viernes 16 de febrero de 2024

Confesión, coartada y pedido de perdón: habló el presunto asesino de Abril Bogado

Finalizó la etapa de prueba del juicio oral. La última evidencia fue el llamado de la mamá al 911, un desgarrador audio para pedir ayuda por su hija de 11 años.

--:--

Un audio desgarrador de la mamá de la nena asesinada, la declaración y pedido de perdón del acusado y el testimonio de peritos de Gendarmería que analizaron el arma homicida fueron tras tres páginas salientes de la última audiencia de producción de prueba del segundo juicio oral por el crimen de Abril Bogado, la nena de 11 años que fue ejecutada de un disparo en la cabeza en el marco de un asalto ocurrido en Ringuelet. La pequeña fue atacada cuando volvía a su casa junto a su familia luego de una fiesta familiar y por ese hecho un menor fue condenado a 20 años de prisión. En este nuevo proceso es juzgado José Edgardo Echagaray, alias "Pepito", un peligroso delincuente con antecedentes penales que había salido de prisión poco tiempo antes de homicidio.

En la audiencia desarrollada el pasado miércoles en la sede del fuero Penal de La Plata los primeros en declarar fueron los peritos de Gendarmería Nacional, quienes certificaron que la vaina que se le encontró a Etchegaray fue percatada por el arma que también se secuestró. Se trata de un revólver 38 SPL, es decir, que tiene un poder de mayor letalidad. Además, recordaron que el arma estaba cargada con todos los cartuchos posibles e indicaron que tenía un "tope" que hacía que no se pudiera disparar sola, sino que había que apretar el gatillo.

Lee además

Luego fue el turno de la declaración del acusado. Pidió perdón a la familia, dijo que al momento del hecho estaba drogado y que se le escapó el tiro, aunque también reconoció que llevaba guantes "para no dejar huellas" y que la vaina la sacó y la guardó en su bolsillo. Tras el hecho confesó que le dio el arma a alguien que se la recargó.

Los alegatos, finalmente, se realizarán el viernes 26 de noviembre y entonces el tribunal deberá dictar sentencia.

EL CASO

El 5 de noviembre de 2017 cambió para siempre la vida de la familia Bogado-Pupo. Esa madrugada un sujeto asesinó a la menor Abril Bogado, tras dispararle una bala en su cabeza, en el marco de un asalto. Se cumplieron 4 años de aquel salvaje y sanguinario episodio que sacudió al país.

Por este caso ya fue juzgado un menor. En primera instancia recibió una pena de 11 años de prisión por el delito de “homicidio en ocasión de robo”, pero esa sentencia fue apelada y en Casación los jueces Carlos Ángel Natiello autor del voto que adhirió Mario Eduardo Kohan, entendieron que se trató de un “homicidio criminis causa) como plantearon la fiscalía y los abogados de la familia. La pena fue elevada a 20 años de prisión. Cabe recordar que los menores son receptores de penas más leves que los adultos, tienen una escala penal atemperada en relación a los mayores.

En este nuevo debate es juzgado “Pepito” Echegaray, un conocido delincuente de la zona norte del Gran La Plata con frondosos antecedentes penales. Al momento de hecho hacía poco tiempo que había salido de prisión. Está señalado de ser el autor del disparo. Estuvo varios días prófugo, pero fue descubierto en 505 entre 5 y 6 de Villa Castells, donde un policía le disparó en una de sus piernas y lo desarmó. Tras su captura gritaba (sin que nadie le preguntara) “no la quise matar a la nena, se me escapó el tiro”. Esa confesión la repitió en distintas reparticiones a la que fue trasladado en varias ocasiones.

Los investigadores dieron con el acusado ya que fue delatado por vecinos (algunos con prontuario). “Pepito” fue procesado por “homicidio criminis causa” (matar para consumar el hecho o lograr la impunidad), entre otros delitos que cometió esa noche y al momento de su detención. En caso de ser hallado culpable lo espera una pena segura de prisión perpetua.

En la primera audiencia de este segundo juicio declararon los padres y el abuelo de la víctima. Sus relatos fueron desgarradores, tal como adelantó 0221.com.ar en su edición de este jueves 4 de noviembre.

El caso es juzgado en el Tribunal Oral Criminal V de La Plata integrado por Carmen Palacios Arias, Ezequiel Medrano y Marcelo Giorgis. La acusación está en manos de la experimentada fiscal Helena De La Cruz y la familia Bogado es representada por los abogados Sebastián Bouvet y Romina Lelli Pervieux.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar