jueves 25 de julio de 2024

La hora de la sentencia para Alejo Alonso por el homicidio de Navidad en City Bell

La Justicia platense dará a conocer la resolución del juicio de cesura. La fiscal pidió una dura condena, la defensa sostiene que la pena es “innecesaria”.

--:--

El Tribunal Oral Criminal I de La Plata dará a conocer este jueves en horas posteriores al mediodía la resolución del juicio de cesura para Alejo Alonso (47) juzgado por un crimen ocurrido en City Bell en la Navidad de 1999. En sus alegatos, la defensa a cargo de los abogados Alfredo Gascón y Miguel Molina solicitaron como planteo principal que no se lo condene a su asistido, como requerimiento subsidiario que se dicte la inconstitucionalidad del tope mínimo de 8 años de prisión que prevé el artículo 79 del Código Penal para el delito de homicidio para que se lo condena a una pena de 4 años de prisión, y como segundo pedido subsidiario que se aplique la pena mínimo de 8 años que establece el mencionado artículo.

Por su parte, la fiscal de juicio Victoria Huergo impulsó una condena unificada de 27 años de prisión para el acusado: por el crimen del remisero Gaspar Argentino Ayala la representante del Ministerio Público reclamo 15 años de encierro, en tanto que por otro hecho solicitó 13 años y 4 meses. En la composición de pena puso sobre la mesa una sentencia de casi tres décadas.

Lee además

El juicio de cesura se trata de la división del debate en dos partes, una dedicada al análisis de la existencia del hecho y el discernimiento de la culpabilidad (ya fue encontrado culpable) y la otra a la determinación de la pena. En este caso, los jueces deberán expedirse sobre atenuantes y agravantes del caso y el monto de pena, es decir, la condena a cumplir tras las rejas. El homicidio simple tiene una pena temporal en expectativa que oscila entre 8 y 25 años de cárcel. En el primero de los debates la fiscal Silvina Langone había solicitado 15 años de prisión.

La sentencia se conocerá el 28 de abril en horas posteriores al mediodía, según dispusieron los jueces Hernán DecastelliRamiro Fernández Lorenzo y Claudio Bernard.

EL CASO

El 25 de diciembre de 1999 la víctima fue atacada ferozmente a golpes y murió horas después en el hospital. Todo comenzó por un incidente de tránsito. Por este hecho fue juzgado Alejo Alonso, quien resultó absuelto por los exjueces del Tribunal Oral Criminal (TOC) I de La Plata, Samuel Saraví Paz y Guillermo Labombarda, ambos ya jubilados. Pero la recordada jueza Patricia de la Serna, en minoría, sostuvo que el acusado era culpable de homicidio y votó por su condena. Esa mirada de la magistrada resultó clave para que la máxima instancia judicial de la provincia de Buenos Aires rechazara los planteos de la defensa y dejara firme la resolución del Tribunal de Casación bonaerense.

Alonso fue procesado por la muerte de Ayala (40) tras un incidente de tránsito, con golpes de puño incluidos, que ocurrió hace el 25 de diciembre de 1999, en la esquina de calles 472 y 21 de City Bell, luego de un choque entre un Renault 19 y un Ford Mondeo. En 2011 fue juzgado por aquel hecho, pero el Tribunal Oral Criminal I de La Plata lo absolvió en un polémico fallo dividido. Dos años después, el Tribunal de Casación anuló el veredicto. En otra resolución dividida, con votos de los jueces de Casación Federico Domínguez y Ricardo Borinsky, se resolvió hacer lugar al recurso presentado por el Ministerio Público Fiscal.

Por mayoría se dispuso “anular el veredicto, con devolución de jurisdicción al tribunal” -que lo juzgó- “para que, a partir de la comprobada intervención del acusado en el hecho determinante de la muerte de Ayala, y debidamente integrado, renueve los actos necesarios para el dictado de un nuevo pronunciamiento”.

LOS ANTECEDENTES

El acusado es un exconvicto. Ya purgó una condena de 14 años de prisión por el recordado crimen del repartidor de pizzas, Adrián Santana, que fue ejecutado de varios disparos en la esquina de 12 y 38, en la noche del 23 de octubre del año 2000.

En un primer momento se especuló con que pudo atropellarlo un auto que escapó, pero los vecinos contaban a quien quisiera oírlos que ellos habían escuchado varias explosiones, como disparos.

Los forenses les dieron la razón: Santana recibió seis balazos, cinco de los cuales ingresaron en la axila, en la espalda y en uno de los glúteos, y otro en el tórax. Este último fue el letal. La Justicia concluyó que el crimen fue motivado por un ajuste de cuentas a raíz de un incidente que tuvieron Alonso y Santana en el bar Almendra, que funcionaba en 8 y 57, a metros de la sala de audiencias donde se realizaron los debates del caso.

En rigor Alonso, hijo de un médico policial, estuvo poco más de ocho años tras las rejas por ese homicidio. Fue beneficiado por la aplicación de la ley del “2x1”, ya derogada. Vivió detenido casi siete años, entre 2003 y 2010, por lo que llevaba computados unos 12 años por aplicación de la polémica ley vigente al momento del crimen.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar