domingo 16 de junio de 2024

Peatonales, protocolos y salidas por DNI: el plan para abrir la cuarentena en La Plata

El Municipio presentó un ambicioso plan para la reapertura de locales y centros comerciales en la ciudad, que deberá ser analizado y aprobado por la Provincia.

--:--

Las autoridades bonaerenses podrían llegar a permitir la apertura de los comercios, siempre que las Comunas hagan una solicitud formal y cumplan con estrictas medidas para evitar la propagación del coronavirus. En esa línea, el Municipio, con el intendente Julio Garro a la cabeza, presentó un proyecto que estipula la creación de peatonales, un instructivo para garantizar el distanciamiento y la circulación de clientes de acuerdo con el DNI.

En medio de la crisis económica generada por la pandemia, las autoridades locales buscan motorizar la economía local y permitir que los centros comerciales a cielo abierto puedan volver a abrir sus puertas. Así, el proyecto prevé hacer peatonales las calles 8, 12, diagonal 74, 137 (en Los Hornos) y Cantilo (en City Bell), facilitando la reapertura de miles de locales ubicados en los principales corredores de la ciudad, pero garantizando a la vez el distanciamiento social necesario para evitar la propagación del COVID-19.

Lee además

De acuerdo con la propuesta, la Municipalidad proyecta la peatonalización de 8 entre 45 y 51, de 12 entre 54 y 60 y de Cantilo entre Camino Centenario y plaza Belgrano. No obstante, también está previsto avanzar en un plan integral similar para la diagonal 74 entre 8 y 12 y la utilización de la rambla de 137, en Los Hornos, para evitar interrumpir la circulación de los móviles policiales y de bomberos ubicados sobre esa misma avenida.

"Todos estamos aprendiendo a convivir con esta nueva realidad. Los platenses han tenido una actitud muy responsable con el cumplimiento de las normas y eso nos permite seguir avanzando para reactivar nuestra economía local", destacó el intendente Julio Garro al respecto de la medida y en esa línea agregó que se ha "elaborado un proyecto para peatonalizar los centros comerciales, para que cuando se habilite la apertura de los comercios los vecinos puedan mantener esa distancia social recomendada". "Vamos a motorizar la economía local, pero necesitamos el compromiso de todos para seguir cuidándonos", cerró.

LA DEMANDA

Ahora bien, si la Provincia finalmente diera el visto bueno a la propuesta, el Municipio también prevé medidas para reactivar el consumo. Hasta el momento los vecinos solo pueden realizar compras en comercios de cercanía, pero la iniciativa local prevé que puedan circular por la ciudad para hacer compras en esos centros comerciales de acuerdo con el último número de su DNI.

Aunque en un principio se habían dispuesto días fijos para cada número, las autoridades locales definieron seguir los mismos pasos que en Capital Federal. "Para evitar confusiones de los vecinos, decidimos implementar un mismo criterio de salidas que en @gcba", confirmó el Jefe Comunal y en esa línea explicó que quienes tengan documento terminado en 0, 2, 4, 6 y 8 podrán salir los días pares del mes, mientras que quienes posean DNI finalizado en 1, 3, 5, 7 y 9 podrán salir los días impares.

EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL

La medida impulsada por la Comuna también hace hincapié en la importancia de mantener una separación mínima entre los vecinos que vayan a realizar compras. En ese sentido la propuesta incluye un detallado instructivo para ayudar a los comerciantes a establecer medidas que todos puedan entender y garantizar así el distanciamiento social al momento tanto de la atención y en las filas de espera.

El documento elaborado por los equipos técnicos de la Secretaría de Espacios Públicos y Gestión Ambiental que conduce José Etchart, consiste en demarcar los pisos oscuros con cinta de color claro y los claros con cinta oscura, sin interrumpir otro flujo peatonal o vehicular, ni sectores de carga y descarga o paradas de micros.

En el interior de los negocios el protocolo establece la separación de 50 centímetros entre el mostrador y el cliente que realizará el pago. Tanto en el interior como en el exterior de los comercios se deberá marcar el inicio de cualquier fila de espera y en ella se deberá respetar una distancia de dos metros entre cada persona.

El protocolo también prevé que si el local atiende al público y hace entregas a domicilio, los comerciantes tendrán que usar distintos colores para diferenciar al menos dos filas de espera que, en caso de ser paralelas, también respetarán los dos metros de distancia, como mínimo. Además, deberán establecer un sistema de atención rápida de repartidores para minimizar su permanencia en el interior del comercio.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar