sábado 13 de julio de 2024

El relato del violento robo en el campo de polo en La Plata: “El jefe parecía policía”

Fueron al menos 7 ladrones, que golpearon al dueño y secuestraron a un petisero. Se llevaron dinero, armas y electrodomésticos. Habló el hijo del propietario.

--:--

No les importó la cuarentena e irrumpieron en plena oscuridad en una zona tranquila. Una banda de delincuentes perpetró un golpe en un campo de polo de La Plata: se llevaron una gran cantidad de dinero en pesos y dólares, cuchillos y todos los elementos de valor que encontraron a su paso. Hasta el momento no hay detenidos.

Como contó 0221.com.ar, todo sucedió el último viernes en La Enriqueta Polo Club. Eran alrededor de las 8 de la noche, cuando los ladrones ingresaron al predio ubicado en el kilómetro 65 de la Ruta 2, a la altura de Olmos. Las víctimas creen que hubo un trabajo de inteligencia previo.

Lee además

Matías Sánchez Fontán, el hijo del dueño del establecimiento, sostuvo que actuaron entre siete y ocho delincuentes. Todos estaban fuertemente armados y creen que “entraron caminando”. “Primero fueron hasta la vivienda de los petiseros, en ese momento había dos de ellos que fueron reducidos. Después fueron hasta la casa principal, donde estaba mi padre y mi hermana de 11 años”, contó el joven a Infobae.

Según su relato, los ladrones empezaron a “pegarle culatazos” a su papá y “le pusieron un arma en la cabeza” a la nena, hasta que finalmente la chica les dijo dónde estaban los ahorros de la familia para evitar que siguieran golpeando al hombre de 75 años.

Así se hicieron de un jugoso botín: una gran suma de dinero en dólares y pesos, además de 10 armas y alrededor de 30 cuchillos. No conformes con eso, tomaron varios adornos de plata que estaban colgados en la pared, un microondas, una estufa, una desmalezadora, televisores y una hidrolavadora. Todo lo cargaron en una camioneta Fiat Cubo y un Chevrolet Corsa que estaban en el lugar.

“Pasaron por todas las casas que hay en la propiedad. Nosotros tenemos como unas caballerizas que tienen dormitorios, entraron ahí también y se fueron llevando todo. Todo lo que pudieron robar, se lo robaron, lo metieron en las dos camionetas", detalló Sánchez Fontán. Antes habían atado a todos los ocupantes de la casa.

El episodio se extendió por más de una hora y la familia cree que la banda contaba con algún dato. El joven precisó que los delincuentes estaban al tanto de que hay “una persona de seguridad que llega a las 9:30” y se retiraron justo antes de que empezara el turno de este guardia. Además, en varias oportunidades los asaltantes conversaban entre ellos y soltaban frases como “mirá que va a venir el vigilante”. A su vez, el joven aseguró que los integrantes de esta banda “sabían el nombre” del dueño de la estancia y el jefe de ellos “parecía ser policía” por la forma en la que hablaba.

En plena huida, los ladrones se encontraron a un petisero, que más temprano había salido a comprar pizza con su propio auto sin saber lo que iba a pasar. “Cuando lo vieron, primero le hicieron señas con las luces, pero después lo obligaron a frenar, algunos de los delincuentes se bajaron y se lo llevaron secuestrado hasta que finalmente lo liberaron en Florencio Varela”, sostuvo Sánchez Fontán.

Y cerró: “A nosotros nos impactó mucho toda esta situación porque este era un lugar de mucha paz, acá en el campo nunca pasaba nada extraño, era hacer todos los días asados, vivir tranquilo, ahora nos cambió la visión de las cosas. A mi viejo lo tuve que traer para Buenos Aires, los petiseros no quieren dormir en sus viviendas”.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar