La OMS se reúne de urgencia para evaluar el impacto de las nuevas cepas del coronavirus | 0221
0221
0221

La OMS se reúne de urgencia para evaluar el impacto de las nuevas cepas del coronavirus

El grupo de especialistas que se encuentra cada tres meses fue convocado dos semanas antes para definir las recomendaciones ante la mutación del COVID-19.

El comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reúne de emergencia para analizar las variantes del coronavirus. Las nuevas cepas preocupan a las autoridades en todo el mundo y dispusieron medidas como las restricciones de circulación, toques de queda y campañas de vacunación para tratar de contener los contagios por la rápida propagación de la enfermedad.

La mutación que se descubrió inicialmente en Reino Unido ya se detectó en 50 países, y la sudafricana, en 20. En ese marco, la OMS advirtió que este censo podría estar “subestimado”.

Los expertos del organismo, que se reúnen cada tres meses, fueron convocados de urgencia con dos semanas de anticipación y en la cumbre definirán recomendaciones para la organización y sus países miembros.

Además de las variantes británica y sudafricana se analiza otra originaria de la Amazonia brasileña, que podría impactar en la respuesta inmunitaria y que fue definida por la OMS como una mutación “preocupante”. A su vez, advirtió que “cuanto más se extiende el virus SARS-CoV-2, más posibilidades tiene de cambiar”, y estimó que “surgirán más variantes” caracterizadas por “una mayor transmisibilidad”.

Investigadores de los Estados Unidos detectaron dos variantes del coronavirus que podrían ser más contagiosas y que se comportan de manera similar a la británica, según conclusiones de un estudio preliminar publicado el miércoles. En solo semanas una de ellas se convirtió en dominante en la capital del estado de Ohio, Columbus.

El profesor de patología de la Universidad de Ohio State Dan Jones, que trabajó en el estudio, sostuvo que la variante de Columbus “tiene la base genética de casos similares estudiados, pero presenta tres mutaciones que significarían una evolución muy importante”. Alertó que las variantes “aumentaron la transmisibilidad” y que las restricciones de circulación no van a ser suficientes para prevenir los contagios.

La investigación todavía no fue revisada por la comunidad científica e indica que el COVID-19 experimenta un período de cambios significativos en su composición genética. Los científicos aclararon que es muy pronto para saber si las nuevas variantes no responden a las vacunas, que en el caso de los Estados Unidos se aplican desde diciembre a la población de riesgo.

Por otro lado, un equipo internacional de investigadores viajó a la ciudad china de Wuhan para estudiar el origen de la pandemia: fue en esa ciudad donde se detectó por primera vez el coronavirus.

En el grupo hay virólogos y otros expertos de Estados Unidos, Australia, Alemania, Japón, Gran Bretaña, Rusia, Holanda, Qatar y Vietnam. Los científicos sospechan que el virus saltó a los humanos desde murciélagos u otros animales, probablemente en el suroeste de ese país. Es poco probable que una única visita sirva para confirmar el origen del virus ya que para eso se requieren años de investigación, lo que incluye toma de muestras de animales, análisis genéticos y estudios epidemiológicos.

La OMS se reúne de urgencia para evaluar el impacto de las nuevas cepas del coronavirus
PANDEMIA

La OMS se reúne de urgencia para evaluar el impacto de las nuevas cepas del coronavirus

El grupo de especialistas que se encuentra cada tres meses fue convocado dos semanas antes para definir las recomendaciones ante la mutación del COVID-19.

14 de enero de 2021

El comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reúne de emergencia para analizar las variantes del coronavirus. Las nuevas cepas preocupan a las autoridades en todo el mundo y dispusieron medidas como las restricciones de circulación, toques de queda y campañas de vacunación para tratar de contener los contagios por la rápida propagación de la enfermedad.

La mutación que se descubrió inicialmente en Reino Unido ya se detectó en 50 países, y la sudafricana, en 20. En ese marco, la OMS advirtió que este censo podría estar “subestimado”.

Los expertos del organismo, que se reúnen cada tres meses, fueron convocados de urgencia con dos semanas de anticipación y en la cumbre definirán recomendaciones para la organización y sus países miembros.

Además de las variantes británica y sudafricana se analiza otra originaria de la Amazonia brasileña, que podría impactar en la respuesta inmunitaria y que fue definida por la OMS como una mutación “preocupante”. A su vez, advirtió que “cuanto más se extiende el virus SARS-CoV-2, más posibilidades tiene de cambiar”, y estimó que “surgirán más variantes” caracterizadas por “una mayor transmisibilidad”.

Investigadores de los Estados Unidos detectaron dos variantes del coronavirus que podrían ser más contagiosas y que se comportan de manera similar a la británica, según conclusiones de un estudio preliminar publicado el miércoles. En solo semanas una de ellas se convirtió en dominante en la capital del estado de Ohio, Columbus.

El profesor de patología de la Universidad de Ohio State Dan Jones, que trabajó en el estudio, sostuvo que la variante de Columbus “tiene la base genética de casos similares estudiados, pero presenta tres mutaciones que significarían una evolución muy importante”. Alertó que las variantes “aumentaron la transmisibilidad” y que las restricciones de circulación no van a ser suficientes para prevenir los contagios.

La investigación todavía no fue revisada por la comunidad científica e indica que el COVID-19 experimenta un período de cambios significativos en su composición genética. Los científicos aclararon que es muy pronto para saber si las nuevas variantes no responden a las vacunas, que en el caso de los Estados Unidos se aplican desde diciembre a la población de riesgo.

Por otro lado, un equipo internacional de investigadores viajó a la ciudad china de Wuhan para estudiar el origen de la pandemia: fue en esa ciudad donde se detectó por primera vez el coronavirus.

En el grupo hay virólogos y otros expertos de Estados Unidos, Australia, Alemania, Japón, Gran Bretaña, Rusia, Holanda, Qatar y Vietnam. Los científicos sospechan que el virus saltó a los humanos desde murciélagos u otros animales, probablemente en el suroeste de ese país. Es poco probable que una única visita sirva para confirmar el origen del virus ya que para eso se requieren años de investigación, lo que incluye toma de muestras de animales, análisis genéticos y estudios epidemiológicos.

COMENTARIOS

El grupo de especialistas que se encuentra cada tres meses fue convocado dos semanas antes para definir las recomendaciones ante la mutación del COVID-19.