lunes 26 de febrero de 2024

Padres de La Plata y la región se movilizan por las amenazas de bomba

Cansados de la situación que atraviesa la región ante la imparable ola de llamados, decenas de padres de La Plata y Berisso organizan dos importantes movilizaciones para este jueves y viernes. La primera comenzó a las 8 en la Escuela Primaria N° 5 de la vecina localidad, mientras que la segunda será este viernes a las 13 en la exEscuela Normal 3.

--:--

La ola de amenazas se ha vuelto insostenible. Escuelas como el colegio Normal 1 ya llevan más de un mes sin clases y a estos casos se suman otros muchos como los de las Escuela Primaria N° 5 de Berisso y el Colegio Normal N° 3 de La Plata. Hartos de realizar denuncias y no obtener respuestas, los padres de ambas instituciones saldrán a las calles a reclamar por la situación que les toca vivir.

Este jueves, desde las 8, los papás de los alumnos de la Primara N° 5 ubicada en el cruce de la avenida Montevideo y Palo Blanco, se reunieron en la puerta de la institución para reclamar soluciones a las autoridades locales y provinciales. "Todos los días entre cinco y ocho escuelas tienen que suspender las clases por este motivo", señaló Shalom, una de las mamás de esa escuela, a 0221.com.ar.

Lee además

"Marchamos porque nuestros hijos están perdiendo su educación", agregó indignada la mujer que sufre en carne propia la falta de una política pública eficaz para erradicar de una vez por todas el problema de los llamados. Es que desde el inicio del ciclo lectivo, pero en particular desde el retorno de las clases tras el receso invernal, miles de chicos en la ciudad y la región han perdido decenas de días de clase que nadie sabe cómo podrán recuperar.

En La Plata la realidad es muy similar a la que se vive en Berisso. "Todos los días de la última semana hubo amenazas de bomba", contó a 0221.com.ar Ivana, una de las mamás de la exEscuela Media N° 3. En esa línea sostuvo que "parece una tomada de pelo, pero constantemente hay que retirar a los chicos porque hubo un llamado".

Cansados, los padres decidieron hablar con las autoridades del colegio pero, lejos de darles una respuesta, les pidieron juntar las firmas de 300 papás para elevar sus inquietudes a la Provincia. Indignados por la contestación, ahora preparan una movilización y corte de calle en la puerta de la escuela, para dar cuenta de su reclamo.

La realidad es trasversal a las escuelas platenses. Todos los días un gran números de instituciones son víctimas de este flagelo que, como si fuera poco, le causa millonarios gastos al Gobierno provincial que debe poner en funcionamiento costosos operativos para descartar la presencia de materiales explosivos. Mientras tanto, los ministros de Seguridad, Cristian Ritondo; y de Educación, Gabriel Sánchez Zinny; mantienen un silencio de radio y no toman cartas en el asunto para encontrar una solución a tan preocupante problema.

EL MAPA DE LAS AMENAZAS DE BOMBA

 

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar