió elementos probatorios de espionaje y escuchas ilegales en perjuicio de varios magistrados del fuero federal y penal local, entre otros. Pero esa causa fue declarada nula. El Colegio de Abogados de La Plata no había sido notificado con anterioridad del allanamiento realizado en la oficina que el acusado tenía en calle 43 al 1681 de La Plata.

COMENTARIOS

Silvina Langone reclamó que se clarifique la situación descubierta por la denuncia de un comisario. En su exposición aseguró que su familia presuntamente espiada están a disposición de la justicia ya que no tienen nada que ocultar.