Salud emitió un alerta por el riesgo de un brote de sarampión en Argentina | 0221
0221
Salud emitió un alerta por el riesgo de un brote de sarampión en Argentina
ALARMA

Salud emitió un alerta por el riesgo de un brote de sarampión en Argentina

Los brotes en Brasil, Estados Unidos y Europa preocupan a las autoridades sanitarias. Los últimos casos en el país se registraron en 2018.

25 de noviembre de 2021

El Ministerio de Salud de la Nación emitió en las últimas horas un alerta por "riesgo de reintroducción" del sarampión al país. Según indica el documento, esto tiene que ver con la disminución de la vacunación y la creciente circulación del virus en Brasil, Estados Unidos y algunos países de Europa.

"La circulación del virus del sarampión en la Región de las Américas continúa activa", explicaron las autoridades de la cartera que conduce Carla Vizzotti y advirtieron que en Brasil fueron confirmados 619 casos, incluyendo dos muertes en seis unidades federales, mientras que en Estados Unidos fueron 47 y en la Guayana Francesa cinco.

El sarampión se produce por un virus muy contagioso que se propaga por tos, estornudos, contacto personal o contacto directo con secreciones nasales. Si otras personas respiran aire o tocan una superficie contaminada y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca, se produce el contagio. El virus puede ser transmitido por un individuo infectado desde 4 días antes hasta 4 días después de la aparición del sarpullido y permanece en las superficies por dos horas, por lo que es capaz de generar epidemias que causan muchas muertes, especialmente entre los chicos pequeños malnutridos ya que puede provocar complicaciones graves, tales como neumonía y encefalitis.

La patología es letal hasta en uno o dos de cada mil pequeños infectados y por ello Salud solicitó a los equipos de salud que "ante la presencia de casos de enfermedad febril exantemática (EFE) se notifique inmediatamente para generar acciones oportunas de control y evitar la reintroducción del virus al país".

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

El primer síntoma del sarampión suele ser la fiebre alta, que se presenta entre 10 y 12 días después de la exposición al virus y se prolonga de 4 a 7 días. En tanto que las manifestaciones más comunes incluyen:

  • Fiebre alta

  • Tos

  • Rinitis aguda

  • Ojos enrojecidos y llorosos

Por último, el sarpullido típico de la enfermedad se evidencia de 3 a 5 días después de los primeros síntomas, entre los 7 y 18 días posteriores a tomar contacto con el patógeno. Comienza como puntos rojos y planos en el rostro y cuello, y se extiende al resto del cuerpo.

La enfermedad también puede dejar diversas secuelas graves:

  • Ceguera

  • Encefalitis (infección acompañada de edema cerebral)

  • Diarrea grave (que puede provocar deshidratación)

  • Infecciones del oído

  • Infecciones respiratorias graves (como la neumonía)

¿CÓMO PREVENIR EL CONTAGIO?

El único método para prevenir la infección es la vacunación, la cual figura como triple o doble viral en el Calendario Nacional y se aplica a los 12 meses y antes de ingresar a la primaria (5 años). La vacuna doble o triple viral se encuentra contraindicada por el Ministerio de Salud nacional en menores de 6 meses, mujeres embarazadas y personas con inmunosupresión.

El último caso endémico en Argentina se registró en el año 2000 y desde que el país fue considerado libre de sarampión, hasta 2018 se registraron un total de 43 casos.

COMENTARIOS

Los brotes en Brasil, Estados Unidos y Europa preocupan a las autoridades sanitarias. Los últimos casos en el país se registraron en 2018.
0221

Salud emitió un alerta por el riesgo de un brote de sarampión en Argentina

Los brotes en Brasil, Estados Unidos y Europa preocupan a las autoridades sanitarias. Los últimos casos en el país se registraron en 2018.
Salud emitió un alerta por el riesgo de un brote de sarampión en Argentina

El Ministerio de Salud de la Nación emitió en las últimas horas un alerta por "riesgo de reintroducción" del sarampión al país. Según indica el documento, esto tiene que ver con la disminución de la vacunación y la creciente circulación del virus en Brasil, Estados Unidos y algunos países de Europa.

"La circulación del virus del sarampión en la Región de las Américas continúa activa", explicaron las autoridades de la cartera que conduce Carla Vizzotti y advirtieron que en Brasil fueron confirmados 619 casos, incluyendo dos muertes en seis unidades federales, mientras que en Estados Unidos fueron 47 y en la Guayana Francesa cinco.

El sarampión se produce por un virus muy contagioso que se propaga por tos, estornudos, contacto personal o contacto directo con secreciones nasales. Si otras personas respiran aire o tocan una superficie contaminada y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca, se produce el contagio. El virus puede ser transmitido por un individuo infectado desde 4 días antes hasta 4 días después de la aparición del sarpullido y permanece en las superficies por dos horas, por lo que es capaz de generar epidemias que causan muchas muertes, especialmente entre los chicos pequeños malnutridos ya que puede provocar complicaciones graves, tales como neumonía y encefalitis.

La patología es letal hasta en uno o dos de cada mil pequeños infectados y por ello Salud solicitó a los equipos de salud que "ante la presencia de casos de enfermedad febril exantemática (EFE) se notifique inmediatamente para generar acciones oportunas de control y evitar la reintroducción del virus al país".

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

El primer síntoma del sarampión suele ser la fiebre alta, que se presenta entre 10 y 12 días después de la exposición al virus y se prolonga de 4 a 7 días. En tanto que las manifestaciones más comunes incluyen:

  • Fiebre alta

  • Tos

  • Rinitis aguda

  • Ojos enrojecidos y llorosos

Por último, el sarpullido típico de la enfermedad se evidencia de 3 a 5 días después de los primeros síntomas, entre los 7 y 18 días posteriores a tomar contacto con el patógeno. Comienza como puntos rojos y planos en el rostro y cuello, y se extiende al resto del cuerpo.

La enfermedad también puede dejar diversas secuelas graves:

  • Ceguera

  • Encefalitis (infección acompañada de edema cerebral)

  • Diarrea grave (que puede provocar deshidratación)

  • Infecciones del oído

  • Infecciones respiratorias graves (como la neumonía)

¿CÓMO PREVENIR EL CONTAGIO?

El único método para prevenir la infección es la vacunación, la cual figura como triple o doble viral en el Calendario Nacional y se aplica a los 12 meses y antes de ingresar a la primaria (5 años). La vacuna doble o triple viral se encuentra contraindicada por el Ministerio de Salud nacional en menores de 6 meses, mujeres embarazadas y personas con inmunosupresión.

El último caso endémico en Argentina se registró en el año 2000 y desde que el país fue considerado libre de sarampión, hasta 2018 se registraron un total de 43 casos.