miércoles 29 de mayo de 2024

"Temí que me siguiera": alarma por un nuevo ataque sexual en la zona Norte de La Plata

Varias vecinas de Gorina aseguran que el implicado actúa siempre de la misma forma. "Anda por todos lados y toda hora", manifestó la víctima.

--:--

"Tengo un asco, una impotencia". La que habla es una vecina que fue víctima del acosador sexual de Gorina y decidió contarlo en sus redes sociales para alertar a otras mujeres.

"Fui al chino a comprar y aparece el Rolo. Cuando salgo, veo que él iba medio conmigo a la par, él iba un poco más adelante pero no me hablaba, y yo ya venía con un poco de miedo porque iba conmigo en mi dirección, pero luego dobla y yo sigo mi camino de largo, ahí fue cuando dije 'qué alivio'", contó la joven en el grupo de Facebook "Vecinos de Joaquín Gorina".

Lee además

Siguiendo con el relato, la víctima señaló que el sujeto gritó "ey" y agregó: "Me doy vuelta y estaba con su miembro afuera, mostrándomelo y tocándose. La verdad, un asco. Lo estaba por bardear de la impotencia que me generó, pero temí que luego me siguiera, así que solo procedí a seguir mi camino. Pero quedé helada, y lo peor de todo es que anda por todos lados y a todas horas". "Asco, asco, asco", cierra el posteo.

La publicación fue compartida en varias oportunidades para alertar a las vecinas de la zona. A su vez, en los comentarios, se podía leer que otras chicas también sufrieron este tipo de episodios y apuntaron contra este sujeto llamado Rolo.

Tal como informó días atrás 0221.com.ar, una joven de 28 años denunció ante la comisaría Décima haber sido víctima del implicado en numerosas ocasiones. Su historial se inició en febrero de este año cuando, al regresar alrededor de las 21 a su casa, se topó con él en 485 entre 132 y 133. "Se trata de una persona que vive en el barrio y siempre está en la calle empujando un carrito de cartonero", explicó en el documento.

Según contó, esa noche fue perseguida por el hombre y alcanzada en la esquina de 485 y 134. Afortunadamente, un auto pasó en ese momento y el agresor la soltó, por lo que pudo volver a su vivienda en compañía de sus vecinos.

Un mes después, en esa misma zona, el implicado la empezó a seguir y luego a correr, hasta que la alcanzó, la tomó de los brazos y trató de abrazarla. Nuevamente, unas motos que pasaban por el lugar vieron la secuencia y, al escuchar los gritos de ayuda de la víctima, la asistieron.

En su denuncia, la chica mencionó que el hombre siempre merodea por el barrio y que cada vez que la ve, la abraza e intenta tocar sus partes íntimas. Además, teme por su integridad física -ya que indicó que también fue amenazada por familiares del sospechoso-, por lo que va a solicitar una medida cautelar de acercamiento y cese de hostigamiento en la Justicia.

Además, relató que otras personas han denunciado a través de las redes haber vivido situaciones similares con el implicado. Sin embargo, aún no han recibido respuestas por parte de las autoridades, temiendo por nuevos episodios.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar