Gimnasia y el desafío de la dirigencia de bancar a gente que ama al club | 0221
0221
0221

Gimnasia y el desafío de la dirigencia de bancar a gente que ama al club

La CD cambió de rumbo e hizo una apuesta fuerte manejar el fútbol. Gente identificada con los colores. Comienza otra etapa.

Después de algunos interinatos, Leandro Martini y Mariano Messera serán los responsables de la primera, mientras que Chirola Romero -no hay mejor lugar para él que estar dentro del mundo Lobo- junto a Nico Cabrera tomarán la posta de la reserva. Falta definir la coordinación de juveniles pero Gabriel Pellegrino, luego de varios conflictos dirigenciales y otra vez con la suma del poder, empezó a tomar decisiones.

Después de la salida de Alfaro, apostó por Soso primero y por Sava después, y a ambos les fue mal. El golpe mediático de un nuevo regreso de Pedro Troglio tampoco salió de la manera esperada y ante la primera tormenta se le soltó la mano, cuando en realidad nunca estuvieron convencidos pero ”les servía”. Lo del Indio Ortíz también salió mal y ahí cuando todos estaban en la mira pasó lo que pasó.

El gran golpe de efecto de ir por Maradona, donde se buscó ”algo más que un DT”, tal la propia confesión del presidente, salió bien más allá de una historia que cambió el final sobre la marcha por la pandemia. Es cierto que hubo un buen mercado de pases en enero pasado y el equipo mejoró. Después lo conocido por todos, la muerte de Maradona, la intempestiva salida del Gallego Méndez y otra vez a mirar a los que siempre ponen la cara.

Martini y Messera supieron manejar primero las cuestiones anímicas de un grupo muy golpeado y después paso a paso le fueron dando su impronta al equipo. A la garra, solidez y amor propio que eran parte del ADN del equipo le sumaron un mejor juego y llegaron hasta la última fecha con chances de meterse en la final.

Estuvieron a la altura, mejoraron el equipo, y hoy tienen la gran chance y la enorme responsabilidad de ser confirmados como los entrenadores principales. Es el momento de ellos y se lo ganaron compitiendo de la mejor manera. Le terminaron de dar una buena identidad al equipo y por detalles no ganaron partidos que merecieron. Llevaron a rivales buenos a jugar a su terreno. Se transformaron en un equipo difícil para cualquiera.

Ahora se viene otra etapa. Deberán rearmar un plantel, que en Caco García, un jugador muy rendidor, ya tuvo a una primera gran baja. Parece que puede haber más e importantes. Se habla mucho de Fatura Broun y del capitán Goltz. Sería un problema, porque se desarticularía la base.

Son días de decisiones claves, no se puede fallar y el tiempo no sobra. Ojalá que Mariano y Leandro estén respaldados, que los cuiden, que los protejan, porque si están donde están es porque se lo ganaron. Pero el fútbol argentino es impiadoso y no sabe de idolatrías. Hay que ganar ayer, todo fluye muy rápido.

Los dirigentes tienen la obligación de estar a la altura, deben dejar de pelearse y no empezar todo de cero otra vez. Construir sobre las bases sólidas que el equipo mostró. Las decisiones tienen que estar acompañadas con hechos. Messera, Martini, Romero y Cabrera son nombres importantes, gente que ama a Gimnasia y merecen que no los dejen solos.

Gimnasia y el desafío de la dirigencia de bancar a gente que ama al club
Puro ADN tripero

Gimnasia y el desafío de la dirigencia de bancar a gente que ama al club

La CD cambió de rumbo e hizo una apuesta fuerte manejar el fútbol. Gente identificada con los colores. Comienza otra etapa.

17 de enero de 2021

Después de algunos interinatos, Leandro Martini y Mariano Messera serán los responsables de la primera, mientras que Chirola Romero -no hay mejor lugar para él que estar dentro del mundo Lobo- junto a Nico Cabrera tomarán la posta de la reserva. Falta definir la coordinación de juveniles pero Gabriel Pellegrino, luego de varios conflictos dirigenciales y otra vez con la suma del poder, empezó a tomar decisiones.

Después de la salida de Alfaro, apostó por Soso primero y por Sava después, y a ambos les fue mal. El golpe mediático de un nuevo regreso de Pedro Troglio tampoco salió de la manera esperada y ante la primera tormenta se le soltó la mano, cuando en realidad nunca estuvieron convencidos pero ”les servía”. Lo del Indio Ortíz también salió mal y ahí cuando todos estaban en la mira pasó lo que pasó.

El gran golpe de efecto de ir por Maradona, donde se buscó ”algo más que un DT”, tal la propia confesión del presidente, salió bien más allá de una historia que cambió el final sobre la marcha por la pandemia. Es cierto que hubo un buen mercado de pases en enero pasado y el equipo mejoró. Después lo conocido por todos, la muerte de Maradona, la intempestiva salida del Gallego Méndez y otra vez a mirar a los que siempre ponen la cara.

Martini y Messera supieron manejar primero las cuestiones anímicas de un grupo muy golpeado y después paso a paso le fueron dando su impronta al equipo. A la garra, solidez y amor propio que eran parte del ADN del equipo le sumaron un mejor juego y llegaron hasta la última fecha con chances de meterse en la final.

Estuvieron a la altura, mejoraron el equipo, y hoy tienen la gran chance y la enorme responsabilidad de ser confirmados como los entrenadores principales. Es el momento de ellos y se lo ganaron compitiendo de la mejor manera. Le terminaron de dar una buena identidad al equipo y por detalles no ganaron partidos que merecieron. Llevaron a rivales buenos a jugar a su terreno. Se transformaron en un equipo difícil para cualquiera.

Ahora se viene otra etapa. Deberán rearmar un plantel, que en Caco García, un jugador muy rendidor, ya tuvo a una primera gran baja. Parece que puede haber más e importantes. Se habla mucho de Fatura Broun y del capitán Goltz. Sería un problema, porque se desarticularía la base.

Son días de decisiones claves, no se puede fallar y el tiempo no sobra. Ojalá que Mariano y Leandro estén respaldados, que los cuiden, que los protejan, porque si están donde están es porque se lo ganaron. Pero el fútbol argentino es impiadoso y no sabe de idolatrías. Hay que ganar ayer, todo fluye muy rápido.

Los dirigentes tienen la obligación de estar a la altura, deben dejar de pelearse y no empezar todo de cero otra vez. Construir sobre las bases sólidas que el equipo mostró. Las decisiones tienen que estar acompañadas con hechos. Messera, Martini, Romero y Cabrera son nombres importantes, gente que ama a Gimnasia y merecen que no los dejen solos.

COMENTARIOS

La CD cambió de rumbo e hizo una apuesta fuerte manejar el fútbol. Gente identificada con los colores. Comienza otra etapa.