domingo 07 de abril de 2024
Tapa-Begum-H.jpg
La mirada de un barcelonés

La Plata vista como un hombre de traje de gala y zapatillas

Invitado por las autoridades locales, el prestigioso oftalmólogo español Manuel Menacho Peirón visitó la ciudad en 1910. Al escribir sobre su experiencia señaló el contraste entre la suntuosidad de los palacios públicos y la sencillez de las viviendas particulares.

--:--

Pocas veces se habrá podido trazar el plano de una ciudad antes de edificar su primera vivienda como ocurrió en este caso, así es que se dispusieron las calles y plazas y se distribuyeron los edificios públicos en la forma que pareció más conveniente, y como por ensalmo se procedió a su construcción, gastando en ello sumas considerables, y alrededor de ellos fueron brotando del suelo los edificios particulares, que a decir verdad no corresponden a la suntuosidad de aquellos.

El plano de La Plata es mixto de cuadriculado y diagonal, aunque en la práctica resulta predominar aquel; ocupa un cuadrado de unos cuatro kilómetros de lado, lo que viene a representar aproximadamente dieciséis kilómetros, y aunque solo está construido en parte y hay muchos solares por edificar, incluso en puntos paracentrales, cuenta en la actualidad con más de cien mil habitantes.

67170499_2825534150799496_7709164656471834624_n.jpg
El médico barcelonés puso el ojo en la diferencia entre la opulencia de los palacios públicos y la modestia de las vivienda particulares

El médico barcelonés puso el ojo en la diferencia entre la opulencia de los palacios públicos y la modestia de las vivienda particulares

En el ámbito de la población están simétricamente distribuidas varias plazas, algunas de grandes dimensiones, y se hallan en comunicación entre sí por medio de grandes vías diagonales que vienen a cortar las calles del plano cuadriculado en ángulos de unos 45°. Esta distribución del plano es muy acertada porque combina las grandes perspectivas en las encrucijadas y al mismo tiempo permite la metódica distribución de los edificios y facilita la orientación y la vigilancia, cualidades ajenas al sistema cuadriculado.

Lee además

La urbanización de la ciudad está aún en un estado muy precario: el nivel de las calzadas no siempre está en relación con el de las aceras, los pavimentos están en gran parte por hacer y los que existen son muy deficientes. La anchura de las calles es suficiente para todas las contingencias del porvenir. Las viviendas son casi todas de una o dos plantas, y en cuanto a estilo e importancia no hay nada que mencionar.

SUNTUOSOS PALACIOS

Los edificios públicos son magníficos, cual corresponderán en su día a una provincia de tan brillante porvenir: en la actualidad se despegan del marco por su misma magnificencia: el Palacio del Gobierno y el de la Legislatura de la Provincia de la Plata, la Municipalidad, la Dirección de las Escuelas, Departamento de Ingenieros, Universidad, Escuela normal y Colegio nacional, son edificios soberbios; el Museo de la Plata, el Observatorio astronómico y el Conservatorio de la vacuna, son instituciones modelos en su clase, aunque este último tenga la instalación más modesta.

El Museo de la Plata merece especial mención por la importancia de sus colecciones antropológica y etnológica; posee un cráneo de indígena boliviano de tiempos prehistóricos, en el que existen huellas de habérsele practicado la trepanación; un esqueleto de araucano con osteítis de los huesos largos, otros con lesiones óseas de naturaleza tuberculosa y manifestaciones del raquitismo, lo que indica que tan antigua como la vida son las enfermedades que hoy sufrimos. Hay también coleccionados objetos de piedra labrada de los pueblos prehistóricos sudamericanos. La colección zoológica cuenta con hermosos ejemplares. La paleontológica, con una colección de plantas fósiles, y otra, única en el mundo, de los desdentados fósiles de la pampa e interesantes ejemplares de gliptodonte, toxodonte, dinosaurios, caballo de la pampa, etc. La arqueológica consta de más de 20 mil objetos –armas, instrumentos, cerámica, etc.-.

El conjunto del Museo causa un efecto sorprendente por el número, y sobre todo por la extraordinaria importancia de los objetos que contiene y por el orden con que están expuestos, y su visita resulta interesantísima hasta para los más ajenos a esta clase de estudios, por ser hojas del libro de la vida las que están contenidas en las salas y los anaqueles del Museo.

607b9438b275740d2515fa276855eecc.jpg
Como la mayoría de los visitantes de La Plata Menacho quedó maravillado con el Museo de Ciencias Naturales.

Como la mayoría de los visitantes de La Plata Menacho quedó maravillado con el Museo de Ciencias Naturales.

Los delegados que fuimos invitados a visitar la ciudad, recibimos las mayores atenciones por parte del señor presidente de la provincia, el caballeroso coronel señor (José Inocencio) Arias, que nos dirigió en la visita al Palacio del Gobierno; de la comisión de las Cámaras, que nos hizo los honores en la visita al Palacio de la Legislatura; y de los que nos condujeron a visitar la Municipalidad, la Universidad, el Museo, el Conservatorio de la vacuna y el Observatorio.

Todos rivalizaron en facilitarnos el acceso a cuantas instalaciones pudiéramos desear, y nos obsequiaron en forma tan espléndida, que quedamos profundamente agradecidos. Si los brindis tuvieran fuerza ejecutiva, todas las naciones allí representadas serian a estas horas la envidia de las demás, tales fueron los votos que por nuestra mutua felicidad cambiamos en las cuatro colaciones –y libaciones- que en el espacio de breves horas se nos ofrecieron.

IMPRESIONES

Cuando ocupamos nuestras plazas en el tren, de regreso a Buenos Aires, era la hora en que la luz se hundía en el horizonte, y, como dijo el poeta, la niebla densa, por todo el ancho de la llanura umbría iba tendiendo su cortina inmensa. . . ; pero en el interior de aquellos vagones no pudo penetrar el avasallador silencio de la dormida naturaleza, muy al contrario, los diálogos eran muy movidos –como requiere una marcha de 60 km por hora-, los comentarios muy gratos para la hospitalidad argentina, y los juicios sobre cuanto acabábamos de ver, algo complexos.

– ¿Qué le ha parecido a usted? –me preguntaba un compañero argentino cuya conversación fui a buscar a la caza de impresiones- ¿Qué efectos le ha producido esta ciudad surgida de la tierra por virtud de una ley de las honorables Cámaras legislativas?

– Pues le diré a usted, le conteste, déjemelo meditar unos momentos. . . Opino, que es sencillamente admirable, y que es una prueba de lo mucho que puede el dinero, pero al mismo tiempo es una demostración palmaria de que no se pueden violentar las leyes orgánicas.

– ¡Cómo!

– Me explicaré; así como los seres organizados responden a un plan y las distintas partes que los componen están en armonía con la función que han de cumplir, y el cambio de función trae aparejada la modificación del órgano que la desempeñaba, así también las naciones son organismos que tienen diferentes funciones que desempeñar, y para su cumplido desempeño necesitan órganos adecuados cuya ubicación ha de estar subordinada a la tarea que han de llevar cabo, y a mí me parece que estas dos capitales, situadas a tan poca distancia, se deben estorbar bastante, y lo natural es que resulte gananciosa la que cuente con mayores elementos. Yo debo decirle que el aspecto de La Plata es el de una ciudad que lucha con grandes dificultades económicas, pues si tiene edificios públicos espléndidos, que deben haber sido construidos con recursos de toda la provincia, en cambio los edificios particulares son modestos y la urbanización, es tan deficiente, que produce el efecto de una persona que vistiese en traje de gala y calzase modestas zapatillas.

manuelmenacho.jpg

– Pero advierta usted, mi amigo, que es una ciudad que empezó a construirse hace 28 años, y estas cosas no se improvisan.

– Convenido; por eso he dicho que era admirable cuanto acabábamos de ver, pero lo que yo creo es que cometieron un error edificándola tan cerca de la capital, y otro error aún mayor, si cabe, por haberla situado a 5 kilómetros del agua, distancia que le costara mucho llenar. Esto no quiere decir que deba pesar sobre La Plata eterno anatema, no; los poderes públicos pueden hacer mucho para asegurar el porvenir de esta ciudad, pero antes de lograrlo tienen que pasar varios lustros de vida lánguida, y esto será causa de que muchos de los que tengan en ella sus intereses o sus ocupaciones, se resistan a habitarla, teniendo a una hora de tren una ciudad tan hermosa como Buenos Aires. Planteada la cuestión en estos términos tiene usted razón, y esta es precisamente la causa de que no haya progresado más, pues muchos son, no ya los hombres de negocios, sino hasta los empleados –aun algunos de modesta categoría- que pasan el día en La Plata y regresan por la noche a Buenos Aire; y esto que pasa en estas esferas, ocurre también entre los propietarios, diputados, etc., hasta el punto que se han dictado disposiciones obligando a que residan en ella todos los que desempeñan algún empleo retribuido por la provincia o por la nación; pero esto no obstante, continúa la misma costumbre abusiva. Pero no dude usted; a pesar de ello, el porvenir de esta ciudad está asegurado.

– Así lo creo, pero va para largo; tiene que aumentar mucho la población de la Argentina para que La Plata progrese cual se merece, y siempre resultará una rama enclenque a causa del gran poder absorbente de la capital de la nación. De todos modos declaro, que aunque no existiera en La Plata su magnífico Museo, vale la pena de hacer un viaje para conocerla, pero no como el que acabamos de hacer, sino un viaje de estudio, reflexivo; para saber cómo se forma una ciudad.

(+) El texto de Manuel Menacho Peirón fue publicado en el libro Un viaje a la Argentina. El porvenir de los pueblos iberoamericanos. Barcelona, Viuda de J. Cunill, 1911.

Lee además

¿Qué es 0221.com.ar| Logo Begum?

Begum es un segmento periodístico de calidad de 0221 que busca recuperar historias, mitos y personajes de La Plata y toda la región. El nombre se desprende de la novela de Julio Verne “Los quinientos millones de la Begum”. Según la historia, la Begum era una princesa hindú cuya fortuna sirvió a uno de sus herederos para diseñar una ciudad ideal. La leyenda indica que parte de los rasgos de esa urbe de ficción sirvieron para concebir la traza de La Plata.

Dejá tu comentario

Leer más de BEGUM