0221
0221

Tolosa, la herida de la inundación y una obra clave: entrevista a fondo con el delegado

A poco más de cinco años de la trágica inundación del 2 de abril, se construirá otra estructura para mejorar el escurrimiento del agua que pueda generarse ante una intensa precipitación. Gonzalo Colman, titular del centro comunal de esa localidad, lo confirmó a 0221.com.ar y también se refirió a otra temática caliente en ese barrio: la inseguridad.

Por Florencia Tróccoli

El busto de Evita es el único símbolo peronista que quedó en la entrada de la delegación de Tolosa. En diciembre de 2015, la gestión de Julio Garro arribó al edificio Sinforiano Paladino de 528 bis entre 2 bis y 3. Sobre el escritorio de Gonzalo Colman, el delegado comunal, se cuentan una agenda cerrada a la fuerza por la cantidad de papeles, un termo y una lapicera. Todo, con el logo de Cambiemos. Así, a simple vista, se puede apreciar que se trata de un hombre con una fuerte pertenencia al riñón duro del PRO.

El licenciado en Recursos Humanos de 34 años planteó desde un principio cómo es el trabajo en la localidad donde aún sigue abierta la herida que dejó el trágico 2 de abril de 2013. “El vecino se sigue asustando cuando llueve mucho y a veces entra en pánico pensando en lo que pasó. Pero al momento en que les decimos que estamos de guardia, que demostramos que el Estado está presente, se tranquilizan”, dijo Colman a 0221.com.ar.

El recuerdo de la tarde noche en la que llovieron 400 milímetros, que terminó con la mitad de la ciudad bajo agua y 91 fallecidos en la ciudad sigue latente. Pese a las tareas del municipio, sobre las calles 4 bis y 5, de 528 a 532 aún se ven las compuertas que colocaron los vecinos para impedir el avance del agua.  

LAS MARCAS QUE DEJÓ LA INUNDACIÓN

A fines de marzo, desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires y la Municipalidad de La Plata anunciaron que el plan de las obras hidráulicas en la Región entraba en su etapa final. Ya se terminaron 38 trabajos por un total de 110 millones de dólares y hay otras 13 en ejecución, con una inversión de 83 millones de dólares para las zonas del casco urbano platense, Tolosa, Ringuelet, Berisso y Ensenada.

No obstante, ese rectángulo perfecto que se extiende de 532 a 520 y de 30 a 122, en el que viven más de 80 mil habitantes, recibirá nuevas buenas en las próximas horas. “Si bien aún no tenemos fecha, nos confirmaron que se va a hacer un aliviador para mejorar el escurrimiento del agua”, anticipó el delegado a este medio.

Según detalló Colman, el conducto se construirá en la cuadrícula que va de calle 115 a avenida 7, y de 526 a 532, y ayudará a captar los excedentes de agua durante las fuertes tormentas.

“Es una obra que la Comuna hará con la Provincia y que se proyectó a pedido de la asamblea vecinal. Igual ante una lluvia intensa en Tolosa se está drenando a los diez minutos”, sintetizó el funcionario; y remarcó que -como en todas las delegaciones- ante cada alerta meteorológico se hace un mantenimiento preventivo y se refuerza la limpieza de los sumideros.

ADOQUINES SÍ, ADOQUINES NO

Hace poco más de un mes el proyecto del concejal oficialista Julio Irurueta para sacar el empedrado en la ciudad hizo que vecinos de distintos barrios pusieran el grito en el cielo. Eso también ocurrió en Tolosa, donde los habitantes se unieron y juntaron firmas para impedir que se levanten los históricos adoquines.

En esa línea también se manifestó Colman, que al igual que su par de Villa Elisa, Virginia Pérez Cattaneo, destacó la importancia del mantenimiento del Patrimonio Arquitectónico y Cultural de La Plata.

Es parte de la historia y del ADN de la localidad, de su paisaje. Los vecinos no quieren que los quiten y no creo que sea adecuado pavimentar la zona de la estación de trenes”, expresó.

EN ALERTA

La ola de inseguridad golpea a la ciudad. Según las estadísticas del Ministerio de Seguridad bonaerense, en el primer cuatrimestre de este año aumentaron los robos casi en un 25 por ciento. Más allá de que la problemática tiene como puntos álgidos a los barrios de La Loma, El Mondongo y al centro platense, la localidad de Tolosa no escapa a las repetidas escenas de asaltos, tiroteos y entraderas.

Es un tema que nos tiene en vilo. Hubo muchas campañas, reuniones con los vecinos, con Policía Bonaerense, el Comando de Prevención Comunitaria (CPC) y la Policía Local. El intendente Garro y la gobernadora Vidal hicieron un operativo de saturación hace unos meses en el barrio El Mercadito, la Unión, la bajada de la autopista, con balance positivo”, sostuvo Colman. 

En ese marco, subrayó la tarea de despeje de luminarias y poda de árboles para que la gente se sienta más segura, al tiempo que afirmó mantener un contacto directo y trabajar “codo a codo” con el titular de la Comisaría Sexta.  

El vecino quiere ver policía en la calle, que recorran. Hicimos una caseta de seguridad y los corredores seguros. Pero tenemos muchos robos a mano armada en negocios, lo que genera un susto y traumas a los comerciantes. Ya se hicieron muchísimas reuniones y si nos avisan que se quemó una lamparita, tratamos de dar una respuesta inmediata”, agregó el titular del centro comunal, quien también indicó que las zonas más calientes son el barrio Del Carmen y El Churrasco.  

Si bien la zona de El Mercadito corresponde a la jurisdicción de Ringuelet, Colman sostuvo que llevaron a cabo distintas tareas de asistencia. “Hemos hecho copas de leche, dado distintas comidas. Son trabajadores, familias con muchos chicos, que no están metidos en la delincuencia. Hay otros que sí, pero no por eso hay que estigmatizar al barrio”, reflexionó.

A poco más de cinco años de la trágica inundación del 2 de abril, se construirá otra estructura para mejorar el escurrimiento del agua que pueda generarse ante una intensa precipitación. Gonzalo Colman, titular del centro comunal de esa localidad, lo confirmó a 0221.com.ar y también se refirió a otra temática caliente en ese barrio: la inseguridad.

07 de julio de 2018

Por Florencia Tróccoli

El busto de Evita es el único símbolo peronista que quedó en la entrada de la delegación de Tolosa. En diciembre de 2015, la gestión de Julio Garro arribó al edificio Sinforiano Paladino de 528 bis entre 2 bis y 3. Sobre el escritorio de Gonzalo Colman, el delegado comunal, se cuentan una agenda cerrada a la fuerza por la cantidad de papeles, un termo y una lapicera. Todo, con el logo de Cambiemos. Así, a simple vista, se puede apreciar que se trata de un hombre con una fuerte pertenencia al riñón duro del PRO.

El licenciado en Recursos Humanos de 34 años planteó desde un principio cómo es el trabajo en la localidad donde aún sigue abierta la herida que dejó el trágico 2 de abril de 2013. “El vecino se sigue asustando cuando llueve mucho y a veces entra en pánico pensando en lo que pasó. Pero al momento en que les decimos que estamos de guardia, que demostramos que el Estado está presente, se tranquilizan”, dijo Colman a 0221.com.ar.

El recuerdo de la tarde noche en la que llovieron 400 milímetros, que terminó con la mitad de la ciudad bajo agua y 91 fallecidos en la ciudad sigue latente. Pese a las tareas del municipio, sobre las calles 4 bis y 5, de 528 a 532 aún se ven las compuertas que colocaron los vecinos para impedir el avance del agua.  

LAS MARCAS QUE DEJÓ LA INUNDACIÓN

A fines de marzo, desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires y la Municipalidad de La Plata anunciaron que el plan de las obras hidráulicas en la Región entraba en su etapa final. Ya se terminaron 38 trabajos por un total de 110 millones de dólares y hay otras 13 en ejecución, con una inversión de 83 millones de dólares para las zonas del casco urbano platense, Tolosa, Ringuelet, Berisso y Ensenada.

No obstante, ese rectángulo perfecto que se extiende de 532 a 520 y de 30 a 122, en el que viven más de 80 mil habitantes, recibirá nuevas buenas en las próximas horas. “Si bien aún no tenemos fecha, nos confirmaron que se va a hacer un aliviador para mejorar el escurrimiento del agua”, anticipó el delegado a este medio.

Según detalló Colman, el conducto se construirá en la cuadrícula que va de calle 115 a avenida 7, y de 526 a 532, y ayudará a captar los excedentes de agua durante las fuertes tormentas.

“Es una obra que la Comuna hará con la Provincia y que se proyectó a pedido de la asamblea vecinal. Igual ante una lluvia intensa en Tolosa se está drenando a los diez minutos”, sintetizó el funcionario; y remarcó que -como en todas las delegaciones- ante cada alerta meteorológico se hace un mantenimiento preventivo y se refuerza la limpieza de los sumideros.

ADOQUINES SÍ, ADOQUINES NO

Hace poco más de un mes el proyecto del concejal oficialista Julio Irurueta para sacar el empedrado en la ciudad hizo que vecinos de distintos barrios pusieran el grito en el cielo. Eso también ocurrió en Tolosa, donde los habitantes se unieron y juntaron firmas para impedir que se levanten los históricos adoquines.

En esa línea también se manifestó Colman, que al igual que su par de Villa Elisa, Virginia Pérez Cattaneo, destacó la importancia del mantenimiento del Patrimonio Arquitectónico y Cultural de La Plata.

Es parte de la historia y del ADN de la localidad, de su paisaje. Los vecinos no quieren que los quiten y no creo que sea adecuado pavimentar la zona de la estación de trenes”, expresó.

EN ALERTA

La ola de inseguridad golpea a la ciudad. Según las estadísticas del Ministerio de Seguridad bonaerense, en el primer cuatrimestre de este año aumentaron los robos casi en un 25 por ciento. Más allá de que la problemática tiene como puntos álgidos a los barrios de La Loma, El Mondongo y al centro platense, la localidad de Tolosa no escapa a las repetidas escenas de asaltos, tiroteos y entraderas.

Es un tema que nos tiene en vilo. Hubo muchas campañas, reuniones con los vecinos, con Policía Bonaerense, el Comando de Prevención Comunitaria (CPC) y la Policía Local. El intendente Garro y la gobernadora Vidal hicieron un operativo de saturación hace unos meses en el barrio El Mercadito, la Unión, la bajada de la autopista, con balance positivo”, sostuvo Colman. 

En ese marco, subrayó la tarea de despeje de luminarias y poda de árboles para que la gente se sienta más segura, al tiempo que afirmó mantener un contacto directo y trabajar “codo a codo” con el titular de la Comisaría Sexta.  

El vecino quiere ver policía en la calle, que recorran. Hicimos una caseta de seguridad y los corredores seguros. Pero tenemos muchos robos a mano armada en negocios, lo que genera un susto y traumas a los comerciantes. Ya se hicieron muchísimas reuniones y si nos avisan que se quemó una lamparita, tratamos de dar una respuesta inmediata”, agregó el titular del centro comunal, quien también indicó que las zonas más calientes son el barrio Del Carmen y El Churrasco.  

Si bien la zona de El Mercadito corresponde a la jurisdicción de Ringuelet, Colman sostuvo que llevaron a cabo distintas tareas de asistencia. “Hemos hecho copas de leche, dado distintas comidas. Son trabajadores, familias con muchos chicos, que no están metidos en la delincuencia. Hay otros que sí, pero no por eso hay que estigmatizar al barrio”, reflexionó.

COMENTARIOS