lunes 20 de mayo de 2024

Los senadores argentinos se crearon un aguinaldo además de aumentarse un 168% el sueldo

Desde este momento el salario de bolsillo de los integrantes de la Cámara alta es de 4.3 millones de pesos cuando hasta este mes cobraban 1.7 millones.

--:--

Luego de la votación de 30 segundos en la que todos los senadores de la Nación aceptaron aumentarse sus sueldos un 165%, se conoció en la resolución aprobada que se incluyó también un aguinaldo inédito, porque hasta este momento no lo recibían.

Desde este momento el salario de bolsillo de los integrantes de la Cámara alta es de 4.3 millones de pesos -hasta este mes cobraban 1.7 millones-, y ahora se sabe que el texto plantea además que los senadores pasarán a percibir 13 dietas anuales, cuando hasta el momento cobraban 12.

Lee además

“Establécese que a partir del mes de mayo del presente año los senadores nacionales percibirán un total de 13 dietas anuales. Cada una de las mismas serán equivalente a 2.500 módulos más un adicional de 1.000 módulos por gastos de representación y 500 módulos por desarraigo”, dice el proyecto decidido a mano alzada en medio de una sesión en la cual se habían votado los pliegos de seis embajadores.

Victoria Villarruel Senado.jpg
El Senado de la Nación que preside Victoria Villarruel aprobó el aumento de un 165% de los sueldos de los senadores y un aguinaldo.

El Senado de la Nación que preside Victoria Villarruel aprobó el aumento de un 165% de los sueldos de los senadores y un aguinaldo.

¿Qué dice la resolución que votaron los senadores?

El texto consigna que "el valor del módulo será el equivalente al que perciben los empleados legislativos de conformidad con las previsiones de la ley N° 24.600″ y que “el gasto que demande el cumplimiento de esta resolución se imputará a la partida de gastos del Honorable Senado de la Nación”.

Si bien la foto final de la votación dejó una mayoría de manos levantadas y una minoría que no lo hizo, no quedaron registros oficiales de votos negativos. Por eso la sobreactuación de indignación final de los senadores oficialistas y del PRO fue más para dejar testimonio ético que una impugnación legal sobre que había ocurrido. De hecho, la propia vicepresidenta Victoria Villarruel se apuró en aclarar que la votación fue perfectamente “legal” y que ella “no tenía herramientas para frenarlo”.

Si se hubiera llamado a una votación nominal en lugar de a mano alzada, habría quedado absolutamente claro quiénes votaron a favor y quiénes en contra, pero esto podría haber atentando contra la mayoría de dos tercios necesaria para aprobar el proyecto de resolución. La decisión de que se definiera a mano alzada fue deliberada y estratégica: tenía como objetivo evitar el riesgo de que se cayera la aprobación del aumento de dietas.

La metodología se resolvió en la reunión de Labor Parlamentaria del jueves por la mañana que encabezó Villarruel y acompañaron los presidentes de todos los bloques, inclusive aquellos que luego expresaron que estaban en discrepancia como Ezequiel Atauche (La Libertad Avanza) y Luis Juez (PRO).

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar