0221
0221

Alerta en La Plata por ladrones disfrazados como trabajadores de Edelap, Absa y Camuzzi

Al caso ocurrido el miércoles por la mañana en una vivienda de 55 entre 17 y 18, se sumó otro episodio registrado en 19 entre 58 y 59. La víctima, de 85 años, fue engañada por tres delincuentes que simularon trabajar para la prestataria del suministro eléctrico y le robaron todos sus ahorros. Luego, escaparon en una camioneta antes de ser identificados.

Los abuelos suelen ser un blanco recurrente para los delincuentes que, lejos de tener respeto por ellos, actúan sin piedad para llevarse sus ahorros mediante engaños y agresiones. En las últimas horas, se conoció un nuevo "cuento del tío" ocurrido a pocas cuadras del lugar en el que tres ladrones atacaron a una abuela de 92 años simulando ser empleados de Edelap.

A raíz de ese último episodio, una vecina de la zona decidió hacer pública su propia experiencia con un familiar cercano. "Mi mamá de 85 años fue victima de la misma modalidad, en 19 entre 58 y 59. Estaban en una camioneta blanca. Eran tres personas con ropas de trabajo, cascos, guantes, arnés, conos naranja y hasta una escalera con la que simulaban trabajar en la calle tirando un cable. Le pidieron que les deje ver el medidor y hasta le mostraron una identificación", contó María Inés a 0221.com.ar.

"Días después, hablando con los vecinos, no enteramos que habían atacado a la vuelta, por calle 58, diciendo que eran de Camuzzi, y por calle 59 quisieron hacer lo mismo diciendo que eran de ABSA, aunque no pudieron".

De acuerdo a María Inés, otra modalidad utilizada por los ladrones es a través del llamado telefónico de un "supuesto hijo", diciendo que el banco le había dejado una carta por debajo de la puerta, con la intención que los abuelos abran.

"Realmente es preocupante cómo se vive, presos de la inseguridad, con una Justicia que mira para otro lado, con políticos cómplices y corruptos, y algunos policías buenos y otros malos y partícipes. Sería bueno que las empresas comuniquen de manera masiva y contundente que ningún operario puede entrar a las casas, así por lo menos la gente esta alertada", completó.

Al caso ocurrido el miércoles por la mañana en una vivienda de 55 entre 17 y 18, se sumó otro episodio registrado en 19 entre 58 y 59. La víctima, de 85 años, fue engañada por tres delincuentes que simularon trabajar para la prestataria del suministro eléctrico y le robaron todos sus ahorros. Luego, escaparon en una camioneta antes de ser identificados.

15 de agosto de 2019

Los abuelos suelen ser un blanco recurrente para los delincuentes que, lejos de tener respeto por ellos, actúan sin piedad para llevarse sus ahorros mediante engaños y agresiones. En las últimas horas, se conoció un nuevo "cuento del tío" ocurrido a pocas cuadras del lugar en el que tres ladrones atacaron a una abuela de 92 años simulando ser empleados de Edelap.

A raíz de ese último episodio, una vecina de la zona decidió hacer pública su propia experiencia con un familiar cercano. "Mi mamá de 85 años fue victima de la misma modalidad, en 19 entre 58 y 59. Estaban en una camioneta blanca. Eran tres personas con ropas de trabajo, cascos, guantes, arnés, conos naranja y hasta una escalera con la que simulaban trabajar en la calle tirando un cable. Le pidieron que les deje ver el medidor y hasta le mostraron una identificación", contó María Inés a 0221.com.ar.

"Días después, hablando con los vecinos, no enteramos que habían atacado a la vuelta, por calle 58, diciendo que eran de Camuzzi, y por calle 59 quisieron hacer lo mismo diciendo que eran de ABSA, aunque no pudieron".

De acuerdo a María Inés, otra modalidad utilizada por los ladrones es a través del llamado telefónico de un "supuesto hijo", diciendo que el banco le había dejado una carta por debajo de la puerta, con la intención que los abuelos abran.

"Realmente es preocupante cómo se vive, presos de la inseguridad, con una Justicia que mira para otro lado, con políticos cómplices y corruptos, y algunos policías buenos y otros malos y partícipes. Sería bueno que las empresas comuniquen de manera masiva y contundente que ningún operario puede entrar a las casas, así por lo menos la gente esta alertada", completó.

COMENTARIOS

Al caso ocurrido el miércoles por la mañana en una vivienda de 55 entre 17 y 18, se sumó otro episodio registrado en 19 entre 58 y 59. La víctima, de 85 años, fue engañada por tres delincuentes que simularon trabajar para la prestataria del suministro eléctrico y le robaron todos sus ahorros. Luego, escaparon en una camioneta antes de ser identificados.