La cancha fundacional, los clubes y los primeros goles: así nació el fútbol en La Plata | 0221
0221
La cancha fundacional, los clubes y los primeros goles: así nació el fútbol en La Plata
HACE 120 AÑOS

La cancha fundacional, los clubes y los primeros goles: así nació el fútbol en La Plata

El deporte que mejor jugamos los argentinos llegó en los barcos de la mano de los ingleses, en el siglo XIX. El capítulo platense se inauguró una tarde de 1901.

19 de septiembre de 2021

Hace 120 años se jugó el primer partido de fútbol en La Plata. Fue el domingo 21 de abril de 1901, en un campo de juego que ya no existe y varios años antes de la creación de la mayoría de los clubes que hoy conocemos todos, como Racing (1903); Independiente, Boca y Estudiantes (1905); San Lorenzo (1908) y los demás. Aquella tarde, dos equipos conformados por socios de Gimnasia y Esgrima La Plata (fundado en 1887 pero que recién a comienzos del siglo XX implementó la práctica de este deporte) se enfrentaron en la Plaza de Juegos Atléticos, un field que funcionó sólo durante cuatro años pero que sirvió para sembrar las bases de la pasión en nuestra ciudad. Así llegó el fútbol a la capital de la provincia de Buenos Aires, cuando el trazado ideado por Pedro Benoit e inaugurado por Dardo Rocha todavía no tenía una década de vida.

La génesis del football en nuestro país data de mediados del siglo XIX, cuando en Argentina no existía un gobierno centralizado y mucho menos una Constitución. Pero lo que sí había eran barcos, y arriba de esos gigantes que atravesaban los océanos viajaban los marineros ingleses que llegaban al puerto de Buenos Aires con todas sus costumbres. Los criollos los observaban incrédulos perseguir a una vejiga de vaca que intentaban meter a las patadas entre dos piedras, a los gritos y corriendo en distintas direcciones. Estaban siendo testigos de los orígenes del fenómeno popular más poderoso en nuestro país, que primero se presentó en la Ciudad de Buenos Aires y luego se extendió por las ciudades y los pequeños pueblos de la mano del ferrocarril. La Plata no quedó al margen y es más, entre las diagonales se hicieron goles antes que en otros rincones de la Nación.

Abierto el 30 de marzo de 1890, el Puerto La Plata había comenzado a construirse en agosto de 1883, un año después de que Dardo Rocha inaugurara la ciudad, en plaza Moreno. Las obras estuvieron dirigidas por el ingeniero holandés J. A. Waldrop y ejecutadas por la empresa Lavalle, Medici y Cía. El costo fue de 18 millones de pesos oro y trabajaron alrededor de 4.500 obreros. Por allí también llegaron las pelotas. "En nuestra ciudad el fútbol está muy ligado a lo que pasó con Buenos Aires, que llegó en los barcos a través de los ingleses, entrando por los puertos marítimos. En esa época, el puerto regional de La Plata, Berisso y Ensenada era muy importante, funcionaba mucho. Así como llegó a Buenos Aires, también sucedió en La Plata", dice en diálogo con 0221.com.ar Jorge Babaglio, historiador de Gimnasia.

En Ensenada desembarcaron los marineros del crucero inglés Cambrian, que el lunes 20 de julio de 1903 conformaron un equipo de once jugadores para ganarle 2 a 0 a Gimnasia. El Lobo, en ese entonces estaba estrenando su primera camiseta, a rayas verticales celestes y blancas. Ese fue el primer partido internacional disputado en La Plata, tan solo dos años después del juego inaugural bajo este cielo.

LA PLAZA DE JUEGOS ATLÉTICOS

Esta historia comenzó en una tarde de abril de 1901, en la manzana rodeada por las calles 1, 115, 47 y 48. Allí se había preparado una inédita cancha de fútbol bajo el mando de los señores Miguel Gutiérrez, José Miguel Sagastume y Jacinto Castellanos. El presidente de Gimnasia era Edelmiro Palacios y con el fin de reunir los fondos necesarios para la construcción del campo, había organizado una función de beneficio en el circo Hirling. Según escribió Miguel Bionda en su libro de 1945, Historia del fútbol platense, a esa jornada histórica de otoño asistió una gran cantidad de público, además de las bandas de Policía y de Artes y Oficios.

Mil personas concurrieron a la primera fiesta futbolística en la historia de La Plata para ver ganar a los azules sobre los colorados, los dos equipos que dieron el puntapié inicial de lo que algunos pensaron que era una moda pasajera. Los vencedores formaron con E. Graham (capitán); C. Carocino y F. Diaz; N. Loizaga; L. Berrotarán y E. Yalour; S. Fuentes, J. Magallanes, J. Mendy, J. Duarte y J. Tramain. Los perdedores, salieron al campo de juego con G. Mongan (capitán); F. de la Fuente y A. Lartigue; J. Lames, M. Lessieux y H. Casco; B. Lynch, R. Gazcón, M. Laborda, A. French y J. Ves Losada. El juez del partido fue el señor H. Field. Antes se llevaron a cabo unas demostraciones atléticas que incluyeron carreras entre niños, jóvenes y adultos.

Esa moda, que en nuestro país se había originado en la ciudad de Buenos Aires con la llegada de los ingleses, ya era una realidad en La Plata, de la mano de Gimnasia. El impacto en los jóvenes fue muy grande y tras el partido inaugural en 1 y 47 comenzaron a crearse más equipos de fútbol. Todos los amistosos se jugaban en esta esquina que era administrada por el profesor Castagnet, quien apuntaba a los platenses que mejores dotes mostraban para la actividad física y atlética. Entre los que sobresalían del resto se encontraba Luis Jorge Cristian Hirschi y Bernard, un adolescente que luego sería médico, jugador y presidente de Estudiantes, con un paso fundamental en la institución, al punto de que el estadio lleva su nombre, abreviado. Jorge Luis Hirschi fue uno de los pioneros de este deporte en la ciudad.

LOS PRIMEROS CLUBES

Entre 1901 y 1903, la institución mens sana conformó más equipos y además nacieron otros nuevos. La Primera de Gimnasia estaba integrada por H. Pividal; H. Salas y J. Sánchez Viamonte; R. Salas, A. Peredo y C. Sagastume; R. Tolosa, Demartini, Horacio y Honorio Tolosa y J. Calviño. La Segunda, por R. Tolosa; M. Campodónico y F. Roux; J. Monteverde, A. Pérez y J. Sagastume; H. Tolosa, R. Casterán, Jorge L. Hirschi, F. Gambier y A. Ferreiroa.

Se fundó La Plata F. C., que constituyó otros dos equipos. El primero con Rebagliatti; Villar y Moreda; C. Merlo, R. Ramírez y M. Urriol; F. Fernández, Arteaga, Laborda, E. Yalour y J. Magallanes. Y el segundo con Ernesto Larrain; V. Rodríguez y P. Urriol; E. Cortelezzi, O. Richelet y K. A. Pedemonte; A. Rivademar, E. Silva, D. Mendy, Darío Espíndola y Félix Lavié. En todas las formaciones había apellidos que luego serían históricos para La Plata, ya que estos hombres se destacarían en distintos rubros y ámbitos de la ciudad. Lo que ocurría además era que varios jugadores representaban a más de un equipo en una misma época, ya que no había ningún tipo de reglamentación que ordenara eso.

El 13 de agosto de 1903 jugaron dos equipos del Colegio Nacional: Mahogany le ganó 2 a 0 a Cheesemouger, y un mes después se fundó la Asociación Sarmiento. El 25 de octubre, en el Dock Central, la segunda de Gimnasia le ganó 2 a 0 al team de marineros del crucero norteamericano Montgomery y ese mismo día se produjo tal vez el primer escándalo en un partido de fútbol en La Plata: jugaban los teams menores de Gimnasia y Belgrano, cuando el árbitro Ernesto Larrain decidió suspender el encuentro tras una incidencia por la discusión de la validez de un gol.

También en octubre, un grupo de jóvenes fundó el club Nacional. Al año siguiente, en 1904, a Gimnasia, La Plata F. C., Belgrano, Sarmiento y Nacional, se le sumaron los nuevos equipos: Royal, Brown, Friend's, San Martín, Platense, San José, Defensores, Argentino, Juniors, Reconquista, Liniers, Ensenada, Aparicio Saravia, Pepita, Sudamericano, San Lorenzo de Tolosa, Liceo Argentino y Primera Junta. Así lo recopiló el escritor Miguel Bionda. Con la aparición de estos conjuntos llegaron también los nuevos fields para jugar al fútbol: Belgrano jugaba en 20 y 51 -actual plaza Malvinas- y Friend's lo hacía en el velódromo del Bosque. Nicolás Colombo, investigador y autor de varios libros con detalles minuciosos de la historia de La Plata, destaca que en los jardines del Hipódromo todavía hay un monumento que recuerda a la zona de la ciudad en donde se comenzó a jugar al fútbol. Se trata de una estructura vertical con una circunferencia arriba y una placa en el suelo, con el siguiente mensaje: "La peña del fútbol amateur perpetúa con este monolito el lugar donde por primera vez botó en La Plata una pelota de fútbol".

El 9 de abril de 1905 se constituía bajo la presidencia del Sr. Sabino Guarda el Club 25 de Mayo, que más tarde cambiaría su denominación por la de Everton Platense, como homenaje al club inglés que estuvo de gira por Argentina en 1909. Cuatro años después del primer partido de fútbol en La Plata había tantos clubes que el 24 de junio de 1905 se creó la Liga Platense, presidida por el señor Gabriel Elicabe Urriol. La final del primer certamen estuvo protagonizada por Veterinaria y Royal A, en el field de Friend's, ubicado en 13 entre 64 y 65. Con goles de Isla y Gándara, Veterinaria ganó 2 a 0 y salió campeón invicto.

LOS PRIMOS

Gimnasia y Esgrima La Plata fue la primera entidad deportiva de la ciudad y en la actualidad es la más antigua de las que continúan vigentes en Argentina. En Sudamérica, al Lobo solo lo supera el Lima Cricket & Football Club de Perú, fundado en 1859 por la comunidad inglesa afincada en ese país.

Babaglio, investigador mens sana y autor del libro Decano de América, remarca en diálogo con este portal que en los primeros momentos del siglo XX "el fútbol era un deporte mal visto; acá por ejemplo estaba el Jockey Club, con gente de alta jerarquía, aristocrática, y por eso era resistido". A finales del siglo XIX, al fútbol muchos lo consideraban como bárbaro y lo asociaban a las clases más bajas. Pero la popularidad creció tanto y tan rápido que nadie lo pudo frenar. Eso también ocurrió en nuestra ciudad, desde 1901 y de la mano de Gimnasia, aunque de una manera extraña, porque el club nació como un lugar para practicar actividades recreativas y disciplinas deportivas en lugares cerrados.

Antes de su nacimiento en 1887, el Lobo tuvo un antecedente. En 1885, el club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires envió a un señor a La Plata porque querían extender a los Gimnasias en varios puntos del país. Eso coincidía con la idea local de contar con un club deportivo en esta comunidad que cumplía tan solo cinco años y no llegaba a los 20 mil habitantes. "Así fue como vienen e intentan fundar ese club, se juntan, firman, compran un equipamiento, muebles, pero queda en la nada. A los dos años se funda Gimnasia y Esgrima La Plata, que usó equipamiento del otro club. Pero cuando elaboraron el acta y en septiembre de 1887 lo registraron en Personas Jurídicas, no mencionan para nada aquel antecedente", detalla el historiador tripero.

El primer presidente fue Saturnino Perdriel y la reunión fundacional tuvo lugar en la Sala Comercial de 7 entre 46 y 47. Luego su sede fue recorriendo distintos puntos de la ciudad: 3 y 54; 53 entre 4 y 5; 7 y 50; 7 entre 55 y 56; y 4 entre 51 y 53, frente a la sede actual. Allí solo se desarrollaban disciplinas gimnásticas, esgrima, juegos de salón y eventos sociales. A diferencia de casi la mayoría de los clubes que hoy conocemos, el fútbol llegó a Gimnasia cuando la institución ya había sido creada y contaba con varios años de vida. La tónica que predominaba en aquellos tiempos era otra: se fundaban equipos de fútbol que con el paso del tiempo se convertían en clubes multideportivos.

Por eso la irrupción de este deporte novedoso movió los cimientos originales mens sanas. La popularidad creciente obligó a los dirigentes a implementarlo como actividad pero cuando tuvieron la oportunidad, lo eliminaron. Gimnasia inauguró el fútbol el 21 de abril de 1901 en la Plaza de Juegos Atléticos y ahí mismo jugó su último match, el 13 de agosto de 1905 -triunfo por 3 a 1 contra Catedral Norte-, cuando ese terreno pasó a manos del Gobierno, que iba a construir establecimientos educativos pertenecientes a la Universidad Nacional de La Plata. El equipo se trasladó al campo de juego de Friend's y eso fue un golpe que avivó a varios de sus dirigentes, que quisieron volver a las raíces y eliminar el fútbol: esto motivó una ruptura en la Comisión Directiva y quienes querían continuar desarrollando este deporte pegaron el portazo y fundaron una nueva institución: el Club Estudiantes de La Plata.  

Uno de los impulsores de la división fue Félix Díaz, en cuyo comercio de calle 7 se llevó a cabo la reunión constitutiva. Se sumó más gente con el correr de los días, incluido el socio 43: el doctor Jorge Luis Hirschi. El primer field de Estudiantes -que tomó los colores del Alumni Athletic Club, equipo sensación en aquel entonces- estuvo en 19 entre 50 y 51, hoy plaza Islas Malvinas. En 1905 Gimnasia se incorporó a la Argentine Football Association y comenzó jugando en divisiones inferiores, mientras que Estudiantes lo hizo un año después. El equipo pionero en La Plata cambió los colores de su camiseta para diferenciarse de Racing en 1905, hasta que llegó a su modelo definitivo de la franja azul en 1910. Luego se fueron sucediendo las mudanzas, los ascensos, y la pasión se volvió incontrolable. 

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

El deporte que mejor jugamos los argentinos llegó en los barcos de la mano de los ingleses, en el siglo XIX. El capítulo platense se inauguró una tarde de 1901.
0221

La cancha fundacional, los clubes y los primeros goles: así nació el fútbol en La Plata

El deporte que mejor jugamos los argentinos llegó en los barcos de la mano de los ingleses, en el siglo XIX. El capítulo platense se inauguró una tarde de 1901.
La cancha fundacional, los clubes y los primeros goles: así nació el fútbol en La Plata

Hace 120 años se jugó el primer partido de fútbol en La Plata. Fue el domingo 21 de abril de 1901, en un campo de juego que ya no existe y varios años antes de la creación de la mayoría de los clubes que hoy conocemos todos, como Racing (1903); Independiente, Boca y Estudiantes (1905); San Lorenzo (1908) y los demás. Aquella tarde, dos equipos conformados por socios de Gimnasia y Esgrima La Plata (fundado en 1887 pero que recién a comienzos del siglo XX implementó la práctica de este deporte) se enfrentaron en la Plaza de Juegos Atléticos, un field que funcionó sólo durante cuatro años pero que sirvió para sembrar las bases de la pasión en nuestra ciudad. Así llegó el fútbol a la capital de la provincia de Buenos Aires, cuando el trazado ideado por Pedro Benoit e inaugurado por Dardo Rocha todavía no tenía una década de vida.

La génesis del football en nuestro país data de mediados del siglo XIX, cuando en Argentina no existía un gobierno centralizado y mucho menos una Constitución. Pero lo que sí había eran barcos, y arriba de esos gigantes que atravesaban los océanos viajaban los marineros ingleses que llegaban al puerto de Buenos Aires con todas sus costumbres. Los criollos los observaban incrédulos perseguir a una vejiga de vaca que intentaban meter a las patadas entre dos piedras, a los gritos y corriendo en distintas direcciones. Estaban siendo testigos de los orígenes del fenómeno popular más poderoso en nuestro país, que primero se presentó en la Ciudad de Buenos Aires y luego se extendió por las ciudades y los pequeños pueblos de la mano del ferrocarril. La Plata no quedó al margen y es más, entre las diagonales se hicieron goles antes que en otros rincones de la Nación.

Abierto el 30 de marzo de 1890, el Puerto La Plata había comenzado a construirse en agosto de 1883, un año después de que Dardo Rocha inaugurara la ciudad, en plaza Moreno. Las obras estuvieron dirigidas por el ingeniero holandés J. A. Waldrop y ejecutadas por la empresa Lavalle, Medici y Cía. El costo fue de 18 millones de pesos oro y trabajaron alrededor de 4.500 obreros. Por allí también llegaron las pelotas. "En nuestra ciudad el fútbol está muy ligado a lo que pasó con Buenos Aires, que llegó en los barcos a través de los ingleses, entrando por los puertos marítimos. En esa época, el puerto regional de La Plata, Berisso y Ensenada era muy importante, funcionaba mucho. Así como llegó a Buenos Aires, también sucedió en La Plata", dice en diálogo con 0221.com.ar Jorge Babaglio, historiador de Gimnasia.

En Ensenada desembarcaron los marineros del crucero inglés Cambrian, que el lunes 20 de julio de 1903 conformaron un equipo de once jugadores para ganarle 2 a 0 a Gimnasia. El Lobo, en ese entonces estaba estrenando su primera camiseta, a rayas verticales celestes y blancas. Ese fue el primer partido internacional disputado en La Plata, tan solo dos años después del juego inaugural bajo este cielo.

LA PLAZA DE JUEGOS ATLÉTICOS

Esta historia comenzó en una tarde de abril de 1901, en la manzana rodeada por las calles 1, 115, 47 y 48. Allí se había preparado una inédita cancha de fútbol bajo el mando de los señores Miguel Gutiérrez, José Miguel Sagastume y Jacinto Castellanos. El presidente de Gimnasia era Edelmiro Palacios y con el fin de reunir los fondos necesarios para la construcción del campo, había organizado una función de beneficio en el circo Hirling. Según escribió Miguel Bionda en su libro de 1945, Historia del fútbol platense, a esa jornada histórica de otoño asistió una gran cantidad de público, además de las bandas de Policía y de Artes y Oficios.

Mil personas concurrieron a la primera fiesta futbolística en la historia de La Plata para ver ganar a los azules sobre los colorados, los dos equipos que dieron el puntapié inicial de lo que algunos pensaron que era una moda pasajera. Los vencedores formaron con E. Graham (capitán); C. Carocino y F. Diaz; N. Loizaga; L. Berrotarán y E. Yalour; S. Fuentes, J. Magallanes, J. Mendy, J. Duarte y J. Tramain. Los perdedores, salieron al campo de juego con G. Mongan (capitán); F. de la Fuente y A. Lartigue; J. Lames, M. Lessieux y H. Casco; B. Lynch, R. Gazcón, M. Laborda, A. French y J. Ves Losada. El juez del partido fue el señor H. Field. Antes se llevaron a cabo unas demostraciones atléticas que incluyeron carreras entre niños, jóvenes y adultos.

Esa moda, que en nuestro país se había originado en la ciudad de Buenos Aires con la llegada de los ingleses, ya era una realidad en La Plata, de la mano de Gimnasia. El impacto en los jóvenes fue muy grande y tras el partido inaugural en 1 y 47 comenzaron a crearse más equipos de fútbol. Todos los amistosos se jugaban en esta esquina que era administrada por el profesor Castagnet, quien apuntaba a los platenses que mejores dotes mostraban para la actividad física y atlética. Entre los que sobresalían del resto se encontraba Luis Jorge Cristian Hirschi y Bernard, un adolescente que luego sería médico, jugador y presidente de Estudiantes, con un paso fundamental en la institución, al punto de que el estadio lleva su nombre, abreviado. Jorge Luis Hirschi fue uno de los pioneros de este deporte en la ciudad.

LOS PRIMEROS CLUBES

Entre 1901 y 1903, la institución mens sana conformó más equipos y además nacieron otros nuevos. La Primera de Gimnasia estaba integrada por H. Pividal; H. Salas y J. Sánchez Viamonte; R. Salas, A. Peredo y C. Sagastume; R. Tolosa, Demartini, Horacio y Honorio Tolosa y J. Calviño. La Segunda, por R. Tolosa; M. Campodónico y F. Roux; J. Monteverde, A. Pérez y J. Sagastume; H. Tolosa, R. Casterán, Jorge L. Hirschi, F. Gambier y A. Ferreiroa.

Se fundó La Plata F. C., que constituyó otros dos equipos. El primero con Rebagliatti; Villar y Moreda; C. Merlo, R. Ramírez y M. Urriol; F. Fernández, Arteaga, Laborda, E. Yalour y J. Magallanes. Y el segundo con Ernesto Larrain; V. Rodríguez y P. Urriol; E. Cortelezzi, O. Richelet y K. A. Pedemonte; A. Rivademar, E. Silva, D. Mendy, Darío Espíndola y Félix Lavié. En todas las formaciones había apellidos que luego serían históricos para La Plata, ya que estos hombres se destacarían en distintos rubros y ámbitos de la ciudad. Lo que ocurría además era que varios jugadores representaban a más de un equipo en una misma época, ya que no había ningún tipo de reglamentación que ordenara eso.

El 13 de agosto de 1903 jugaron dos equipos del Colegio Nacional: Mahogany le ganó 2 a 0 a Cheesemouger, y un mes después se fundó la Asociación Sarmiento. El 25 de octubre, en el Dock Central, la segunda de Gimnasia le ganó 2 a 0 al team de marineros del crucero norteamericano Montgomery y ese mismo día se produjo tal vez el primer escándalo en un partido de fútbol en La Plata: jugaban los teams menores de Gimnasia y Belgrano, cuando el árbitro Ernesto Larrain decidió suspender el encuentro tras una incidencia por la discusión de la validez de un gol.

También en octubre, un grupo de jóvenes fundó el club Nacional. Al año siguiente, en 1904, a Gimnasia, La Plata F. C., Belgrano, Sarmiento y Nacional, se le sumaron los nuevos equipos: Royal, Brown, Friend's, San Martín, Platense, San José, Defensores, Argentino, Juniors, Reconquista, Liniers, Ensenada, Aparicio Saravia, Pepita, Sudamericano, San Lorenzo de Tolosa, Liceo Argentino y Primera Junta. Así lo recopiló el escritor Miguel Bionda. Con la aparición de estos conjuntos llegaron también los nuevos fields para jugar al fútbol: Belgrano jugaba en 20 y 51 -actual plaza Malvinas- y Friend's lo hacía en el velódromo del Bosque. Nicolás Colombo, investigador y autor de varios libros con detalles minuciosos de la historia de La Plata, destaca que en los jardines del Hipódromo todavía hay un monumento que recuerda a la zona de la ciudad en donde se comenzó a jugar al fútbol. Se trata de una estructura vertical con una circunferencia arriba y una placa en el suelo, con el siguiente mensaje: "La peña del fútbol amateur perpetúa con este monolito el lugar donde por primera vez botó en La Plata una pelota de fútbol".

El 9 de abril de 1905 se constituía bajo la presidencia del Sr. Sabino Guarda el Club 25 de Mayo, que más tarde cambiaría su denominación por la de Everton Platense, como homenaje al club inglés que estuvo de gira por Argentina en 1909. Cuatro años después del primer partido de fútbol en La Plata había tantos clubes que el 24 de junio de 1905 se creó la Liga Platense, presidida por el señor Gabriel Elicabe Urriol. La final del primer certamen estuvo protagonizada por Veterinaria y Royal A, en el field de Friend's, ubicado en 13 entre 64 y 65. Con goles de Isla y Gándara, Veterinaria ganó 2 a 0 y salió campeón invicto.

LOS PRIMOS

Gimnasia y Esgrima La Plata fue la primera entidad deportiva de la ciudad y en la actualidad es la más antigua de las que continúan vigentes en Argentina. En Sudamérica, al Lobo solo lo supera el Lima Cricket & Football Club de Perú, fundado en 1859 por la comunidad inglesa afincada en ese país.

Babaglio, investigador mens sana y autor del libro Decano de América, remarca en diálogo con este portal que en los primeros momentos del siglo XX "el fútbol era un deporte mal visto; acá por ejemplo estaba el Jockey Club, con gente de alta jerarquía, aristocrática, y por eso era resistido". A finales del siglo XIX, al fútbol muchos lo consideraban como bárbaro y lo asociaban a las clases más bajas. Pero la popularidad creció tanto y tan rápido que nadie lo pudo frenar. Eso también ocurrió en nuestra ciudad, desde 1901 y de la mano de Gimnasia, aunque de una manera extraña, porque el club nació como un lugar para practicar actividades recreativas y disciplinas deportivas en lugares cerrados.

Antes de su nacimiento en 1887, el Lobo tuvo un antecedente. En 1885, el club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires envió a un señor a La Plata porque querían extender a los Gimnasias en varios puntos del país. Eso coincidía con la idea local de contar con un club deportivo en esta comunidad que cumplía tan solo cinco años y no llegaba a los 20 mil habitantes. "Así fue como vienen e intentan fundar ese club, se juntan, firman, compran un equipamiento, muebles, pero queda en la nada. A los dos años se funda Gimnasia y Esgrima La Plata, que usó equipamiento del otro club. Pero cuando elaboraron el acta y en septiembre de 1887 lo registraron en Personas Jurídicas, no mencionan para nada aquel antecedente", detalla el historiador tripero.

El primer presidente fue Saturnino Perdriel y la reunión fundacional tuvo lugar en la Sala Comercial de 7 entre 46 y 47. Luego su sede fue recorriendo distintos puntos de la ciudad: 3 y 54; 53 entre 4 y 5; 7 y 50; 7 entre 55 y 56; y 4 entre 51 y 53, frente a la sede actual. Allí solo se desarrollaban disciplinas gimnásticas, esgrima, juegos de salón y eventos sociales. A diferencia de casi la mayoría de los clubes que hoy conocemos, el fútbol llegó a Gimnasia cuando la institución ya había sido creada y contaba con varios años de vida. La tónica que predominaba en aquellos tiempos era otra: se fundaban equipos de fútbol que con el paso del tiempo se convertían en clubes multideportivos.

Por eso la irrupción de este deporte novedoso movió los cimientos originales mens sanas. La popularidad creciente obligó a los dirigentes a implementarlo como actividad pero cuando tuvieron la oportunidad, lo eliminaron. Gimnasia inauguró el fútbol el 21 de abril de 1901 en la Plaza de Juegos Atléticos y ahí mismo jugó su último match, el 13 de agosto de 1905 -triunfo por 3 a 1 contra Catedral Norte-, cuando ese terreno pasó a manos del Gobierno, que iba a construir establecimientos educativos pertenecientes a la Universidad Nacional de La Plata. El equipo se trasladó al campo de juego de Friend's y eso fue un golpe que avivó a varios de sus dirigentes, que quisieron volver a las raíces y eliminar el fútbol: esto motivó una ruptura en la Comisión Directiva y quienes querían continuar desarrollando este deporte pegaron el portazo y fundaron una nueva institución: el Club Estudiantes de La Plata.  

Uno de los impulsores de la división fue Félix Díaz, en cuyo comercio de calle 7 se llevó a cabo la reunión constitutiva. Se sumó más gente con el correr de los días, incluido el socio 43: el doctor Jorge Luis Hirschi. El primer field de Estudiantes -que tomó los colores del Alumni Athletic Club, equipo sensación en aquel entonces- estuvo en 19 entre 50 y 51, hoy plaza Islas Malvinas. En 1905 Gimnasia se incorporó a la Argentine Football Association y comenzó jugando en divisiones inferiores, mientras que Estudiantes lo hizo un año después. El equipo pionero en La Plata cambió los colores de su camiseta para diferenciarse de Racing en 1905, hasta que llegó a su modelo definitivo de la franja azul en 1910. Luego se fueron sucediendo las mudanzas, los ascensos, y la pasión se volvió incontrolable.