viernes 12 de julio de 2024

La trama judicial oculta en la denuncia por usurpación de un expresidente de Gimnasia

Existen dos expedientes en fueros distintos. Aseguran que el denunciante no es el dueño y el boleto de compra-venta presentado fue objetado por la Justicia.

--:--

El escándalo abierto tras la denuncia por presunta usurpación y amenazas realizada por un expresidente de Gimnasia esconde detrás una jugosa trama judicial que se debate en dos fueros: Penal y Civil. Tal como informó 0221.com.ar, en medio del debate por la problemática de las tomas de tierras en la ciudad, Tomás Sessa denunció que le usurparon un predio en La Plata al tiempo que recibe constantes amenazas. El caso sacudió a la región y llegó a la primera plana nacional.

Durante una entrevista con el canal Crónica TVdenunció a una persona, cuyo nombre se mantendrá en reserva ya que no pesa sobre ella ninguna imputación judicial formal. Al contrario, es denunciante en un expediente que tramita en la Unidad Funcional de Instrucción 8 de La Plata en el que, según fuentes del caso con acceso directo al expediente, presentó la documentación que respaldaría los motivos por los que se encuentra dentro del predio ubicado en 7 entre 613 y 614 de Barrio Aeropuerto.

Lee además

En paralelo a la causa penal existe otra por una herencia de esas tierras que tramita en el Juzgado Civil y Comercial 25 de La Plata, a cargo de Carlos José Catoggio. En ese expediente, Sessa demandó a María Cristina Ciganda, una de las presuntas herederas de esas tierras. Se trata del expediente LP-57192 caratulado "Sessa Tomás Alberto C/ Ciganda María Cristina y Otro S/ Escrituración". En este pleito, el denunciante "presentó un boleto de compra venta que no fue tenido en cuenta por el juez ya que sería falso", señalaron fuentes consultadas por 0221.com.ar.

Sessa mostró el boleto de compraventa (que fue objetado en sede Civil y Comercial) y dio detalles del complejo trámite. “No tengo la escritura. Lo compré en 2002 después de vender otra fábrica en dos millones de dólares. Cuando pude la pagué, pero no la pude escriturar por el momento que atravesaba el país. Después tuve problemas con la dueña y no se hizo”, contó.

El conflicto sigue hasta la fecha, luego de ir a juicio. Lo cierto es que, además, está lejos de resolverse y habrá que esperar lo que determine la Justicia.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar