Murió "Hannibal", el estudiante psiquiátrico que mató a puñaladas a su vecina | 0221
0221
0221

Murió "Hannibal", el estudiante psiquiátrico que mató a puñaladas a su vecina

Estaba alojado en la Unidad 34 de Melchor Romero por el crimen de una mujer de 61 años en 2019. Falleció en el hospital de un paro cardiorrespiratorio.

A poco de cumplirse un año y medio del crimen de Silvia Tehl Ricci de Canalini (61), se confirmó el fallecimiento de su asesino en un centro de salud de La Plata. Juan José Ojeda (35), un estudiante de medicina peruano comparado con el personaje de ficción Hannibal Lecter por su peligrosidad, se encontraba alojado en la Unidad 34 de Melchor Romero, en el pabellón psiquiátrico.

Según informaron fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) a 0221.com.ar, Ojeda tuvo que ser trasladado al hospital Alejandro Korn por una afección. Fue allí que el lunes por la noche se produjo su deceso a causa de un paro cardiorrespiratorio no traumático por shock séptico. De acuerdo a los voceros, se le realizó el hisopado correspondiente para determinar si estaba infectado con coronavirus, pero los resultados fueron negativos.

Cabe recordar que el brutal ataque ocurrió el sábado 5 de enero de 2019, poco después de las 15. La víctima había salido a la puerta de su casa de 29 entre 59 y 60, lugar donde fue interceptada por el homicida, quien le asestó varias puñaladas sin mediar palabra. Malherida, Silvia se desvaneció y murió en el garaje de su vivienda. El implicado, por su parte, fue detenido a pocos metros de allí en estado de shock.

A partir de ese momento, comenzaron a tejerse una serie de hipótesis para tratar de arrojar luz sobre el violento episodio. De acuerdo al relato de los testigos, las partes habrían tenido varias discusiones previas al crimen debido a un conflicto de larga data. Muchos afirmaron que, inclusive, el acusado "ya había tenido problemas con otras personas del barrio".

El último incidente que Ojeda y la víctima protagonizaron previo al homicidio habría sido por "las hojas de la vereda", tal como varios vecinos contaron. Lo cierto es que Silvia se encontraba en la puerta de su casa charlando con una amiga, dueña de un kiosco ubicado en 28 entre 56 y 57, cuando el hombre se acercó a ella con un cuchillo en sus manos.

Sin pronunciar palabra alguna, el atacante le asestó una serie de puñaladas en la cara, el pecho y el estómago y se dio a la fugaEduardo, esposo de la mujer, se encontraba en el domicilio y salió rápidamente a la calle al escuchar los gritos, sin embargo no pudo evitar el fatal desenlace.

Minutos después, agentes policiales llegaron hasta el lugar, donde hallaron el cuerpo de Silvia y a su conmocionado marido, quien era asistido por la frentista que presenció el violento suceso. El testimonio de ambos fue clave para proceder a la detención de Ojeda quien, posteriormente se conoció, era estudiante de medicina en la Universidad Nacional de La Plata.

Tras realizarle las pericias psicológicas correspondientes, se determinó que era "extremadamente peligroso para sí y para terceros" y que solamente podría comparecer ante la Justicia "atado y enjaulado", como el personaje principal de la película El Silencio de Los Inocentes.

Murió "Hannibal", el estudiante psiquiátrico que mató a puñaladas a su vecina
Crimen en 29 y 60

Murió "Hannibal", el estudiante psiquiátrico que mató a puñaladas a su vecina

Estaba alojado en la Unidad 34 de Melchor Romero por el crimen de una mujer de 61 años en 2019. Falleció en el hospital de un paro cardiorrespiratorio.

03 de junio de 2020

A poco de cumplirse un año y medio del crimen de Silvia Tehl Ricci de Canalini (61), se confirmó el fallecimiento de su asesino en un centro de salud de La Plata. Juan José Ojeda (35), un estudiante de medicina peruano comparado con el personaje de ficción Hannibal Lecter por su peligrosidad, se encontraba alojado en la Unidad 34 de Melchor Romero, en el pabellón psiquiátrico.

Según informaron fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) a 0221.com.ar, Ojeda tuvo que ser trasladado al hospital Alejandro Korn por una afección. Fue allí que el lunes por la noche se produjo su deceso a causa de un paro cardiorrespiratorio no traumático por shock séptico. De acuerdo a los voceros, se le realizó el hisopado correspondiente para determinar si estaba infectado con coronavirus, pero los resultados fueron negativos.

Cabe recordar que el brutal ataque ocurrió el sábado 5 de enero de 2019, poco después de las 15. La víctima había salido a la puerta de su casa de 29 entre 59 y 60, lugar donde fue interceptada por el homicida, quien le asestó varias puñaladas sin mediar palabra. Malherida, Silvia se desvaneció y murió en el garaje de su vivienda. El implicado, por su parte, fue detenido a pocos metros de allí en estado de shock.

A partir de ese momento, comenzaron a tejerse una serie de hipótesis para tratar de arrojar luz sobre el violento episodio. De acuerdo al relato de los testigos, las partes habrían tenido varias discusiones previas al crimen debido a un conflicto de larga data. Muchos afirmaron que, inclusive, el acusado "ya había tenido problemas con otras personas del barrio".

El último incidente que Ojeda y la víctima protagonizaron previo al homicidio habría sido por "las hojas de la vereda", tal como varios vecinos contaron. Lo cierto es que Silvia se encontraba en la puerta de su casa charlando con una amiga, dueña de un kiosco ubicado en 28 entre 56 y 57, cuando el hombre se acercó a ella con un cuchillo en sus manos.

Sin pronunciar palabra alguna, el atacante le asestó una serie de puñaladas en la cara, el pecho y el estómago y se dio a la fugaEduardo, esposo de la mujer, se encontraba en el domicilio y salió rápidamente a la calle al escuchar los gritos, sin embargo no pudo evitar el fatal desenlace.

Minutos después, agentes policiales llegaron hasta el lugar, donde hallaron el cuerpo de Silvia y a su conmocionado marido, quien era asistido por la frentista que presenció el violento suceso. El testimonio de ambos fue clave para proceder a la detención de Ojeda quien, posteriormente se conoció, era estudiante de medicina en la Universidad Nacional de La Plata.

Tras realizarle las pericias psicológicas correspondientes, se determinó que era "extremadamente peligroso para sí y para terceros" y que solamente podría comparecer ante la Justicia "atado y enjaulado", como el personaje principal de la película El Silencio de Los Inocentes.

COMENTARIOS

Estaba alojado en la Unidad 34 de Melchor Romero por el crimen de una mujer de 61 años en 2019. Falleció en el hospital de un paro cardiorrespiratorio.