La legislación sobre el aborto en los distintos países del mundo | 0221
0221
0221

La legislación sobre el aborto en los distintos países del mundo

Solo algúnos países continúan sin legalizar el derecho al aborto, mientras que la gran mayoría del hemisferio norte tiene legislación progresista sobre el tema.

El mapa de la legalización del aborto en el mundo tiene un nuevo integrante: Argentina. Con nuestro país ya son 67 los Estados que legislan a favor del derecho a decidir de la mujer o persona gestante, entre ellos Uruguay, Estados Unidos y varios países de Europa.

Según el Centro de Derechos Reproductivos, que cuenta con un mapa actualizado sobre la situación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), más del 60% de la población vive en regiones donde el aborto está permitido bajo criterios amplios.

El centro viene relevando esta información desde 1998, y asegura que desde ese momento hasta ahora, 24 países flexibilizaron sus leyes de aborto (con Argentina pasan a ser 25) y apenas unos pocos las tornaron más restrictivas.

Se permite abortar legalmente en Albania, Armenia, Australia, Austria, Azerbaiyán, Bielorrusia, Bélgica, Bosnia- Herzegovina, Bulgaria, Camboya, Canadá, Cabo Verde, China, Croacia, Cuba, Chipre, República Checa, Corea, Dinamarca y Estonia.

También en Francia, Georgia, Alemania, Grecia, República de Guinea-Bisáu, Guyana, Hungría, Irlanda, Italia, Kazajistán, Letonia, Lituania, Luxemburgo y Maldivas.

El aborto es legal también en Moldavia, Mongolia, Montenegro, Mozambique, Nepal, Países Bajos, Macedonia, Noruega, Portugal, Puerto Rico, Rumania, Rusia, Santo Tomé y Príncipe, Serbia, Singapur, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia, Suiza, Tajikistán, Túnez, Turquía, Turkmenistán, Ucrania, Estados Unidos, Uruguay, Uzbekistán y Vietnam.

La única variante tiene que ver con el límite de semanas de gestación para interrumpir el embarazo. Otros 14 países, en tanto, contemplan razones socioeconómicas a la hora de autorizar un aborto, es decir una restricción basada en el contexto de la mujer o persona gestante y no en su decisión o deseo. Entre ellos figuran Japón, Finlandia, India, Etiopía y Hong Kong.

En 55 países se tiene en cuenta la preservación de la mujer sobre la base de motivos de salud o terapéuticos, y incluyendo en el término "salud" la salud mental de la persona embarazada. Hasta este miércoles, Argentina estaba en esta lista junto a Colombia, Ecuador, Nueva Zelanda, Israel, Jordania y Tailandia.

Por otro lado, otros 39 países que solo aceptan la interrupción del embarazo cuando la vida (en términos físicos y no integrales) de la mujer está en riesgo. Esta situación se registra en Chile, Brasil, Panamá, Nigeria, Somalía, Afganistán y Siria, por ejemplo.

El grupo más restrictivo, que no permite el aborto bajo ninguna circunstancia ni siquiera cuando corre peligro la vida de la embarazada, está formado por 26 países: entre ellos están El Salvador, Honduras, República Dominicana, Nicaragua, Haití, Senegal, Egipto e Irak

La legislación sobre el aborto en los distintos países del mundo
ABORTO LEGAL EN ARGENTINA

La legislación sobre el aborto en los distintos países del mundo

Solo algúnos países continúan sin legalizar el derecho al aborto, mientras que la gran mayoría del hemisferio norte tiene legislación progresista sobre el tema.

30 de diciembre de 2020

El mapa de la legalización del aborto en el mundo tiene un nuevo integrante: Argentina. Con nuestro país ya son 67 los Estados que legislan a favor del derecho a decidir de la mujer o persona gestante, entre ellos Uruguay, Estados Unidos y varios países de Europa.

Según el Centro de Derechos Reproductivos, que cuenta con un mapa actualizado sobre la situación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), más del 60% de la población vive en regiones donde el aborto está permitido bajo criterios amplios.

El centro viene relevando esta información desde 1998, y asegura que desde ese momento hasta ahora, 24 países flexibilizaron sus leyes de aborto (con Argentina pasan a ser 25) y apenas unos pocos las tornaron más restrictivas.

Se permite abortar legalmente en Albania, Armenia, Australia, Austria, Azerbaiyán, Bielorrusia, Bélgica, Bosnia- Herzegovina, Bulgaria, Camboya, Canadá, Cabo Verde, China, Croacia, Cuba, Chipre, República Checa, Corea, Dinamarca y Estonia.

También en Francia, Georgia, Alemania, Grecia, República de Guinea-Bisáu, Guyana, Hungría, Irlanda, Italia, Kazajistán, Letonia, Lituania, Luxemburgo y Maldivas.

El aborto es legal también en Moldavia, Mongolia, Montenegro, Mozambique, Nepal, Países Bajos, Macedonia, Noruega, Portugal, Puerto Rico, Rumania, Rusia, Santo Tomé y Príncipe, Serbia, Singapur, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia, Suiza, Tajikistán, Túnez, Turquía, Turkmenistán, Ucrania, Estados Unidos, Uruguay, Uzbekistán y Vietnam.

La única variante tiene que ver con el límite de semanas de gestación para interrumpir el embarazo. Otros 14 países, en tanto, contemplan razones socioeconómicas a la hora de autorizar un aborto, es decir una restricción basada en el contexto de la mujer o persona gestante y no en su decisión o deseo. Entre ellos figuran Japón, Finlandia, India, Etiopía y Hong Kong.

En 55 países se tiene en cuenta la preservación de la mujer sobre la base de motivos de salud o terapéuticos, y incluyendo en el término "salud" la salud mental de la persona embarazada. Hasta este miércoles, Argentina estaba en esta lista junto a Colombia, Ecuador, Nueva Zelanda, Israel, Jordania y Tailandia.

Por otro lado, otros 39 países que solo aceptan la interrupción del embarazo cuando la vida (en términos físicos y no integrales) de la mujer está en riesgo. Esta situación se registra en Chile, Brasil, Panamá, Nigeria, Somalía, Afganistán y Siria, por ejemplo.

El grupo más restrictivo, que no permite el aborto bajo ninguna circunstancia ni siquiera cuando corre peligro la vida de la embarazada, está formado por 26 países: entre ellos están El Salvador, Honduras, República Dominicana, Nicaragua, Haití, Senegal, Egipto e Irak

COMENTARIOS

Solo algúnos países continúan sin legalizar el derecho al aborto, mientras que la gran mayoría del hemisferio norte tiene legislación progresista sobre el tema.