Garro vetará la ordenanza que cedía tierras fiscales ubicadas junto a Estancia Chica | 0221
0221
0221

Garro vetará la ordenanza que cedía tierras fiscales ubicadas junto a Estancia Chica

Las tierras fueron ocupadas por una comunidad indígena para construir una comunidad, pero el Intendente buscará que la Justicia le permita ceder otras parcelas.

El conflicto entre la comunidad indígena Iwi Imemby (o lo que en guaraní se traduce como Hijos de la Tierra) y Gimnasia por unas cuatro hectáreas linderas a Estancia Chica se encuentra en medio de una tensa calma, mientras la Municipalidad intentan llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes. Las negociaciones llevan varios meses y aunque una gran cantidad de familias ya se instaló en el predio, el jefe comunal Julio Garro decidió vetar la ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante que le cedía esas tierras para formar una comunidad y buscará que puedan hacerlo en otras tierras fiscales de la ciudad.

Todo comenzó con un proyecto patrocinado por la Comisión Provincial por la Memoria que buscaba garantizar terrenos "aptos y suficientes" para el desarrollo de una nueva comunidad en manos de los Hijos de la Tierra.

A través de una causa iniciada en la Justicia Federal se le solicitó entonces al Municipio ceder la parcela de 41.254 m2 ubicada en 38 entre la Ruta 36 y la calle 36 en la localidad de Abasto, cedida en 1980 a préstamo por Gimnasia a la Comuna para la realización de un loteo. Así fue que se inició un proceso administrativo para ceder esas tierras y en 2019 el Concejo Deliberante aprobó la medida por unanimidad, efectuándose luego un contrato en comodato de uso gratuito entre la Municipalidad y la comunidad Iwi Imemby con el fin de agrupar a todas las familias y que pudieran ejercer sus costumbres ancestrales.

Días atrás integrantes de los Hijos de la Tierra comenzaron a instalar casillas en el predio y encendieron luces de alarma en Gimnasia, que tiene previsto construir dos clubes de campo en esa zona. En ese marco, el intendente Garro decidió vetar la decisión del Concejo y acudirá a la Justicia para que le permita ceder otras tierras fiscales, respondiendo así tanto a las necesidades de la comunidad guarní como del Lobo.

De esta manera, con el objetivo de lograr una solución pacífica al conflicto, en el Municipio ya convocaron a las partes a formar una mesa de trabajo conjunta en la que puedan avanzar en una pronta resolución, a través del diálogo. Tanto en Gimnasia como en la Comuna creen que el conflicto podría destrabarse rápidamente y sin necesidad de recurrir a la Justicia.

Lo cierto es que la comunidad instalada principalmente en El Pato y El Peligro negocia desde hace años y con diferentes gobiernos locales la posibilidad de contar con sus propias tierras para reunir a sus miembros y crear una comunidad en la que puedan vivir bajos su costumbres.

Garro vetará la ordenanza que cedía tierras fiscales ubicadas junto a Estancia Chica
Tensa calma

Garro vetará la ordenanza que cedía tierras fiscales ubicadas junto a Estancia Chica

Las tierras fueron ocupadas por una comunidad indígena para construir una comunidad, pero el Intendente buscará que la Justicia le permita ceder otras parcelas.

19 de noviembre de 2020

El conflicto entre la comunidad indígena Iwi Imemby (o lo que en guaraní se traduce como Hijos de la Tierra) y Gimnasia por unas cuatro hectáreas linderas a Estancia Chica se encuentra en medio de una tensa calma, mientras la Municipalidad intentan llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes. Las negociaciones llevan varios meses y aunque una gran cantidad de familias ya se instaló en el predio, el jefe comunal Julio Garro decidió vetar la ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante que le cedía esas tierras para formar una comunidad y buscará que puedan hacerlo en otras tierras fiscales de la ciudad.

Todo comenzó con un proyecto patrocinado por la Comisión Provincial por la Memoria que buscaba garantizar terrenos "aptos y suficientes" para el desarrollo de una nueva comunidad en manos de los Hijos de la Tierra.

A través de una causa iniciada en la Justicia Federal se le solicitó entonces al Municipio ceder la parcela de 41.254 m2 ubicada en 38 entre la Ruta 36 y la calle 36 en la localidad de Abasto, cedida en 1980 a préstamo por Gimnasia a la Comuna para la realización de un loteo. Así fue que se inició un proceso administrativo para ceder esas tierras y en 2019 el Concejo Deliberante aprobó la medida por unanimidad, efectuándose luego un contrato en comodato de uso gratuito entre la Municipalidad y la comunidad Iwi Imemby con el fin de agrupar a todas las familias y que pudieran ejercer sus costumbres ancestrales.

Días atrás integrantes de los Hijos de la Tierra comenzaron a instalar casillas en el predio y encendieron luces de alarma en Gimnasia, que tiene previsto construir dos clubes de campo en esa zona. En ese marco, el intendente Garro decidió vetar la decisión del Concejo y acudirá a la Justicia para que le permita ceder otras tierras fiscales, respondiendo así tanto a las necesidades de la comunidad guarní como del Lobo.

De esta manera, con el objetivo de lograr una solución pacífica al conflicto, en el Municipio ya convocaron a las partes a formar una mesa de trabajo conjunta en la que puedan avanzar en una pronta resolución, a través del diálogo. Tanto en Gimnasia como en la Comuna creen que el conflicto podría destrabarse rápidamente y sin necesidad de recurrir a la Justicia.

Lo cierto es que la comunidad instalada principalmente en El Pato y El Peligro negocia desde hace años y con diferentes gobiernos locales la posibilidad de contar con sus propias tierras para reunir a sus miembros y crear una comunidad en la que puedan vivir bajos su costumbres.


COTIZÁ TU SEGURO DEL AUTO YA

COMENTARIOS

Las tierras fueron ocupadas por una comunidad indígena para construir una comunidad, pero el Intendente buscará que la Justicia le permita ceder otras parcelas.