viernes 09 de febrero de 2024

"El caro precio de quedarse en Primera": echaron de su trabajo al hincha de Gimnasia que viajó a Rosario para ver el desempate

El joven tripero trabajaba en una obra civil en Berisso, de donde se ausentó el día del partido de Gimnasia. Finalmente, fue despedido.

--:--

Es que, según relató a este medio el joven tripero oriundo de Berisso, el encargado de su trabajo vio en las redes sociales de 0221.com.ar una foto suya mientras aguardaba en la rotonda de 120 y 32, en la subida a laAutopista La Plata-Buenos Aires, pese a que no tenía permiso para faltar a su trabajo y no dudó en sancionarlo. Sin embargo, esta sanción mutó a despido luego de que el caso tenga una gran repercusión en redes sociales.

Lee además

"¿Algún alma caritativa que me de laburo? PD: peor es irse a la B", escribió en una una publicación en su perfil personal de X (exTwitter), acompañado de una captura del chat en el que su jefe le informa lo siguiente: "Gian, tengo que informarte que ya no formás parte de la empresa. Abrazo".

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FRastonee_%2Fstatus%2F1731781520329781660&partner=&hide_thread=false

En diálogo con 0221.com.ar, Gianfranco contó que luego de ese crudo mensaje de despido, dispuso a consultar los motivos, a lo que le respondieron que "se trata de un recorte de personal" y que no era el único al que echaban de la empresa aunque, casualmente, ocurrió a días del episodio que le valió una dura sanción. Según contó, a la obra civil había ingresado a trabajar en el mes de marzo de este 2023 en la sección de plomería.

"El caro precio de quedarse en Primera", expresó bromeando sobre la situación y recordando la permanencia del Lobo de Leonardo Madelón en la máxima categoría. Al mismo tiempo, agradeció los mensajes de apoyo en redes y comentó que ya le enviaron ofertas de trabajo para enviar su CV mientras se encuentra a la espera de hallar un nuevo empleo.

DE LA ESTAFA AL MILAGRO, LA HISTORIA DE GIANFRANCO

Así como muchos otros, Duarte fue uno de los tantos hinchas de Gimnasia estafados por algunos vivos que se aprovecharon de la ilusión de los fanáticos triperos y quedaron a la deriva en la mañana del viernes, engañados por gente que nunca cumplió con lo pautado para el traslado a Rosario.

Gianfranco tenía el pasaje comprado, pero como no obtenía respuesta de la empresa pidió el reintegro en la noche del jueves y si haber obtenido respuesta alguna se dirigió a rotonda en la mañana del viernes, con toda la incertidumbre encima. Él y otro grupo de fanáticos albiazules le habían pagado el pack a una mujer de Villa Elvira que, sin previo aviso, dejó de responderles.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FRastonee_%2Fstatus%2F1730516745524249082%3Fref_src%3Dtwsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1730516745524249082%7Ctwgr%5E866a1d73f939c3cf1f30093a40202e2625c0841d%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.0221.com.ar%2Fgimnasia%2Fsuspendieron-el-trabajo-al-fanatico-gimnasia-que-fue-estafado-la-plata-y-aun-asi-llego-rosario-n84264&partner=&hide_thread=false

En medio de aquella situación, el joven se sacó una foto y la publicó en la red social X pidiendo ayuda para llegar hasta Santa Fe, sin prever lo que podía pasar.

Momentos después de aquel ocurrente mensaje en el que prometía algo de dinero, bizcochitos y hasta pizza a la parrilla, otros dos hinchas del Lobo llegaron en su ayuda. "Cayeron del cielo a remolcar mi pobre alma. Gracias eternas", escribió Duarte compartiendo una foto suya junto a Maxi y Braian antes de partir rumbo la gran definición, casi como completando la historia que ya se había viralizado en las redes sociales.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FRastonee_%2Fstatus%2F1730594955079430287%3Fref_src%3Dtwsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1730594955079430287%7Ctwgr%5E866a1d73f939c3cf1f30093a40202e2625c0841d%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.0221.com.ar%2Fgimnasia%2Fsuspendieron-el-trabajo-al-fanatico-gimnasia-que-fue-estafado-la-plata-y-aun-asi-llego-rosario-n84264&partner=&hide_thread=false

"Anoche no pegué un ojo. Tema entrada y viaje era una incógnita, así que le pedí durante toda la noche el reembolso ($14.000), amablemente. Compré la entrada por Deportick y fui a probar suerte a la rotonda de 32, que fue donde tiré el tuit, y aparecieron estos capos que remolcaron mi humilde esqueleto hasta Rosario", relató a 0221.com.ar el mismo viernes. "Aguante Gimnasia loco, somos una familia", cerró entonces el protagonista de una de las tantas historias que recordarán los hinchas triperos de este día memorable.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar