lunes 08 de julio de 2024
Tapa-Begum-H 22-6.jpg
Radio Estación Sur

Una emisora pensada como espacio desde donde mirar el mundo

Radio Estacion Sur lleva casi dos decadas al aire con una propuesta de comunicacion comunitaria, popular y federal que hace pie en la cultura y las diferentes luchas sociales que se presentan en la región.

--:--

En los estantes, detras de la barra laqueada de un negro brilloso, había un vino con etiqueta naranja que era el más caro de la carta. Hacía frío y el chiflete se filtraba por el policarbonato zurcido del techo del centro cultural de calle 42. Esa noche de junio de 2005, se emitía por primera vez la señal de prueba en la sintonía 91.7 del dial. Sonaba al palo un homenaje a Sandro que reunía a varios artistas entre los que estaban León Gieco y Attaque 77. En un discman, desde una terraza altísima, comenzaba a escucharse una nueva radio, popular y comunitaria. De ese modo Radio Estación Sur garabateaba sus primeras líneas. Y en las copas de vidrio grueso, el vino más caro se agotaba entre brindis y risas.

Armar una radio”, había propuesto Pablo Antonini ante un grupo de compañeros y compañeras con las que venía militando y había compartido otras gestas comunicacionales como la revista La Pulseada del Hogar del cura Carlos Cajade. Antonini hizo extensiva la propuesta a un grupo con el que había cursado Radio ll en la Facultad de Periodismo y con el que compartía un programa en FM Raíces.

Las primeras reuniones comenzaron en 2003. La idea que fue surgiendo era realmente ambiciosa: además de una radio se pensaba en un espacio de formación, una agencia de noticias, un centro cultural con bar incluido.

Lee además

2011 Sandra Ayala x GbH (4).jpg
Radio Estación Sur en la calle por el caso del femicidio de Sandra Ayala Gamboa

Radio Estación Sur en la calle por el caso del femicidio de Sandra Ayala Gamboa

La primera experiencia, en un local largo y con subsuelo sobre calle 50, a la vuelta del edificio de los tribunales federales, duró unos siete meses, cuando una mudanza urgente y desordenada llevó todo a 42 entre 6 y 7, una casona oscura por la que pasaron cientos de artistas, propuestas culturales y sociales los siguientes años. Un habitué de aquellas veladas era Jorge “Alorsa” Pandelucos, líder de la legendaria formación tanguera “La guardia hereje”. El estudio de la radio hoy lleva su nombre en memoria de aquellos tiempos y de su talento para impulsar la renovación del tradicional ritmo del 2 por 4.

En esa barra brillosa se acodaron numerosos referentes de la escena local, además de figuras como Rodrigo De La Serna, Ramiro Mussotto, Raly Barrionuevo, que llegaron para participar de largas veladas de humo y vino tinto, compartir un cumpleaños, un vaso de Sprite o un choripán.

Para los hacedores de Radio Estación Sur, la casona de 42 fue fundamental para deshojar la experiencia de gestión colectiva y optimizar recursos humanos y económicos, romperse la cabeza con los problemas que iban surgiendo, bancar una inspección y una clausura de Control Urbano o la siempre sensible y necesaria relación con el barrio.

Paulatinamente se fueron definiendo algunas actividades: los miércoles ciclos de cine; los jueves minestrones (propuestas culturales y teatrales); y los viernes y sábados quedaban abiertos a una variedad de propuestas entre las que había recibidas, cumpleaños y recitales que servían para bancar económicamente. Para garantizar la apertura y cierre del espacio cultural, cada integrante tenía un “día centro” que consistía en una jornada entera desde muy temprano a la mañana hasta pasada la medianoche.

Mudanza al Favero

La radio transmitió desde la casona hasta agosto de 2012, cuando llegó la mudanza al lugar dónde ahora se encuentra: el Centro Cultural Daniel Omar Favero, un espacio cultural en homenaje a un joven poeta desaparecido durante la última dictadura. Ubicado en la esquina de 117 y 40, en pleno Barrio Hipódromo, la propuesta de Radio Estación Sur, encontró allí el compañerismo de Claudia y Luis Favero con quienes el grupo ya venía tejiendo lazos de afecto en la Red de Centros Culturales de La Plata, una movida que nucleaba a actores que compartían problemas comunes y donde muchas actividades se vieron potenciadas colectivamente.

“A partir de entonces se integran dos dimensiones fundamentales de la composición social: la cultura y la comunicación y un trasvasamiento generacional en el Favero que se nutrió de la participación y la militancia que trajo la radio. Compartimos no sólo espacio, sino también proyectos, producciones, trabajo barrial, militancia en red”, cuenta Melisa Carnabali, motor de la gestión del Favero, referencia ciudadana en la construcción de memoria, verdad y justicia.

La radio empezaba a mirarse en el espejo de otras experiencias con mayor recorrido como Radio Encuentro de Viedma y La Tribu de la Ciudad de Buenos Aires, que llevaban más de diez años al aire. En 2004 representantes de Estación Sur participaron por primera vez de la samblea del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO). Volvieron llenos de relatos, ideas y propuestas. Un año más tarde, en un encuentro en San Martín de los Andes la radio accedió a un lugar en la Mesa Nacional de FARCO a través de la representación de la autora de este texto.

1 021(1).jpg
Una radio comunitaria y popular, la propuesta de RES que ya lleva casi dos décadas.

Una radio comunitaria y popular, la propuesta de RES que ya lleva casi dos décadas.

Las emisiones diarias del informativo nacional producido por el foro desde febrero de 2005 son troncales para la Red, desde que salieron al aire comenzaron a reportar en el esquema de trabajo que se presenta. El primero de estos reportes fue un acto celebratorio. En la oficina de la casona no entraba nadie más. Alrededor de la computadora, pasaron horas eligiendo el corte de audio, Néstor Noriega, “Nori” era un editor de excelencia. “Sentíamos una alegría enorme y una responsabilidad tremenda”, recuerda Noriega. La siguiente experiencia fueron las producciones especiales de elecciones, que implicaban largas horas de trabajo de edición, armado de equipos y relevamiento de celulares. “Parece una obviedad pero era 2005, había muy pocos celulares disponibles. En aquella oportunidad transmitimos desde el bunker de Cristina (Fernández de Kirchner) para toda la red nacional”, comparte Darío Becchetti, hoy integrante del área de Redes.

Para Manuel Rodríguez, protagonista de aquellas experiencias inaugurales y primer productor de la mañana, “dimensionar la comunicación con perspectiva popular, comunitaria y federal se aprende y se encarna a partir de tomar contacto con las radios de todo el país. Esa es una fortaleza y un aporte enorme a lo que decidimos hacer”. En esa línea se inscribió el sistema de pasantías solidario inaugurado por Radio Encuentro de Viedma, la organización de encuentros nacionales de mujeres y géneros, buscando pasajes, hotelería, todo desde el profundo convencimiento de que “lo que estamos haciendo suma”, tal como lo expresa Amancay Silva, que supo ser responsable de Comunicación en FARCO.

A fines de 2009, la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (26.522) fue celebrada con corderos asados en el patio por el “Ratón” Mauricio Losada, actor y director de teatro platense. Por aquella fiesta improvisada pasaron oyentes y comunicadores, hubo brindis largos y sostenidos y una barra activa que encontraba en la venta de bebidas otro de los pilares alternativos para la subsistencia. Fue el resultado de una larga lucha en la que participaron muchos actores que nunca bajaron los brazos en pos de defender la posibilidad de existencia de una comunicación popular y la multiplicación de las voces.

Cinco años, cinco plazas

Desde ese año la radio sostiene su participación en la Fiesta del Tomate Platense, fortraleciendo un vínculo con los productores flori-fruti-hortícolas de la región, que tienen incluso su propio programa al aire todas las semanas, “Atando Cordones”.

Juan José “Lolo” Garat, mentor de la recuperación del tomate local destaca el rol de la emisora en las fiestas por su rol situado “en línea con el espíritu y la propuesta. En la radio aparecen las voces de productores, organizadores, consumidores y feriantes, trabajando y transmitiendo para poner en relación el sentimiento que despierta el producto, en vivo y en directo, para que sea escuchado y participado. Pasan productores de tomate pero también de otros productos, consumidores, docentes, visitantes, funcionarios, que dan a conocer su punto de vista y su posición en la corta cadena del tomate, acompañando la construcción de un espacio que hoy entendemos parte fundamental de lo que denominamos economía social”.

Varias RES x GbH (30) (1).JPG
A mediados de 2012 Radio Estación Sur trasladó sus estudios al Centro Cultural Daniel Omar Favero, en el corazón del Barrio Hipódromo

A mediados de 2012 Radio Estación Sur trasladó sus estudios al Centro Cultural Daniel Omar Favero, en el corazón del Barrio Hipódromo

En esta línea se inscribieron los festejos de los cinco años de vida de la radio, eligiendo cinco plazas de la ciudad para realizar radios en vivo y abiertas sobre temas sociales, políticos y culturales, que incluyeron día de las infancias, el folklore y su fiesta en Plaza Italia y el reclamo de libertad por Pascual Pichún Collonao, preso político mapuche en Chile, y que formó parte de la radio en uno de los programas de la tarde, Que Tren Que tren, y La Flecha, programa que llevaron junto con Zulema Enríquez y que continúa en la actualidad, profundizando la perspectiva de comunicar con identidad y la dimensión territorial desde el concepto de plurinacionalidad. No faltaron las plazas de la salud, en Islas Malvinas, la puesta en vivo desde la República de los Niños con Estela de Carlotto.

Radio Estación Sur se afianzaba en algo que se la suele identificar: transmitir desde la calle con radios abiertas, en vivo y con operativos tecnológicos que eran toda una aventura. La primera fue en 2007, en el marco de la masiva movilización al cumplirse un año de la desaparición del testigo Jorge Julio López, ahí con el Citroen amarillo de Federico Garese y Juan Bruno, se trasladaron los equipos y se montó una cobertura retransmitida a través de FARCO por radios de todo el país y que impuso una dinámica que se mantiene hasta la actualidad, ahora sumándo también el formato radiovisual. Al año siguiente se montó un estudio frente al edificio de Rentas por el primer aniversario del femicidio de Sandra Ayala Gamoba. Y así siguieron otras movidas que se volvieron una tradición.

“Con menor y mayor éxito trabajamos en la búsqueda de una estética visual acorde a un estudio de radio en exteriores. Con banners y banderas que armonicen y no dejen visible la madeja de cables, brazos de micrófono, retorno. Hay una búsqueda de una armonía visual que contrasta con el desafío de una salida al aire ordenada, que se escuche bien, que no tenga cortes. Nos llevó muchos años de trabajo, mejoras, ajustes. Lo que pasa y lo que se ve refleja mucho de lo aprendido y renueva desafíos” ,apunta Diego Cisternas, responsable del Área Técnica y conductor de “El Amplificador”, un clásico de los mediodías musicales y de agenda de la región.

Licencia para emitir

Con el paso del tiempo el proyecto se fue consolidando. En 2017 durante una asamblea realizada en Rosario, Pablo Antonini fue elegido para presidir FARCO y lo hizo durante cinco años. Hasta la hoy la radio participa activamente de todas las propuestas de la institución.

El 18 de julio de 2019, Radio Estación Sur obtuvo su licencia otorgada por el Ente Nacional de Comunicación (ENACOM) junto a otras tres emisoras: FM Tinkunaco, de José C. Paz , Radio Sur de Córdoba Capital y Aire Libre de Rosario.

En el acto, y ante la mirada atenta de quién ostentaba la presidencia del organismo, Silvana Giudici, el discurso que rompió el protocolo habló de “la legitimidad de nuestros medios que está dada por el ejercicio cotidiano del derecho a la comunicación y alentar el ejercicio de ese derecho es prioridad, por eso, y desde ese lugar, bienvenida sea la legalidad”.

2EF546CA-8F3F-4741-9252-4CDA6FD5BBD4.jpeg

La llamada Ley de Medios definió que un 33 por ciento del espectro radioeléctrico debe reservarse para iniciativas “sin fin de lucro”, el llamado a concurso, la aprobación y el reconocimiento legal fue celebrado por la organización mientras se sigue sosteniendo el reclamo de la legalidad para todos los medios populares, como establece la Ley.

En La Plata, sólo catorce radios -de un universo que supera largamente el centenar- cuentan con licencia emitida por la autoridad correspondiente, y en ese número se encuentra la frecuencia de la iglesia católica, la radio universitaria, la pública de la provincia y la municipal.

“La licencia es la culminación de un proceso. No se abrían concursos de los '80 a esta parte, funcionamos sin ningún tipo de legalidad o a partir de la legalidad provisoria, que son los permisos precarios y provisorios, comúnmente llamados ppp; las radios comunitarias estábamos prohibidas por la ley de la dictadura, vigente hasta 2009. Previamente, por el trabajo de otras radios, a fines de 2005 hubo un artículo que levanta la prohibición de gestionar medios de comunicación, así que entramos en un registro provisorio. Luego participamos activamente de la elaboración de la ley Audiovisual, los 21 puntos para una comunicación democrática; cuya cuenta pendiente entre otras fue la legalización y la licencia la radio que le pone fin al carácter provisorio del permiso: con mucha lucha logramos que se abrieran una especie de concursos simplificados, llamados de ´normalización´ y obtenerlo nos da plena legalidad. También implicó un trabajo en términos legales y técnicos que asumimos en conjunto con otras radios comunitarias; muchas quedaron excluidas de la licencia. Casi todas las radios en las llamadas ‘zonas de conflicto’ (grandes centros urbanos) nacidas después del 2007 siguen esperando”, expresaba Antonini, unos días después de recibir la noticia.

El medio no es sólo el mensaje

Hay una concepción de medio de comunicación como organización social: la radio tiene plenarios, reuniones generales de programación, está presente en actividades sociales, políticas y culturales sin ocultar el lugar del qué se para. Entre sus desafíos se propone un trabajo regional, entre las radios que son parte de la Red FARCO en La Plata, produciendo el Informativo regional que ya tiene cinco emisiones diarias y que produce una agenda común compartiendo entrevistas, testimonios y producciones.

En este tipo de organización, la sostenibilidad económica es un “tema difícil de abordar”, expresa Federico Tamburri. Egresado de la Facultad de Ciencias Económicas, Tamburri es un pilar en la administración y su ingreso a comienzos del proyecto fue tan inesperado como fundamental. “Por definición, en nuestros medios se privilegia el rol social de la comunicación y muchas veces, se ve disminuido el ingreso económico en pos de posibilitar la permanencia en el aire de contenidos de calidad y coherentes con la agenda del medio. Si bien no existe “fin de lucro” en su interpretación más cuadrada, es necesario contar con ingresos suficientes para seguir funcionando, teniendo en cuenta los recursos de las personas que hacemos la Radio, las tarifas de servicios y los costos que manejamos que no distan de la de los medios comerciales”.

thumbnail.jpg
Una practica que se transformó en sello de la radio: las transmisiones en vivo desde la calle.

Una practica que se transformó en sello de la radio: las transmisiones en vivo desde la calle.

Desde el inicio, un equipo se adentró en la búsqueda de recursos. Construyeron carpetas extensísimas, ambiciosas, “horas y horas usando una impresora doméstica. Cada carpeta nos lleva un kit de cartuchos, íbamos en tren a las reuniones que nos programábamos, excursiones porteñas mostrando lo que queríamos hacer, convencidos. No teníamos más de treinta años, y poca plata en el bolsillo, pero mucha seguridad y confianza”.

Hubo largos y acalorados debates sobre la publicidad oficial que incluyeron reclamos y campañas exigiendo la “distribución de la pauta”. Desde hace mas de diez años se comenzó participar en concursos en busca de fondos de fomento previstos en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y algunos programas como “Puntos de Cultura”. Así se pudo financiar una publicación de dos mil ejemplares que presentaron en septiembre del 2023 celebrando los dieciocho años. de la radio.

Siempre estamos pensando hacia adelante”, dice Tamburri. Y agrega: “Cada vez que alcanzamos un objetivo ya estamos planificando el siguiente, uno más desafiante, que busque llegar a más y nuevas audiencias”.

En ese mirar para adelante, hubo momentos de juntar monedas para pagar el alquiler, organizar fiestas en clubes, como la del Everton, que horas antes de empezar casi tuvo que ser suspendida por una cortina de agua que arreciaba sobre la barra. Cuando pasó el chaparrón, pasaron secadores de goma, buscaron trapos de piso en cada rincón y la fiesta siguió hasta las cinco de la mañana. El saldo fueron tres meses de alquiler garantizados.

Definir perspectivas

La idea de pensar y producir la comunicación desde una perspectiva bien definida, popular y feminista está muy presente en Radio Estación Sur. “Salimos de la ilusión de objetividad y ponemos en juego la subjetividad”, sostiene Ailin Rocha, quién se desempeñó durante años como productora de la mañana y es corresponsal de FARCO.

“No sólo contamos con mujeres conduciendo la primera mañana informativa, en la producción de contenido, en puestos de gestión y toma de decisiones. No estamos excluidos del sistema patriarcal, por este motivo tenemos también un protocolo de actuación con el fin de prevenir, cuidar e incluir a quiénes formamos parte de la organización. Esto no es tan común y nos llevó mucho tiempo de elaboración y está a disposición también de otros medios que lo solicitan para pensar el propio”, dice Sofía Peroni, editora de género del medio.

Por la emisora pasan y pasaron todo tipo de propuestas: pibes de centros cerrados que hacen comunicación en contextos de encierro, espacios de literatura infantil y juvenil, pueblos originarios, cuidadoras domiciliarias, sindicatos, de usuarios/as de servicios de salud mental como Razonamiento Desencadenado y Rompiendo Barreras (dispositivos terapéuticos de los hospitales Alejandro Korn y San Martín respectivamente) que se afirman en el ejercicio de la comunicación como parte de una forma de tratamiento, “nos constituimos como un puente que posibilita la expresión y reconocimiento”, plantea Nelson Piñeiro, que siendo parte del equipo de gestión mantiene la articulación con los equipos de los programas. También los sábados y en la previa, suena la Vereda Tropical, una propuesta musical consolidada que recorre el cuarteto y la cumbia antes de “salir al baile”.

292188_3771063326600_1885474529_n.jpg
El compromiso y la solidaridad con las luchas en la región definen a la radio.

El compromiso y la solidaridad con las luchas en la región definen a la radio.

Lo presencial en la era de la virtualidad

La definición de territorio, la construcción regional desde la producción de contenidos, la cobertura de hechos noticiables, actividades públicas, eventos culturales tiene también su correlato en el otro territorio, el virtual, fundamental para la etapa. “Sabemos hacer mucho con poco”, cuenta la coordinadora del área de Redes, Robertina Sacido Torchio, para quien, “el contexto y la falta de propuestas para un sector muchas veces ninguneado, nos llevó a desarrollar estrategias colectivas que, con aciertos y errores, no deja de lado la premisa fundamental: informar con responsabilidad”, afirma.

Mucha de esa territorialidad fue fundamental tras la inundación de abril de 2013. Mientras la radio ponía sus cosas a secar se constituyó como sede de una cobertura colaborativa durante todos los días posteriores en coordinación con organizaciones, clubes de barrio, vecinos y vecinas, colaborando desde la comunicación en la organización de la ayuda y las necesidades. Fue una experiencia enriquecedora en lo doloroso de la situación y que hasta le valió a la radio un reconocimiento por parte de la Defensoría del Público desde donde fueron convocados a participar de la elaboración de su “Manual para el tratamiento responsable de catástrofes”.

Desafiar los tiempos difíciles

Con la llegada de Javier Milei a la presidencia se dispuso el cese de la pauta publicitaria oficial para los medios, los concursos del Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA) perdieron continuidad y la situación económica obliga a repensar formas de funcionamiento en los equipos de trabajo, estrategias de financiamiento y contenidos a compartir.

La radio posee un esquema de aportes colaborativos, la RES Comunitaria, y una administración eficiente con proyecciones anuales, puesta en común de uso de los recursos, prioridades y responsables de salir a buscar lo que haga falta para que las actividades propuestas puedan garantizarse, además de mucho aporte de cabezas, cuerpos y energías al servicio de un compromiso compartido: hacer de todo y que salga bien.

En esta línea, la programación de la mañana, que es la base de la producción informativa, se sostiene con un equipo de trabajo profesional y consolidado que ha construido lazos afectivos con sus oyentes, al punto tal de a acercarles regalos, frascos de dulces caseros, medialunas, piezas de cerámica, funciones de teatro a beneficio, puntas posibles de publicidad y asistencia perfecta a cada convocatoria.

Riso Balvidares, Elías Merderk, Clara Rodríguez Barreda, Manu Ríos, Julia Sabolcki, Laureano Ciappa y Lucas Villavicencio sostienen una mañana cuesta arriba en ingresos que se hace fácil en el fluir de las potencialidades colectivas, junto a un grupo de excelentes columnistas. Al equipo se le suma también Claudio Lambolla, responsable del área de publicidad.

A pesar de todo, en la radio ya empieza a discutirse el festejo de los veinte años. Hubo mega transmisiones, en pandemia de forma radiovisual, -puede verse en el canal de youtube-, otros en centros culturales amigos, como El Colibrí, y en compañía de Rosa Bru y Estela Díaz, Ministra de Mujeres y Diversidad de la provincia.

En este tiempo para perfilar lo que viene se mantiene activo el recuerdo de aquellas fiestas largas con bandas amigas. Lo que viene irá en sintonía con la importancia de celebrar, sostener y construir desde la comunicación una trinchera, un lugar de pertenencia, desde propuestas que son bandera: la radio que te define.

¿Qué es 0221.com.ar| Logo Begum?

Begum es un segmento periodístico de calidad de 0221 que busca recuperar historias, mitos y personajes de La Plata y toda la región. El nombre se desprende de la novela de Julio Verne “Los quinientos millones de la Begum”. Según la historia, la Begum era una princesa hindú cuya fortuna sirvió a uno de sus herederos para diseñar una ciudad ideal. La leyenda indica que parte de los rasgos de esa urbe de ficción sirvieron para concebir la traza de La Plata.

Dejá tu comentario

Leer más de BEGUM