jueves 25 de julio de 2024

El policía que se quitó la vida en La Plata estaba acusado por la muerte de un cuidacoches

El 20 de diciembre de 2018 Arturo Salazar le disparo a Mario González en 4 y 50 y eso derivó en su desafectación de la fuerza.

--:--

Lee además

Fuentes policiales indicaron que víctima fue identificada como Arturo Salazar, de 33 años. Un ex oficial que había sido desafectado en 2019 después de matar de un escopetazo a un cuidacoche que supuestamente lo había querido apuñalar en la zona cercana a 4 y 50.

De acuerdo a la crónica de 0221.com.ar de ese momento el episodio ocurrió cuando el móvil del Comando de Patrullas en el que estaba a bordo Salazar llegó hasta la esquina de 4 y 50, tras recibir un llamado en el que alertaban sobre una pelea entre dos cuidadores de coches. Una vez en el lugar los policías -un varón y una mujer- intentaron separarlos e identificarlos, situación en la que uno de ellos aprovechó para darse a la fuga. El otro, según había contado el propio policía, con un cuchillo en la mano intentó agredir al policía y éste disparó al suelo tratando de intimidarlo.

Según el parte policial, el "trapito" corrió de todos modos hacia el efectivo con el cuchillo en la mano y en ese momento el agente le disparó al pecho con una escopeta. El hombre herido, más tarde identificado como Mario González, corrió hasta la esquina de calle 3 y se desvaneció.

Una ambulancia del SAME lo trasladó hasta el Hospital San Martín, donde finalmente murió pocas horas después. Su cuerpo poseía "una herida punzante en el lateral derecho del tórax, tres heridas punzantes en el hombro y heridas por perdigones en el pecho".

Salaz fue procesado y estuvo detenido unos 25 días, hasta el 15 de enero de 2019, cuando recuperó la libertad luego de la excarcelación concedida por la Sala II de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata. Ya había sido apartado de la fuerza y procesado por el delito de "homicidio agravado por su calidad de funcionario policial".

En su declaración, Salazar sostuvo que respondió a una agresión, ya que la víctima empuñaba un cuchillo con el que lo amenazó. En ese marco, temió por su vida, la de sus compañeros de fuerza que estaban en el lugar y lo ejecutó de un disparo en el pecho.

La Cámara de Apelaciones entendió que el caso debe encuadrarse como “homicidio calificado en exceso en el cumplimiento de un cargo”, una calificación menos gravosa, y ordenó la libertad del ex uniformado que este sábado se quitó la vida en la casa de su expareja.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar