0221
0221

Panceta, rúcula y cheddar: los choripanes gourmet se imponen en La Plata

Es la primera Chorizería en la ciudad, ubicada en 17 entre 70 y 71, la cual propone una alternativa distinta al tradicional choripán. Con una receta particular y combinaciones poco habituales crearon combos únicos que prometen imponerse y deleitar el paladar de todos los que se animen a probarlo.

Dos amigos, una idea y un choripán gourmet: así nació “La Chorizería”, un producto nuevo, sencillo y único en La Plata. Sus creadores, Alan Wagner y Marco Menna se conocieron hace quince años cuando llegaron a la ciudad a estudiar, oriundos de Lobería y Río Colorado, y prometieron algún día llevar a cabo un proyecto juntos. Luego de buscar información, investigar y trabajar, en octubre lanzaron “La Chorizería”, que no es un puesto ni un camión foodtruck, sino un local -ubicado en 17 entre 70 y 71- que cuenta con una ambientación cálida y rústica que propone un exclusivo menú.

“Queríamos un lugar de choripanes, es arriesgado porque es diferente, en La Plata no había”, explicó Alan, uno de los dueños, en diálogo con 0221.com.ar. Es que claro, la particularidad que tiene el sitio es que exclusivamente ofrece distintos combos de choripanes, los cuales van acompañados por una importante porción de papas fritas, y además pueden completarse con una cerveza artesanal.

“Decimos que son gourmet para diferenciarlos a lo que sería un chori de cancha”, mencionó, a su vez que destacó la receta particular que utilizan: carne de primera calidad, fresca, no es grasosa, tiene un agregado de picante, pero a la vez es suave y el pan es realizado con masa madre.

“Estuvimos analizando muchas recetas de gente conocida de nuestros pueblos y del campo”, comentó Alan, sobre el proceso que llevó crear un producto de elaboración propia -que realizan semanalmente en la ciudad- y a su vez sumarle una característica: todas las combinaciones son sin TACC (trigo, avena, cebada  y centeno), por lo cual son aptas para celíacos.

Es que claro, ni Alan ni Marco lo son, pero decidieron realizar un producto que por lo general la persona con celiaquía no suele conseguir cuando sale a comer, y que a su vez -al ser todos los combos aptos- no sea posible la contaminación en los alimentos. “Eso es lo que más llama la atención, que es lo mismo para todos y el celíaco no tiene que andar sacándole nada a la comida”, enfatizó.

Combos completos y potentes, con salsas especiales y agregados como rúcula y pickles de rabanitos, hacen una especialidad única en el mercado que difícilmente se encuentre en un choripán habitual. Con la ayuda y recomendaciones de distintos chefs, lograron tener diversas variedades: “Chori Power” que tiene un agregado de cheddar, panceta y alioli de romero y limón; la opción agridulce “Meri Diano”, con panceta, rúcula y chutney de manzana; “El Misil”, con provolone, rúcula, alioli ahumado y una salsa llamada criolla hot; “Del Pueblo” con lechuga, tomate, cebolla colorada y chimichurri; “Griego” con salsa griega, rúcula y pickles de rabanito; y “Criollo” con lechuga, tomate, queso suizo y salsa criolla. El menú completo que incluye papas fritas cuesta 180 pesos, y 250 con una pinta de cerveza artesanal.

“El miedo que todavía tiene la gente es de comer un chori y reventar, y la idea es que termine siendo como una hamburguesa que todos lo tienen más incorporado”, señaló Alan, quien es especialista en el tema ya que también impuso “Puerto Hamburguesa” hace cerca de dos años,que está ubicada en 54 y 19. “Apuntamos que el producto sea bueno, que te comas un chori que no te caiga mal ni pesado, que sea diferente al que puedas comprar en cualquier lado”, agregó.

Además del lugar para ir a comer, ofrecen un servicio de delivery que recorre distintas zonas de la ciudad. “Tenemos deliveries propios para tener un mayor control de la entrega de los pedidos, como trabajan, y la demora que tienen; es una buena opción porque te salva y llega en buenas condiciones”, comentó.

“La Chorizería” está abierta de lunes a lunes y en varios horarios: por la noche de 20 a 23.30, de martes a viernes al mediodía de 12 a 15 y sábados y domingos de 13 a 16. Los pedidos se pueden realizar a través del WhatsApp (221) 155716155, al teléfono (221) 4585969 o mediante las redes sociales, en la Fan Page de Facebook o en el perfil de Instagram.

En el barrio Meridiano V, donde se encuentra el local, convocan a una Feria Gastronómica y Cultural que realizarán una vez por mes con el objetivo de mostrar a la gente todas las propuestas que tiene la zona, donde ya no cuentan con los eventos que lo destacaban. Justamente iniciaron el último mes con la fiesta “OktoberFest” donde participaron cerca de catorce negocios en compañía del Centro Cultural de la Estación y la próxima será el domingo 18 de noviembre. “El barrio es único y la idea es darle vida, está alejado del centro y tenés de todo para hacer”.

En cuanto a los objetivos que “La Chorizería” tiene en mente para el futuro, Alan reflexionó: “Quiero llegar a que mucha más gente conozca el producto, lo que cuenta mucho es el boca en boca y es la mejor publicidad, se tienen que enterar y animar a probarlo, ya que si es de buena calidad lo van a recomendar”.

Es la primera Chorizería en la ciudad, ubicada en 17 entre 70 y 71, la cual propone una alternativa distinta al tradicional choripán. Con una receta particular y combinaciones poco habituales crearon combos únicos que prometen imponerse y deleitar el paladar de todos los que se animen a probarlo.

04 de noviembre de 2018

Dos amigos, una idea y un choripán gourmet: así nació “La Chorizería”, un producto nuevo, sencillo y único en La Plata. Sus creadores, Alan Wagner y Marco Menna se conocieron hace quince años cuando llegaron a la ciudad a estudiar, oriundos de Lobería y Río Colorado, y prometieron algún día llevar a cabo un proyecto juntos. Luego de buscar información, investigar y trabajar, en octubre lanzaron “La Chorizería”, que no es un puesto ni un camión foodtruck, sino un local -ubicado en 17 entre 70 y 71- que cuenta con una ambientación cálida y rústica que propone un exclusivo menú.

“Queríamos un lugar de choripanes, es arriesgado porque es diferente, en La Plata no había”, explicó Alan, uno de los dueños, en diálogo con 0221.com.ar. Es que claro, la particularidad que tiene el sitio es que exclusivamente ofrece distintos combos de choripanes, los cuales van acompañados por una importante porción de papas fritas, y además pueden completarse con una cerveza artesanal.

“Decimos que son gourmet para diferenciarlos a lo que sería un chori de cancha”, mencionó, a su vez que destacó la receta particular que utilizan: carne de primera calidad, fresca, no es grasosa, tiene un agregado de picante, pero a la vez es suave y el pan es realizado con masa madre.

“Estuvimos analizando muchas recetas de gente conocida de nuestros pueblos y del campo”, comentó Alan, sobre el proceso que llevó crear un producto de elaboración propia -que realizan semanalmente en la ciudad- y a su vez sumarle una característica: todas las combinaciones son sin TACC (trigo, avena, cebada  y centeno), por lo cual son aptas para celíacos.

Es que claro, ni Alan ni Marco lo son, pero decidieron realizar un producto que por lo general la persona con celiaquía no suele conseguir cuando sale a comer, y que a su vez -al ser todos los combos aptos- no sea posible la contaminación en los alimentos. “Eso es lo que más llama la atención, que es lo mismo para todos y el celíaco no tiene que andar sacándole nada a la comida”, enfatizó.

Combos completos y potentes, con salsas especiales y agregados como rúcula y pickles de rabanitos, hacen una especialidad única en el mercado que difícilmente se encuentre en un choripán habitual. Con la ayuda y recomendaciones de distintos chefs, lograron tener diversas variedades: “Chori Power” que tiene un agregado de cheddar, panceta y alioli de romero y limón; la opción agridulce “Meri Diano”, con panceta, rúcula y chutney de manzana; “El Misil”, con provolone, rúcula, alioli ahumado y una salsa llamada criolla hot; “Del Pueblo” con lechuga, tomate, cebolla colorada y chimichurri; “Griego” con salsa griega, rúcula y pickles de rabanito; y “Criollo” con lechuga, tomate, queso suizo y salsa criolla. El menú completo que incluye papas fritas cuesta 180 pesos, y 250 con una pinta de cerveza artesanal.

“El miedo que todavía tiene la gente es de comer un chori y reventar, y la idea es que termine siendo como una hamburguesa que todos lo tienen más incorporado”, señaló Alan, quien es especialista en el tema ya que también impuso “Puerto Hamburguesa” hace cerca de dos años,que está ubicada en 54 y 19. “Apuntamos que el producto sea bueno, que te comas un chori que no te caiga mal ni pesado, que sea diferente al que puedas comprar en cualquier lado”, agregó.

Además del lugar para ir a comer, ofrecen un servicio de delivery que recorre distintas zonas de la ciudad. “Tenemos deliveries propios para tener un mayor control de la entrega de los pedidos, como trabajan, y la demora que tienen; es una buena opción porque te salva y llega en buenas condiciones”, comentó.

“La Chorizería” está abierta de lunes a lunes y en varios horarios: por la noche de 20 a 23.30, de martes a viernes al mediodía de 12 a 15 y sábados y domingos de 13 a 16. Los pedidos se pueden realizar a través del WhatsApp (221) 155716155, al teléfono (221) 4585969 o mediante las redes sociales, en la Fan Page de Facebook o en el perfil de Instagram.

En el barrio Meridiano V, donde se encuentra el local, convocan a una Feria Gastronómica y Cultural que realizarán una vez por mes con el objetivo de mostrar a la gente todas las propuestas que tiene la zona, donde ya no cuentan con los eventos que lo destacaban. Justamente iniciaron el último mes con la fiesta “OktoberFest” donde participaron cerca de catorce negocios en compañía del Centro Cultural de la Estación y la próxima será el domingo 18 de noviembre. “El barrio es único y la idea es darle vida, está alejado del centro y tenés de todo para hacer”.

En cuanto a los objetivos que “La Chorizería” tiene en mente para el futuro, Alan reflexionó: “Quiero llegar a que mucha más gente conozca el producto, lo que cuenta mucho es el boca en boca y es la mejor publicidad, se tienen que enterar y animar a probarlo, ya que si es de buena calidad lo van a recomendar”.

COMENTARIOS

Es la primera Chorizería en la ciudad, ubicada en 17 entre 70 y 71, la cual propone una alternativa distinta al tradicional choripán. Con una receta particular y combinaciones poco habituales crearon combos únicos que prometen imponerse y deleitar el paladar de todos los que se animen a probarlo.