lunes 24 de junio de 2024

COVID-19: la OMS recomienda no dar más vacunas de refuerzo a la población general

Recomendaron que los refuerzos se apliquen entre 6 y 12 meses después de la dosis y con prioridad para personas mayores, inmunodependientes y personal de salud.

--:--

Con alrededor del 70% de población vacunada contra el coronavirus y a tres años de iniciada la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer un documento en el cual señaló que la prioridad de una dosis de refuerzo, entre 6 y 12 meses después de la anterior, se mantiene sólo en colectivos de riesgo.

El Grupo Asesor Estratégico de Expertos de la OMS en vacunas (SAGE) dividió a la población en tres grupos de riesgo (alto, medio y bajo) y afirmó que la prioridad de nuevas dosis de refuerzo se mantiene sólo para el primero, que comprende los tres colectivos citados, según explicaron en una rueda de prensa dos de los miembros de este conjunto de especialistas, tras sus reuniones del 20 al 23 de marzo.

Lee además

“La hoja de ruta revisada vuelve a enfatizar la importancia de vacunar a quienes aún están en riesgo de enfermedad grave, en su mayoría adultos mayores y aquellos con condiciones subyacentes, incluidos con refuerzos adicionales”, declaró Hanna Nohynek, presidenta de SAGE.

Los países deben considerar su contexto específico al decidir si continúan vacunando a grupos de bajo riesgo, como niños y adolescentes sanos, sin comprometer las vacunas de rutina que son tan cruciales para la salud y el bienestar de este grupo de edad”, agregó la experta.

Para las personas con riesgo medio de COVID-19 (adultos de menos de 60 años y niños o adolescentes con determinados problemas de salud) SAGE recomienda únicamente un primer esquema completo de la vacuna más una dosis de refuerzo pasado el plazo necesario (algo que en muchos países ya se completó en 2022).

“Aunque los refuerzos adicionales son seguros para este grupo, SAGE no los recomienda de forma rutinaria, dados los retornos comparativamente bajos para la salud pública. El impacto en la salud pública de vacunar a niños y adolescentes sanos es comparativamente mucho menor que los beneficios establecidos de las vacunas esenciales tradicionales para niños, como las vacunas conjugadas contra el rotavirus, el sarampión y el neumococo”, completaron.

En el grupo de bajo riesgo (niños y adolescentes), SAGE reconoce los beneficios que las vacunas y dosis de refuerzo pueden tener en su prevención, aunque recomienda reconsiderar su inmunización. Además recomiendan una dosis anticovid de refuerzo, pasados seis meses o más desde la anterior, a mujeres embarazadas.

 

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar