0221
0221

Volvió la tensión frente a YPF: trabajadores de la UOCRA se movilizan por nuevos despidos

Numerosas columnas que responden al grupo vinculado a Juan Pablo “Pata” Medina se manifestaron en uno de los accesos a la destilería. Aseguraron que cesantearon a otras 50 personas.

El conflicto entre las facciones de la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) sumó un nuevo capítulo. Uno de los sectores volvió a movilizarse a la planta de YPF en Ensenada, donde protestaron frente a uno de los accesos. El motivo: nuevos despidos


La manifestación fue protagonizada por un numeroso grupo de trabajadores, que responden al grupo vinculado a Juan Pablo “Pata” Medina, el líder sindical que está detenido hace casi dos años. Según afirmaron, en las últimas horas echaron a otros “50 empleados”, por lo que decidieron regresar a las puertas de la destilería porque el número de personas cesanteadas de la petroquímica ya asciende a 80.

El miércoles pasado habían denunciado una situación similar: obreros ligados al interventor del gremio, Carlos Vergara, les habían impedido el ingreso al predio de la petrolera estatal. Esa mañana llegaron hasta la planta y –según su relato- no los dejaron entrar. En ese marco, aseguraron que AESA, la constructora contratada por YPF, implementó el despido de al menos “30 trabajadores"

La interna se reavivó hace casi 10 días, con un enfrentamiento en la entrada de YPF. Las facciones del gremio se enfrentaron a los tiros y motivaron la intervención de la policía, en lo que culminó con una fuerte represión, que incluyó gases lacrimógenos y corridas. 

Los trabajadores ligados al "Pata" Medina y su familia denuncian que los sueldos de los obreros fueron mal liquidados y por ello llegaron hasta las puertas de YPF para protestar, donde se encontraron con otros trabajadores liderados por el interventor Vergara. La jornada terminó con un empleado detenido y un acampe. A su vez, marcharon hasta el Ministerio de Trabajo bonaerense, ante la atenta mirada de una gran cantidad de efectivos policiales. 

Por su parte, YPF manifestó su “profunda preocupación” por el conflicto. “Como es de público conocimiento, este enfrentamiento implicó acciones violentas y amenazas entre los trabajadores y para con personal de la Refinería, que generaron un clima de tensión en dónde no es posible desarrollar una actividad laboral en condiciones de seguridad”, aseguró en un contundente comunicado. En ese sentido, el directorio de la empresa estatal agregó: “Esta situación está tornando inviable la continuidad de las obras, poniendo en riesgo 800 puestos de trabajo e inversiones por un monto que varía entre 600 y 700 millones de dólares”.

VIDEO: Somos LP

Numerosas columnas que responden al grupo vinculado a Juan Pablo “Pata” Medina se manifestaron en uno de los accesos a la destilería. Aseguraron que cesantearon a otras 50 personas.

03 de septiembre de 2019

El conflicto entre las facciones de la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) sumó un nuevo capítulo. Uno de los sectores volvió a movilizarse a la planta de YPF en Ensenada, donde protestaron frente a uno de los accesos. El motivo: nuevos despidos


La manifestación fue protagonizada por un numeroso grupo de trabajadores, que responden al grupo vinculado a Juan Pablo “Pata” Medina, el líder sindical que está detenido hace casi dos años. Según afirmaron, en las últimas horas echaron a otros “50 empleados”, por lo que decidieron regresar a las puertas de la destilería porque el número de personas cesanteadas de la petroquímica ya asciende a 80.

El miércoles pasado habían denunciado una situación similar: obreros ligados al interventor del gremio, Carlos Vergara, les habían impedido el ingreso al predio de la petrolera estatal. Esa mañana llegaron hasta la planta y –según su relato- no los dejaron entrar. En ese marco, aseguraron que AESA, la constructora contratada por YPF, implementó el despido de al menos “30 trabajadores"

La interna se reavivó hace casi 10 días, con un enfrentamiento en la entrada de YPF. Las facciones del gremio se enfrentaron a los tiros y motivaron la intervención de la policía, en lo que culminó con una fuerte represión, que incluyó gases lacrimógenos y corridas. 

Los trabajadores ligados al "Pata" Medina y su familia denuncian que los sueldos de los obreros fueron mal liquidados y por ello llegaron hasta las puertas de YPF para protestar, donde se encontraron con otros trabajadores liderados por el interventor Vergara. La jornada terminó con un empleado detenido y un acampe. A su vez, marcharon hasta el Ministerio de Trabajo bonaerense, ante la atenta mirada de una gran cantidad de efectivos policiales. 

Por su parte, YPF manifestó su “profunda preocupación” por el conflicto. “Como es de público conocimiento, este enfrentamiento implicó acciones violentas y amenazas entre los trabajadores y para con personal de la Refinería, que generaron un clima de tensión en dónde no es posible desarrollar una actividad laboral en condiciones de seguridad”, aseguró en un contundente comunicado. En ese sentido, el directorio de la empresa estatal agregó: “Esta situación está tornando inviable la continuidad de las obras, poniendo en riesgo 800 puestos de trabajo e inversiones por un monto que varía entre 600 y 700 millones de dólares”.

VIDEO: Somos LP

COMENTARIOS

Numerosas columnas que responden al grupo vinculado a Juan Pablo “Pata” Medina se manifestaron en uno de los accesos a la destilería. Aseguraron que cesantearon a otras 50 personas.