"Gracias por el chipá más rico", el saludo para una panadería platense en quiebra
0221
0221

"Gracias por el chipá más rico de toda La Plata", el particular saludo tras el cierre de La Primavera

Después de 63 y jaqueada por los tarifazos, la histórica panadería de 64 entre 16 y 17 se vio obligada a cerrar sus puertas. La noticia cayó como un baldazo de agua fría entre los vecinos y uno de ellos decidió escribirles un particular saludo que apareció pegado en la puerta del local.

"Gracias por el chipá más rico de La Plata", escribió un vecino que se identificó como Iñaki y se sumó al mensaje de otros cuatro frentitas que también dejaron su mensaje para los propietarios de La Primavera: "Gracias por todo", firmaron Lucas, Paula, Pablo y Vago. Es que la panadería y confitería platense contaba con una marcada historia de tradición en la ciudad, pero ahogada por el valor de los servicios públicos y la caída de las ventas se vio obligada a cerrar en enero pasado.

Este martes, el cartel blanco que apareció adornando el frente del local le recordó a todos los vecinos que el comercio cerró sus puertas. Fue por esa misma vía, incluso, que los frentistas descubrieron que La Primavera iba a cerrar: "Queridos clientes, vecinos, familias, con dolor les comunicamos que esta casa después de 63 años a partir del 18/01/2019 cerrará sus puertas definitivamente debido a la ya conocida situación económica del país", decía el letrero con resaltador amarillo y naranja flúor, que los dueños pegaron en la puerta de vidrio del comercio ubicado en 64 entre 16 y 17.

 

Así, en el inicio del nuevo año, el local se transformó en otro de los rincones platenses que no resistieron al paso del tiempo y la crisis económica.

En diálogo con 0221.com.ar la esposa del dueño del local y quien trabajó allí durante años, Micaela Valdez, confirmó el cierre definitivo. "Se nos hizo insostenible pagar los servicios", aseguró la mujer en diálogo con este medio y siguió: "Arrancó con el aumento del agua, siguió con el gas y no paró".

Así fue que la tradicional panadería se sumó otros resonantes cierres en La Plata, como el de Rogelio González, luego de más de 90 años de historia en La Plata; el de Los Laureles, el restobar de 62 entre 8 y 9; y hasta el de una carnicería de City Bell, donde su titular decidió solo tomar pedidos por WhatsApp.

Después de 63 y jaqueada por los tarifazos, la histórica panadería de 64 entre 16 y 17 se vio obligada a cerrar sus puertas. La noticia cayó como un baldazo de agua fría entre los vecinos y uno de ellos decidió escribirles un particular saludo que apareció pegado en la puerta del local.

12 de febrero de 2019

"Gracias por el chipá más rico de La Plata", escribió un vecino que se identificó como Iñaki y se sumó al mensaje de otros cuatro frentitas que también dejaron su mensaje para los propietarios de La Primavera: "Gracias por todo", firmaron Lucas, Paula, Pablo y Vago. Es que la panadería y confitería platense contaba con una marcada historia de tradición en la ciudad, pero ahogada por el valor de los servicios públicos y la caída de las ventas se vio obligada a cerrar en enero pasado.

Este martes, el cartel blanco que apareció adornando el frente del local le recordó a todos los vecinos que el comercio cerró sus puertas. Fue por esa misma vía, incluso, que los frentistas descubrieron que La Primavera iba a cerrar: "Queridos clientes, vecinos, familias, con dolor les comunicamos que esta casa después de 63 años a partir del 18/01/2019 cerrará sus puertas definitivamente debido a la ya conocida situación económica del país", decía el letrero con resaltador amarillo y naranja flúor, que los dueños pegaron en la puerta de vidrio del comercio ubicado en 64 entre 16 y 17.

 

Así, en el inicio del nuevo año, el local se transformó en otro de los rincones platenses que no resistieron al paso del tiempo y la crisis económica.

En diálogo con 0221.com.ar la esposa del dueño del local y quien trabajó allí durante años, Micaela Valdez, confirmó el cierre definitivo. "Se nos hizo insostenible pagar los servicios", aseguró la mujer en diálogo con este medio y siguió: "Arrancó con el aumento del agua, siguió con el gas y no paró".

Así fue que la tradicional panadería se sumó otros resonantes cierres en La Plata, como el de Rogelio González, luego de más de 90 años de historia en La Plata; el de Los Laureles, el restobar de 62 entre 8 y 9; y hasta el de una carnicería de City Bell, donde su titular decidió solo tomar pedidos por WhatsApp.

COMENTARIOS