Mapa sin TACC: ¿dónde pueden salir a comer los celíacos en La Plata?
0221
0221

Mapa sin TACC: ¿dónde pueden salir a comer los celíacos en La Plata?

Encontrar un buen lugar para almorzar o cenar, o que por lo menos cuente con un menú variado sin TACC, es todo un desafío para los celíacos. Los costos de producción tampoco ayudan a incluirlos en la oferta. El mapa de los lugares donde se puede comer con tranquilidad en la ciudad

"En Argentina se estima que el 1% de la población es celíaca", explican en la filial platense de la Asociación Celíaca Argentina (ACA). Si se extrapola a las más de 800 mil personas que viven en La Plata, se trata de una afección que sufren unas 8 mil personas en toda le región. En el país esa cifra trepa hasta los 400 mil y se agrava si se tiene en cuenta que se calcula que por cada paciente diagnosticado, hay otros ocho que no lo saben.

En ese marco, y pese a que la legislación vigente obliga a restaurantes, bares y demás locales gastronómicos a poseer un menú apto para celíacos; salir a comer puede ser todo un desafío. Este escenario llevó al licenciado en comercialización Martín Irlicht, celíaco, a crear un mapa con los mejores sitios para quienes padecen esta enfermedad puedan ir comer. El compendio comenzó a crecer y se transformó en una plataforma colaborativa que está presente en la ciudad.

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que puede aparecer en cualquier momento de la vida y si el paciente no respeta una dieta adecuada, puede generar serios daños en el intestino delgado y alterar la absorción de vitaminas, minerales y nutrientes. Quienes la padecen, no toleran la proteína del gluten que se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno, cuatro cereales que suelen abreviarse como TACC.

"Salgo de vez en cuando a comer y en La Plata hay bastantes lugares a comparación de otras ciudades", explicó Camila Díaz a 0221.com.ar. La joven, que es celíaca, señala que aún así las opciones de los menús resultan acotadas, ya que por lo general el principal proveedor es el mismo para todos: se trata de "Mamá Celia". Las opciones son pobres y "siempre varían entre pastas y pizzas", remarcó Camila algo resignada. En el rubro de las bebidas, la realidad no es mejor: en la ciudad solo se consigue una variedad de cerveza sin TACC, llamada Antigua, "tiene un sabor muy distinto y sale carísima", cuenta la joven.

Su lugar favorito es Tacc Off, un local que sirve, exclusivamente, comida apta para celíacos. Abrió sus puertas hace pocos meses en 49 entre 11 y 12 y es todo un éxito entre aquellos que padecen la celiaquía en La Plata.

Carlos Leuzzi, titular de la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata, explica que "es obligatorio que los lugares cuenten con menús para celíacos que incluyan una entrada, un plato principal y un postre”. Se trata de una disposición nacional incluida en la Ley 26.588 a fines de 2015, que también establece que los comedores escolares, cárceles, establecimientos sanitarios, empresas de transporte, restaurantes y bares, además de locales de comidas rápidas, deberán contar con un menú libre de gluten.

“Antes era un peligro porque se intentaba atender bien al cliente celíaco y en las cocinas todo se mezcla”, cuenta Leuzzi en diálogo con 0221.com.ar y agrega que ahora se cuenta con "proveedores que mandan menús armados para no mezclar ingredientes y se calienta por separado para que esos alimentos no tengan contacto con el resto de la comida”. Es que claro, el celíaco no sólo debe cuidarse de no ingerir los productos no aptos, sino que éstos tampoco tengan contacto y se "contaminen" con los que sí puede comer, por lo que hay que asegurarse de limpiar bien los elementos de cocina y utilizar utensilios diferentes.

El empresario reconoce que “la demanda no es tanta” y el menú resulta más costoso debido a la producción y tercerización que los comercios gastronómicos realizan. Justamente estos proveedores resultan claves para los restaurantes, por la ayuda que brindan al elaborar los productos aptos para celíacos, que luego ofrecen y venden en sus comercios, pero esto significa un menor margen para los comerciantes.

Mientras La Plata se adapta a las nuevas necesidades de la población, los platenses que sufren de la celiaquía encontrarán en el mapa un buen aliado para conocer nuevas opciones para salir a comer disfrutar de una buen almuerzo o una gran cena sin preocuparse por sentirse mal al día siguiente. Sin dudas, una gran noticia.

Encontrar un buen lugar para almorzar o cenar, o que por lo menos cuente con un menú variado sin TACC, es todo un desafío para los celíacos. Los costos de producción tampoco ayudan a incluirlos en la oferta. El mapa de los lugares donde se puede comer con tranquilidad en la ciudad

16 de septiembre de 2018

"En Argentina se estima que el 1% de la población es celíaca", explican en la filial platense de la Asociación Celíaca Argentina (ACA). Si se extrapola a las más de 800 mil personas que viven en La Plata, se trata de una afección que sufren unas 8 mil personas en toda le región. En el país esa cifra trepa hasta los 400 mil y se agrava si se tiene en cuenta que se calcula que por cada paciente diagnosticado, hay otros ocho que no lo saben.

En ese marco, y pese a que la legislación vigente obliga a restaurantes, bares y demás locales gastronómicos a poseer un menú apto para celíacos; salir a comer puede ser todo un desafío. Este escenario llevó al licenciado en comercialización Martín Irlicht, celíaco, a crear un mapa con los mejores sitios para quienes padecen esta enfermedad puedan ir comer. El compendio comenzó a crecer y se transformó en una plataforma colaborativa que está presente en la ciudad.

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que puede aparecer en cualquier momento de la vida y si el paciente no respeta una dieta adecuada, puede generar serios daños en el intestino delgado y alterar la absorción de vitaminas, minerales y nutrientes. Quienes la padecen, no toleran la proteína del gluten que se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno, cuatro cereales que suelen abreviarse como TACC.

"Salgo de vez en cuando a comer y en La Plata hay bastantes lugares a comparación de otras ciudades", explicó Camila Díaz a 0221.com.ar. La joven, que es celíaca, señala que aún así las opciones de los menús resultan acotadas, ya que por lo general el principal proveedor es el mismo para todos: se trata de "Mamá Celia". Las opciones son pobres y "siempre varían entre pastas y pizzas", remarcó Camila algo resignada. En el rubro de las bebidas, la realidad no es mejor: en la ciudad solo se consigue una variedad de cerveza sin TACC, llamada Antigua, "tiene un sabor muy distinto y sale carísima", cuenta la joven.

Su lugar favorito es Tacc Off, un local que sirve, exclusivamente, comida apta para celíacos. Abrió sus puertas hace pocos meses en 49 entre 11 y 12 y es todo un éxito entre aquellos que padecen la celiaquía en La Plata.

Carlos Leuzzi, titular de la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata, explica que "es obligatorio que los lugares cuenten con menús para celíacos que incluyan una entrada, un plato principal y un postre”. Se trata de una disposición nacional incluida en la Ley 26.588 a fines de 2015, que también establece que los comedores escolares, cárceles, establecimientos sanitarios, empresas de transporte, restaurantes y bares, además de locales de comidas rápidas, deberán contar con un menú libre de gluten.

“Antes era un peligro porque se intentaba atender bien al cliente celíaco y en las cocinas todo se mezcla”, cuenta Leuzzi en diálogo con 0221.com.ar y agrega que ahora se cuenta con "proveedores que mandan menús armados para no mezclar ingredientes y se calienta por separado para que esos alimentos no tengan contacto con el resto de la comida”. Es que claro, el celíaco no sólo debe cuidarse de no ingerir los productos no aptos, sino que éstos tampoco tengan contacto y se "contaminen" con los que sí puede comer, por lo que hay que asegurarse de limpiar bien los elementos de cocina y utilizar utensilios diferentes.

El empresario reconoce que “la demanda no es tanta” y el menú resulta más costoso debido a la producción y tercerización que los comercios gastronómicos realizan. Justamente estos proveedores resultan claves para los restaurantes, por la ayuda que brindan al elaborar los productos aptos para celíacos, que luego ofrecen y venden en sus comercios, pero esto significa un menor margen para los comerciantes.

Mientras La Plata se adapta a las nuevas necesidades de la población, los platenses que sufren de la celiaquía encontrarán en el mapa un buen aliado para conocer nuevas opciones para salir a comer disfrutar de una buen almuerzo o una gran cena sin preocuparse por sentirse mal al día siguiente. Sin dudas, una gran noticia.

COMENTARIOS