0221
0221

Coronavirus: el aislamiento social seguiría hasta mediados de abril

El presidente Alberto Fernández finalmente habría decidido extender la medida para mantener acotados los niveles de contagio de la pandemia en el país. 

Tal como adelantó 0221.com.ar, Alberto Fernández habría resuelto extender la cuarentena obligatoria que por ahora está vigente desde el 20 al 31 de marzo. Puertas adentro, en el gobierno advierten que es la única herramienta que existe para contener al avance implacable del coronavirus en la Capital Federal, el Conurbano y el resto del país, y a su vez determinar con rango científico si la curva de la pandemia se aplanará o crecerá -como suponen- a partir de mayo.

Según el medio Infobae, el aislamiento social preventivo y obligatorio tendrá una segunda etapa del 1 al 13 de abril. Desde Presidencia explicaron a ese medio que Fernández tomó la decisión después de leer más de una decena de ensayos científicos y notas periodísticas publicadas en la prensa local e internacional, y de mantener una sucesión casi infinita de conversaciones con funcionarios de gobierno, científicos y delegados de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta medida tiene varios argumentos concretos, y el principal es que para conocer el nivel real de propagación del coronavirus es necesario mantener a la población aislada por 14 días. Ese lapso técnicamente vence el 3 de abril, por lo que los y las argentinas deberían quedarse en sus casas hasta esa fecha (más allá de la cuarentena dictada por 11 días, del 20 al 31 de marzo).

Como el sentido de la cuarentena es "aplanar la curva" y determinar el nivel de contagio mientras se consiguen recursos, también es necesario contar con tests en todo el país, y un informa más o menos confiable de la cantidad de infectados se procesa en, por lo menos, cuatro días. Después de esas mediciones se podría tomar el próximo paso para frenar la pandemia.

Por el frío y los nuevos testeos en masa (utilizando las herramientas y recursos con los que se pretende contar para altura de Semana Santa), todos los indicios apuntan a que el número de infectados crecerá. En ese marco, desde Presidencia se resisten a "liberar la calle" en semana santa, porque podría tirar por la borda todo el esfuerzo de la cuarentena con grandes aglomeraciones de gente. Así las cosas, se espera que extiendan el aislamiento por lo menos hasta mediados de abril.   

El presidente Alberto Fernández finalmente habría decidido extender la medida para mantener acotados los niveles de contagio de la pandemia en el país. 

26 de marzo de 2020

Tal como adelantó 0221.com.ar, Alberto Fernández habría resuelto extender la cuarentena obligatoria que por ahora está vigente desde el 20 al 31 de marzo. Puertas adentro, en el gobierno advierten que es la única herramienta que existe para contener al avance implacable del coronavirus en la Capital Federal, el Conurbano y el resto del país, y a su vez determinar con rango científico si la curva de la pandemia se aplanará o crecerá -como suponen- a partir de mayo.

Según el medio Infobae, el aislamiento social preventivo y obligatorio tendrá una segunda etapa del 1 al 13 de abril. Desde Presidencia explicaron a ese medio que Fernández tomó la decisión después de leer más de una decena de ensayos científicos y notas periodísticas publicadas en la prensa local e internacional, y de mantener una sucesión casi infinita de conversaciones con funcionarios de gobierno, científicos y delegados de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta medida tiene varios argumentos concretos, y el principal es que para conocer el nivel real de propagación del coronavirus es necesario mantener a la población aislada por 14 días. Ese lapso técnicamente vence el 3 de abril, por lo que los y las argentinas deberían quedarse en sus casas hasta esa fecha (más allá de la cuarentena dictada por 11 días, del 20 al 31 de marzo).

Como el sentido de la cuarentena es "aplanar la curva" y determinar el nivel de contagio mientras se consiguen recursos, también es necesario contar con tests en todo el país, y un informa más o menos confiable de la cantidad de infectados se procesa en, por lo menos, cuatro días. Después de esas mediciones se podría tomar el próximo paso para frenar la pandemia.

Por el frío y los nuevos testeos en masa (utilizando las herramientas y recursos con los que se pretende contar para altura de Semana Santa), todos los indicios apuntan a que el número de infectados crecerá. En ese marco, desde Presidencia se resisten a "liberar la calle" en semana santa, porque podría tirar por la borda todo el esfuerzo de la cuarentena con grandes aglomeraciones de gente. Así las cosas, se espera que extiendan el aislamiento por lo menos hasta mediados de abril.   

COMENTARIOS

El presidente Alberto Fernández finalmente habría decidido extender la medida para mantener acotados los niveles de contagio de la pandemia en el país.