lunes 15 de julio de 2024

"Fueron dos minutos": así se vivió el brutal robo armado en un comercio de La Plata

El dueño del local asaltado este domingo habló sobre lo que vivió su empleado y la tensa secuencia que se registró dentro del kiosco.

--:--

El robo a mano armada en un kiosco, ocurrido este domingo todavía conmociona a buena parte del barrio El Mondongo. Minutos de pánico se vivieron en el local ubicado en Avenida 122 y 62, zona que delimita La Plata con Berisso, donde dos delincuentes entraron a robar fuertemente armados.

"Fueron dos minutos, eso duro toda la secuencia y se llevaron mi mercadería", dijo en dialogo con 0221.com.ar Sebastián, el dueño del local atacado durante la Pascua. "Los dos llegan en moto, entran al local con armas y obligan a tirarse al piso a los dos que estaban adentro", relataba.

Lee además

El propietario del kiosco contó todo lo que ocurrió detrás del mostrador, imágenes que no se llegan a ver en las grabaciones de la cámara de seguridad del interior. "A uno lo arrinconan contra una heladera y al que atendía lo llevan al fondo donde estaban los cigarrillos, que se los llevaron todos. Le pegaron en la cara y lo amenazaron", contó Sebastián.

El dueño agregó que su empleado quedó herido con un corte en la cara tras el golpe que le propinaron los ladrones, quienes tomaron una bolsa de consorcio donde se llevaron todos los cigarrillos, algo de mercadería, dinero en efectivo del empleado y su celular. De esta manera huyeron con el botín en mano arriba de su moto, pero más tarde uno de los implicados fue detenido porque "lo identificaron con las cámaras".

Minutos después del asalto, el propietario del local salió a hacer la denuncia para que la policía comience la búsqueda de los implicados. Según le contó a este medio, hallaron a uno de los dos (quién portaba el arma en el video) en 122 y 43 y antes se los había visto en una zona cercana a Plaza Moreno, luego de comprar un huevo de pascuas con el dinero que se llevaron del local asaltado en El Mondongo. A partir de este dato comenzó la persecución.

El sospechoso tenía en su poder 18.760 pesos, una mochila, un par de guantes, cigarrillos y golosinas. Varios de estos objetos fueron identificados por el propietario del local como propios, lo que fue determinante para la detención del sospechoso. Por otro lado, su compañero se dio a la fuga. La última vez que se tuvo rastros de él fue en la zona de Plaza Moreno.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar