Hartos de las amenazas de bomba, padres y alumnos del Normal 1 marchan en La Plata
0221
0221

Hartos de las amenazas de bomba, padres y alumnos del Normal 1 marchan en La Plata

Este mediodía harán un abrazo simbólico y luego se movilizarán a la Dirección General de Cultura y Educación. Exigen solución a la problemática que tiene a maltraer a la comunidad educativa del colegio de 51, 14 y 15. "El Estado es responsable de garantizar la continuidad pedagógica de niños y adolescentes", manifestaron. 

La comunidad educativa vive horas críticas. Además de las amenazas de bomba, se le suma la pérdida de clases, el temor de los alumnos y las complicaciones que sufren los padres cada vez que deben interrumpir sus jornadas laborales para buscar a sus hijos. Esto genera que varias familias analicen la posibilidad de cambiar de escuela para poder tener clases con normalidad y no estar expuestos en la calle, por cada vez que se tienen que trasladar al Centro Cultural Islas Malvinas.

Como viene informando 0221.com.ar, el establecimiento de 51 entre 14 y 15 ya recibió casi 50 llamados intimidatorios. "Exigimos la inmediata solución", dice un flyer que la comunidad educativa viralizó por las redes sociales con la convocatoria para este jueves. 

AMENAZAS DE BOMBA EN LAS ESCUELA DE LA REGIÓN 

 

Es así que desde las 12 concentran en Plaza Moreno, donde harán un abrazo simbólico, y a partir de las 13 se movilizarán a la Dirección General de Cultura y Educación de 13 y 56, donde una vez más pedirán un freno a la problemática. 

"El Estado es responsable de garantizar la continuidad pedagógica de niños y adolescentes", agregaron, apuntando especialmente al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo y al titular de la cartera educativa, Gabriel Sánchez Zinny. 

Al mismo tiempo, sostuvieron que por esta problemática no soportarán "ningún intento de criminalización de los jóvenes" y dirán "no a la policía en los colegios". Cabe mencionar que los estudiantes aseguraron que en una de las últimas falsas amenazas no evacuaron la institución y los efectivos realizaron la búsqueda de explosivos con los chicos en las aulas. 

Otro detalle no menor es que en la manifestación anterior se llegó al colmo. Mientras se movilizaban por el centro, la escuela recibió no uno sino dos advertencias telefónicas. 

Este mediodía harán un abrazo simbólico y luego se movilizarán a la Dirección General de Cultura y Educación. Exigen solución a la problemática que tiene a maltraer a la comunidad educativa del colegio de 51, 14 y 15. "El Estado es responsable de garantizar la continuidad pedagógica de niños y adolescentes", manifestaron. 

11 de octubre de 2018

La comunidad educativa vive horas críticas. Además de las amenazas de bomba, se le suma la pérdida de clases, el temor de los alumnos y las complicaciones que sufren los padres cada vez que deben interrumpir sus jornadas laborales para buscar a sus hijos. Esto genera que varias familias analicen la posibilidad de cambiar de escuela para poder tener clases con normalidad y no estar expuestos en la calle, por cada vez que se tienen que trasladar al Centro Cultural Islas Malvinas.

Como viene informando 0221.com.ar, el establecimiento de 51 entre 14 y 15 ya recibió casi 50 llamados intimidatorios. "Exigimos la inmediata solución", dice un flyer que la comunidad educativa viralizó por las redes sociales con la convocatoria para este jueves. 

AMENAZAS DE BOMBA EN LAS ESCUELA DE LA REGIÓN 

 

Es así que desde las 12 concentran en Plaza Moreno, donde harán un abrazo simbólico, y a partir de las 13 se movilizarán a la Dirección General de Cultura y Educación de 13 y 56, donde una vez más pedirán un freno a la problemática. 

"El Estado es responsable de garantizar la continuidad pedagógica de niños y adolescentes", agregaron, apuntando especialmente al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo y al titular de la cartera educativa, Gabriel Sánchez Zinny. 

Al mismo tiempo, sostuvieron que por esta problemática no soportarán "ningún intento de criminalización de los jóvenes" y dirán "no a la policía en los colegios". Cabe mencionar que los estudiantes aseguraron que en una de las últimas falsas amenazas no evacuaron la institución y los efectivos realizaron la búsqueda de explosivos con los chicos en las aulas. 

Otro detalle no menor es que en la manifestación anterior se llegó al colmo. Mientras se movilizaban por el centro, la escuela recibió no uno sino dos advertencias telefónicas. 

COMENTARIOS