lunes 19 de febrero de 2024

Suspendieron en el trabajo al fanático de Gimnasia que fue estafado en La Plata y aun así llegó a Rosario

La historia de Gianfranco se volvió viral el viernes, en la previa de la gran definición, y en las últimas horas sumó un nuevo capítulo.

--:--

La historia de Gianfranco Duarte se viralizó en la tarde del último viernes, cuando un grupo de fanáticos se apiadó de él, le hizo un lugar en su auto y lo trasladó hasta Rosario para vivir el infartante desempate por el descenso, pese a haber sido estafado y quedar varado en la subida de la Autopista La Plata-Buenos Aires. El joven fanático de Gimnasia había contratado un servicio para viajar hasta Santa Fe, pero el micro prometido nunca salió y, como muchos otros, se habría quedado sin poder viajar si no hubiera sido por Maxi y Braian que no dudaron en darle una mano.

Su caso conmovió a todos en las redes sociales, pero su historia sumó un amargo capítulo apenas terminado el partido en el que el Lobo se aseguró la permanencia en Primera: el encargado de su trabajo vio en las redes sociales de 0221.com.ar una foto suya mientras aguardaba en la rotonda de 120 y 32 pese a que no tenía permiso para faltar a su trabajo y no dudó en sancionarlo.

Lee además

"El lunes suspendido", le escribió su jefe por WhatsApp compartiéndole una captura en el que se podía ver la nota publicada por este medio en la que hablaba de la caravana tripera que salió de la ciudad para alentar al Tripero en la cancha de Newell's. En la portada de esa publicación aparecía nada más y nada menos que un Gianfranco feliz e ilusionado con la posible victoria albiazul.

Gianfranco Duarte.jpg
La captura del WhatsApp de Gianfranco y su encargado, el viernes del partido.

La captura del WhatsApp de Gianfranco y su encargado, el viernes del partido.

Aunque el mensaje había sido enviado pocos minutos antes de las 15, no fue sino hasta ya consumada la definición y la permanencia de Gimnasia en Primera que el joven vio el mensaje. "Después que terminó el partido, un deshago emocional enorme, me pasó Internet un amigo y me llegó ese mensaje de mi encargado", contó el fanático a 0221.com.ar, ya de nuevo en La Plata y desde la comodidad de su hogar. Pese a la sanción, sin embargo, destacó que no se arrepiente de haberlo hecho. "Me dije 'la puta madre, bueno ya fue, valió la pena cada segundo'. Un día de suspensión no es nada", relató al respecto. En el mensaje puede verse Gianfranco, incluso, le envió a su capataz en la obra civil de Berisso donde trabaja una foto suya besando el escudo del conjunto mens sana.

"Las cosas que uno hace por amor", agregó entre risas y añadió: "Yo por Gimnasia mato y muero, y si tengo que perder el laburo… bueno, hoy estaría actualizando mi CV para el lunes ir a llevarlo a todos lados".

WhatsApp Image 2023-12-02 at 13.27.33.jpeg
Duarte se ríe de lo sucedido y hasta creó un meme con las repercusiones que tuvo su caso en los medios de la ciudad.

Duarte se ríe de lo sucedido y hasta creó un meme con las repercusiones que tuvo su caso en los medios de la ciudad.

El joven también le manifestó a este medio su frustración y es que el diluvio que azotó a la ciudad en la mañana del último viernes hizo que la jornada laboral que él debía cumplir ese día se viera suspendida alrededor de las 11. En cualquier caso, ahora, deberá cumplir con la sanción antes de reintegrarse a su puesto el martes próximo.

DE LA ESTAFA AL MILAGRO

Así como muchos otros, Duarte fue uno de los tantos hinchas de Gimnasia estafados por algunos vivos que se aprovecharon de la ilusión de los fanáticos triperos y quedaron a la deriva en la mañana del viernes, engañados por gente que nunca cumplió con lo pautado para el traslado a Rosario.

Gianfranco tenía el pasaje comprado, pero como no obtenía respuesta de la empresa pidió el reintegro en la noche del jueves y si haber obtenido respuesta alguna se dirigió a rotonda en la mañana del viernes, con toda la incertidumbre encima. Él y otro grupo de fanáticos albiazules le habían pagado el pack a una mujer de Villa Elvira que, sin previo aviso, dejó de responderles.

En medio de aquella situación, el joven se sacó una foto y la publicó en la red social X pidiendo ayuda para llegar hasta Santa Fe, sin prever lo que podía pasar.

Embed

Momentos después de aquel ocurrente mensaje en el que prometía algo de dinero, bizcochitos y hasta pizza a la parrilla, otros dos hinchas del Lobo llegaron en su ayuda. "Cayeron del cielo a remolcar mi pobre alma. Gracias eternas", escribió Duarte compartiendo una foto suya junto a Maxi y Braian antes de partir rumbo la gran definición, casi como completando la historia que ya se había viralizado en las redes sociales.

Embed

"Anoche no pegué un ojo. Tema entrada y viaje era una incógnita, así que le pedí durante toda la noche el reembolso ($14.000), amablemente. Compré la entrada por Deportick y fui a probar suerte a la rotonda de 32, que fue donde tiré el tuit, y aparecieron estos capos que remolcaron mi humilde esqueleto hasta Rosario", relató a 0221.com.ar el mismo viernes. "Aguante Gimnasia loco, somos una familia", cerró entonces el protagonista de una de las tantas historias que recordarán los hinchas triperos de este día memorable.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar