lunes 17 de junio de 2024

Confirmaron el juicio oral para Juan Manuel Lugones por abuso sexual

La medida fue dispuesta por la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata. Lo denunció una policía.

--:--

El ex titular de la Agencia de Prevención de la Violencia Deportiva de la provincia de Buenos Aires (APreViDe) Juan Manuel Lugones irá a juicio oral, procesado por abuso sexual (entre otros delitos) a una mujer policía. La Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata confirmó la elevación a juicio solicitada por la fiscal Cecilia Corfield y avalada por el juez de Garantías, Pablo Raele.

Según la denuncia de la mujer policía, el funcionario además de someterla sexualmente le habría propuesto de manera insistente mantener una relación extra laboral. La víctima posee un legajo profesional limpio, pero fue cambiada de destino laboral tras haberse negado.

Lee además

Con los votos de los camaristas Ariel Argüero y Fernando Mateos, la Sala IV de la Cámara Penal de La Plata rechazó la apelación de la defensa y confirmó que el acusado sea juzgado en juicio oral y público.

“Los elementos colectados en el curso de esta etapa preliminar de la investigación, generan a mi criterio suficiente grado de convicción y permiten validar en legal forma, los extremos que hacen a las exigencias requeridas en el código ritual, en cuanto a la verosimilitud de la existencia de un ilícito y motivos bastantes para sospechar del grado de autoría en cabeza del enrostrado, a los fines de arribar a la siguiente instancia procesal de debate oral y público”, se señala en la resolución oficial.

En otro pasaje de la sentencia se detalla: “Las manifestaciones reproducidas por la denunciante como recibidas de parte de su jefe en torno a las facultades de decidir sobre su traslado de lugares y de cambios de funciones, en caso de que ella no aceptara su comportamiento de contenido sexual, resultan verosímiles en cuanto a la sustancia de entidad e idoneidad suficientes para lograr el fin de intimidarla, es decir de afectar su ánimo y su libertad de determinación, considerando que siendo su superior jerárquico, tenía suficiente manejo y poder para que cuando así lo deseara, pudiera decidir por sí de manera directa, o interceder para que otra autoridad lo decidiera a su pedido, para disponer a modo de acoso, entre otras, el cambio de destino laboral de sus dependientes, más allá de las razones o de la legitimidad de la decisión que se tomara en cada caso en particular”.

En relación a la apelación de la defensa, ambos camaristas coincidieron que los cuestionamientos efectuados “no alcanzan a desvirtuar la fuerza” de las pruebas obtenidas por la fiscal Corfield “e impiden arribar al estado de certeza que requiere el sobreseimiento que se peticiona”. Para los jueces “resulta necesario llevar los autos al debate oral y público, a los efectos de arribar a la averiguación de la verdad real de cómo ocurrieron los hechos”.

La denuncia fue radicada el pasado 2 de febrero por una policía y se refiere a distintos hechos ocurridos en 2016, cuando cumplía funciones en la sede del organismo que al momento funcionaba en un edificio ubicado en calle 3, entre 33 y 34, de Barrio Norte.

La víctima -cuya identidad se mantiene en reserva- detalló diferentes situaciones sufridas desde su ingreso laboral a la APreViDe y sostuvo que fue derivada a otro sector por no aceptar los insistentes intentos de Lugones para lograr una relación extra laboral. 

En su declaración, la mujer relató que cuando empezó a trabajar con Lugones en la APreViDe, el dirigente comenzó a preguntarle sobre sus gustos personales y profundizó: "Me preguntaba si me gustaba comer pastas o si quería trabajar en las canchas. Ante eso, yo respondí que quería hacer el mismo trabajo que mis compañeros". La agente sostuvo que luego "de manera descolgada" comenzó a llamarla para invitarla a cenar y "con excusas, rechazaba la invitación", pero entonces al día siguiente de cada intento debía "aguantar un trato distinto, con caras de enojo y un trato cortante, obviamente por mi rechazo".

La joven también dio cuenta de una situación de acoso sexual cuando se dirigían a un operativo de seguridad: "Un día fuimos a Mar del Plata a un operativo, íbamos en dos camionetas. Él adelante y nosotros (los efectivos policiales) atrás. En un momento nos hace parar en el medio de la ruta y nos dice de sacarnos una foto en la caja de la camioneta donde viajaba él. Cuando yo quiero subir a la caja, poniendo un pie en un estribo, siento unas manos en mi cola que me empujan hacia arriba y cuando miro hacia atrás, veo que era Lugones el que lo había hecho", contó en el marco de la denuncia. Luego de detallar la situación, agregó en ese momento le preguntó qué hacía y él contestó que "disculpame, no me dí cuenta". La escena también fue advertida por sus compañeros, quienes increparon al funcionario y le preguntaron por qué le había pegado un cachetazo.

En tanto, de acuerdo a lo declarado por la víctima, el acoso y el abuso de autoridad continuaron, aunque tiempo después la mujer policía fue designada en otro sector. Según consta en la denuncia, la mujer aseguró estar convencida de que fue Lugones quien dispuso su traslado porque ella nunca aceptó sus invitaciones.

"Hasta ahora nunca me quejé aunque me resulta sumamente injusto que por los caprichos de un superior a los que yo no accedo, tenga que sufrir las consecuencias en mi trabajo. Tengo un legajo impecable y acepté todos los traslados sin quejarme, pero esto ya es demasiado y por eso decidí hacer la denuncia", manifestó la agente, que aportó capturas de pantallas y audios relacionadas con su denuncia.

Lugones está procesado por “abuso de autoridad, abuso sexual simple y amenazas en concurso real”.

 

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar