0221
0221

Por un sorteo y con un bolillero, definen un inusual empate en las Elecciones de la UNLP

La embarazosa situación en la que se encuentran las autoridades de la Facultad de Ciencias Astronómicas tiene pocos precedentes. No es usual que dos listas obtengan exactamente la misma cantidad de votos, pero así sucedió en las últimas elecciones universitarias y por ello se definirá por sorteo quién ostentará la mayoría en el Consejo Directivo y quién se hará con una preciada banca en el Consejo Superior de la UNLP.

En exactamente una semana, quedará saldada, después de varias idas y vueltas, la disputa por el reparto de los consejeros estudiantiles en Astronomía y la potestad sobre una de las bancas del Consejo Superior de la UNLP. La Franja Morada y el INTI (Movimiento Independiente de Izquierda) se disputaron esa representación a fines del año pasado, pero un empate los obligará ahora a sortear entre las propuestas que ellos mismos hicieron para dirimir esta cuestión.

La igualdad en 188 votos por lado despertó una fuerte incertidumbre y, a días del recambio de autoridades, crece la expectativa por saber quiénes ocuparán cada banca. La polémica, sin embargo, finalmente llegará a su fin el próximo miércoles 26 al mediodía, cuando las autoridades recurran a un bolillero para ponerle punto final a la cuestión.

Los estudiantes no lograron llegar a un acuerdo y presentaron dos propuestas diferentes para zanjar la cuestión. Ahora, las autoridades de la unidad académica, recurrirán al azar para definir cuál de esas opciones será la solución acordada.

El INTI sugirió la posibilidad de alternar la representación estudiantil cada seis meses y, durante cada período, la mayoría se quedaría con cuatro escaños en el Consejo Directivo y la banca del Consejo Superior, mientras que la minoría se quedaría con el quinto representante estudiantil en la Facultad. Franja Morada hizo una propuesta similar, pero la mayoría se quedaría con tres consejeros en lugar de cuatro durante cada período.

Finalmente, con el debate empantanado y sin una salida a la vista, ambos espacios acordaron aceptar lo que el azar decida y los estudiantes aguardan expectantes para determinar quiénes los representarán, cómo y cuándo.

La embarazosa situación en la que se encuentran las autoridades de la Facultad de Ciencias Astronómicas tiene pocos precedentes. No es usual que dos listas obtengan exactamente la misma cantidad de votos, pero así sucedió en las últimas elecciones universitarias y por ello se definirá por sorteo quién ostentará la mayoría en el Consejo Directivo y quién se hará con una preciada banca en el Consejo Superior de la UNLP.

19 de febrero de 2020

En exactamente una semana, quedará saldada, después de varias idas y vueltas, la disputa por el reparto de los consejeros estudiantiles en Astronomía y la potestad sobre una de las bancas del Consejo Superior de la UNLP. La Franja Morada y el INTI (Movimiento Independiente de Izquierda) se disputaron esa representación a fines del año pasado, pero un empate los obligará ahora a sortear entre las propuestas que ellos mismos hicieron para dirimir esta cuestión.

La igualdad en 188 votos por lado despertó una fuerte incertidumbre y, a días del recambio de autoridades, crece la expectativa por saber quiénes ocuparán cada banca. La polémica, sin embargo, finalmente llegará a su fin el próximo miércoles 26 al mediodía, cuando las autoridades recurran a un bolillero para ponerle punto final a la cuestión.

Los estudiantes no lograron llegar a un acuerdo y presentaron dos propuestas diferentes para zanjar la cuestión. Ahora, las autoridades de la unidad académica, recurrirán al azar para definir cuál de esas opciones será la solución acordada.

El INTI sugirió la posibilidad de alternar la representación estudiantil cada seis meses y, durante cada período, la mayoría se quedaría con cuatro escaños en el Consejo Directivo y la banca del Consejo Superior, mientras que la minoría se quedaría con el quinto representante estudiantil en la Facultad. Franja Morada hizo una propuesta similar, pero la mayoría se quedaría con tres consejeros en lugar de cuatro durante cada período.

Finalmente, con el debate empantanado y sin una salida a la vista, ambos espacios acordaron aceptar lo que el azar decida y los estudiantes aguardan expectantes para determinar quiénes los representarán, cómo y cuándo.

COMENTARIOS

La embarazosa situación en la que se encuentran las autoridades de la Facultad de Ciencias Astronómicas tiene pocos precedentes. No es usual que dos listas obtengan exactamente la misma cantidad de votos, pero así sucedió en las últimas elecciones universitarias y por ello se definirá por sorteo quién ostentará la mayoría en el Consejo Directivo y quién se hará con una preciada banca en el Consejo Superior de la UNLP.