Un albañil ofrece trabajo a cambio de una PC para que sus hijos puedan estudiar | 0221
0221
Un albañil ofrece trabajo a cambio de una PC para que sus hijos puedan estudiar
EN LA PLATA Y BERISSO

Un albañil ofrece trabajo a cambio de una PC para que sus hijos puedan estudiar

John Moreno hizo la oferta en un grupo de intercambio de Berisso y se volvió viral. Su mujer, que estudia Enfermería, y al menos tres de sus hijos la necesitan.

21 de abril de 2021

"Por ahora estoy viendo trabajos. Ya me ofrecieron para intercambiar, pero tendría que ver el trabajo y cuánto se valoriza la computadora. No quiero aceptar algo que sea más bajo que la PC. Estamos en eso todavía", dice John Moreno a 0221.com.ar con prudencia.

A lo largo de la entrevista lo repite varias veces porque quiere que quede claro: no aceptará donaciones, él solo quiere intercambiar su trabajo por el precio justo de una computadora, en buenas condiciones y con ciertas características. Fundamentalmente es para que uno de sus hijos, que estudia un bachillerato en Electrónica, pueda seguir avanzando en su aprendizaje.

"Estoy desempleado y haciendo changas. A mi hijo lo veo muy preocupado porque no se puede conectar bien a las plataformas, no puede descargar archivos o programas. El celular es muy incómodo, y no podía más verlo así", explica. Oriundo del Perú, John vino a Argentina poco antes del 2001 con la expectativa de formarse y estudiar. Pero la realidad económica y social del momento lo pasó por encima, como a tantos y tantas argentinas. 

Su mujer también se radicó en el país y ahora viven juntos en Berisso con sus 5 hijos: el mayor de 19 y el más chico de 7. Los tres mayores van todos a la misma escuela técnica, y el que aspira a convertirse en técnico en electrónica es uno de los más complicados: su profesor le dijo que necesitaba para este año, sí o sí, una computadora con por lo menos 4 GB de RAM, 128 de almacenamiento y Windows 10.

Y de ahí nació la propuesta virtual que en pocas horas se volvió viral. "Le dije a mi señora que no quería que me la regalen sino intercambiarlo por mi trabajo, siempre dependiendo de la cantidad del trabajo. Si es poco, no la puedo comprar", insiste. "Sobre todo es para los chicos, el mayor este año ya sale de la escuela como técnico químico, y también lo necesita. Solo tenemos dos celulares para toda la familia, es muy incómodo trabajar así", asegura.

Sus trabajos, que realiza hace más de 25 años, son de construcción (de todo tipo) y plomería. Antes estuvo empleado en el rubro de refinería con "paradas de planta" (cierre del establecimiento para reparación y mantenimiento general), donde trabajaba sin parar durante un mes y descansaba otros meses. "A fines del 2019 perdí la audición del oido izquierdo. Fuimos a la ART y ellos rechazaron la patología, entonces me asesoré y el juicio recién empezó el proceso el mes pasado. Tenemos para 2 o 3 años... y yo ya no puedo volver a refinería. Volví a mi rubro, al que me dediqué siempre: la construcción, las changas", subraya.

En ese marco inició el pedido viral que ya le trajo varias ofertas, que aún evalúa para no "aprovecharse" de ningún ofrecimiento. Además de los tres adolescentes que cursan la secundaria, la computadora la usará su mamá, la pareja de John, que comenzó a estudiar Enfermería en medio de la pandemia de coronavirus. "En su momento le dije: no hay trabajo, aprovechemos para estudiar. Ella tuvo la suerte de empezar, yo me anoté en un curso de Electricidad domiciliaria pero no entré por los cupos. Ya habían cerrado. Dije bueno, que sigan ellos y mientras yo voy buscando la changa, la diaria", explica.

En esta familia de técnicos, asegura John, el estudio es la clave más importante. "A mis hijos les gusta, creo que los encaminamos bien diciéndoles que el estudio es la única solución. Para que tengan un futuro más cómodo y no estén como nosotros, que no pudimos estudiar hasta ahora. En su momento no tuve la oportunidad, estoy acá hace 25 años y me quedé en el camino", cuenta. 

Para comunicarse con John, pueden enviarle un mensaje al 2213 096620, preferentemente con una oferta en el ámbito de la construcción o plomería que sea lo suficiente para cubrir el costo de la computadora, ya sea notebook o de escritorio.

COMENTARIOS

John Moreno hizo la oferta en un grupo de intercambio de Berisso y se volvió viral. Su mujer, que estudia Enfermería, y al menos tres de sus hijos la necesitan.
0221

Un albañil ofrece trabajo a cambio de una PC para que sus hijos puedan estudiar

John Moreno hizo la oferta en un grupo de intercambio de Berisso y se volvió viral. Su mujer, que estudia Enfermería, y al menos tres de sus hijos la necesitan.
Un albañil ofrece trabajo a cambio de una PC para que sus hijos puedan estudiar

"Por ahora estoy viendo trabajos. Ya me ofrecieron para intercambiar, pero tendría que ver el trabajo y cuánto se valoriza la computadora. No quiero aceptar algo que sea más bajo que la PC. Estamos en eso todavía", dice John Moreno a 0221.com.ar con prudencia.

A lo largo de la entrevista lo repite varias veces porque quiere que quede claro: no aceptará donaciones, él solo quiere intercambiar su trabajo por el precio justo de una computadora, en buenas condiciones y con ciertas características. Fundamentalmente es para que uno de sus hijos, que estudia un bachillerato en Electrónica, pueda seguir avanzando en su aprendizaje.

"Estoy desempleado y haciendo changas. A mi hijo lo veo muy preocupado porque no se puede conectar bien a las plataformas, no puede descargar archivos o programas. El celular es muy incómodo, y no podía más verlo así", explica. Oriundo del Perú, John vino a Argentina poco antes del 2001 con la expectativa de formarse y estudiar. Pero la realidad económica y social del momento lo pasó por encima, como a tantos y tantas argentinas. 

Su mujer también se radicó en el país y ahora viven juntos en Berisso con sus 5 hijos: el mayor de 19 y el más chico de 7. Los tres mayores van todos a la misma escuela técnica, y el que aspira a convertirse en técnico en electrónica es uno de los más complicados: su profesor le dijo que necesitaba para este año, sí o sí, una computadora con por lo menos 4 GB de RAM, 128 de almacenamiento y Windows 10.

Y de ahí nació la propuesta virtual que en pocas horas se volvió viral. "Le dije a mi señora que no quería que me la regalen sino intercambiarlo por mi trabajo, siempre dependiendo de la cantidad del trabajo. Si es poco, no la puedo comprar", insiste. "Sobre todo es para los chicos, el mayor este año ya sale de la escuela como técnico químico, y también lo necesita. Solo tenemos dos celulares para toda la familia, es muy incómodo trabajar así", asegura.

Sus trabajos, que realiza hace más de 25 años, son de construcción (de todo tipo) y plomería. Antes estuvo empleado en el rubro de refinería con "paradas de planta" (cierre del establecimiento para reparación y mantenimiento general), donde trabajaba sin parar durante un mes y descansaba otros meses. "A fines del 2019 perdí la audición del oido izquierdo. Fuimos a la ART y ellos rechazaron la patología, entonces me asesoré y el juicio recién empezó el proceso el mes pasado. Tenemos para 2 o 3 años... y yo ya no puedo volver a refinería. Volví a mi rubro, al que me dediqué siempre: la construcción, las changas", subraya.

En ese marco inició el pedido viral que ya le trajo varias ofertas, que aún evalúa para no "aprovecharse" de ningún ofrecimiento. Además de los tres adolescentes que cursan la secundaria, la computadora la usará su mamá, la pareja de John, que comenzó a estudiar Enfermería en medio de la pandemia de coronavirus. "En su momento le dije: no hay trabajo, aprovechemos para estudiar. Ella tuvo la suerte de empezar, yo me anoté en un curso de Electricidad domiciliaria pero no entré por los cupos. Ya habían cerrado. Dije bueno, que sigan ellos y mientras yo voy buscando la changa, la diaria", explica.

En esta familia de técnicos, asegura John, el estudio es la clave más importante. "A mis hijos les gusta, creo que los encaminamos bien diciéndoles que el estudio es la única solución. Para que tengan un futuro más cómodo y no estén como nosotros, que no pudimos estudiar hasta ahora. En su momento no tuve la oportunidad, estoy acá hace 25 años y me quedé en el camino", cuenta. 

Para comunicarse con John, pueden enviarle un mensaje al 2213 096620, preferentemente con una oferta en el ámbito de la construcción o plomería que sea lo suficiente para cubrir el costo de la computadora, ya sea notebook o de escritorio.