0221
0221

La jefa distrital rompió el silencio y habló de la denuncia de abuso en el Jardín 902

La Inspectora Amalia Méndez indicó que rápidamente se pusieron a disposición de la Justicia para colaborar con la investigación y que el equipo de psicólogos de la Dirección General de Escuelas ya está diagramando un plan para trabajar con todos los pequeños y sus familias.

En medio de un clima de tensión por la denuncia que recayó sobre el portero del Jardín N° 902 Martín Güemes, la jefa distrital de La Plata, Inspectora Amalia Méndez, rompió el silencio y reveló cómo fueron las primeras horas luego de enterarse de los hechos. "Nosotros tomamos conocimiento ayer, la familia se acercó con la denuncia que había hecho en la DDI y las autoridades procedieron al relevo del auxiliar acusado", explicó a 0221.com.ar.

"Lo primero que se hizo fue quitar del cargo a esta persona y ponernos a disposición de la Justicia. Se estuvo haciendo la declaración con las autoridades hasta muy tarde", contó Méndez. En ese sentido, la inspectora aseguró que "se intentó dialogar con las familias pero hasta ahora no fue posible, entendemos el malestar".

Todo comenzó en las primeras horas del miércoles, cuando la abuela de un pequeño de 5 años se presentó en la institución de 5 y 73 para denunciar al portero por distintos abusos. Al tomar conocimiento de esto, la directora llamó a la Policía y los efectivos se dirigieron al lugar. Horas más tarde, los padres se congregaron en las puertas del Jardín para exigir explicaciones y las autoridades montaron un operativo para evitar desmanes, algo que finalmente terminó ocurriendo.

"Están acá los inspectores y el equipo distrital de primera infancia de la Dirección General de Escuelas. Queremos trabajar con las familias atendiendo sus inquietudes. Muchos nos manifestaron su preocupación pero también su apoyo y confianza al Jardín" señaló Méndez en diálogo con este portal.

Al ser consultada sobre si era normal que un portero quedará solo con un pequeño, la jefa distrital remarcó que "el alumno siempre debe estar acompañado con un docente y el jardín cuenta con preceptores preparados". Además, afirmó que la tarea de los auxiliares están relacionadas con la higiene del establecimiento y con la preparación de la merienda. "Esto no es lo habitual, no es algo que debe ocurrir", agregó.

Mientras la investigación judicial sigue su curso, las autoridades del Jardín N° 902 comenzaron a diagramar los próximos pasos para acompañar a los pequeños y a sus familias, a través de los equipos de psicología de la Dirección General de Escuelas. En cuanto a los destrozos en el edificio, el Consejo Escolar trabajará para poner el lugar en condiciones para que luego de las vacaciones de invierno los chicos puedan regresar a las salitas correspondientes.

Si bien el abogado de la familia de la víctima, Juan Benítez, afirmó que en las últimas horas del miércoles hubo tres denuncias más, la inspectora declaró que solo tiene conocimiento de una sola. La misma fue hecha en el Gabinete de Delitos Sexuales, en la cual interviene la UFI 17, a cargo la fiscal María Eugenia Di Lorenzo.

"Estamos a disposición de la Justicia. Esta persona trabaja hace un año en el jardín y antes estaba en otro donde no tuvo ningún tipo de antecedes", explicó a 0221.com.ar.

La Inspectora Amalia Méndez indicó que rápidamente se pusieron a disposición de la Justicia para colaborar con la investigación y que el equipo de psicólogos de la Dirección General de Escuelas ya está diagramando un plan para trabajar con todos los pequeños y sus familias.

18 de julio de 2019

En medio de un clima de tensión por la denuncia que recayó sobre el portero del Jardín N° 902 Martín Güemes, la jefa distrital de La Plata, Inspectora Amalia Méndez, rompió el silencio y reveló cómo fueron las primeras horas luego de enterarse de los hechos. "Nosotros tomamos conocimiento ayer, la familia se acercó con la denuncia que había hecho en la DDI y las autoridades procedieron al relevo del auxiliar acusado", explicó a 0221.com.ar.

"Lo primero que se hizo fue quitar del cargo a esta persona y ponernos a disposición de la Justicia. Se estuvo haciendo la declaración con las autoridades hasta muy tarde", contó Méndez. En ese sentido, la inspectora aseguró que "se intentó dialogar con las familias pero hasta ahora no fue posible, entendemos el malestar".

Todo comenzó en las primeras horas del miércoles, cuando la abuela de un pequeño de 5 años se presentó en la institución de 5 y 73 para denunciar al portero por distintos abusos. Al tomar conocimiento de esto, la directora llamó a la Policía y los efectivos se dirigieron al lugar. Horas más tarde, los padres se congregaron en las puertas del Jardín para exigir explicaciones y las autoridades montaron un operativo para evitar desmanes, algo que finalmente terminó ocurriendo.

"Están acá los inspectores y el equipo distrital de primera infancia de la Dirección General de Escuelas. Queremos trabajar con las familias atendiendo sus inquietudes. Muchos nos manifestaron su preocupación pero también su apoyo y confianza al Jardín" señaló Méndez en diálogo con este portal.

Al ser consultada sobre si era normal que un portero quedará solo con un pequeño, la jefa distrital remarcó que "el alumno siempre debe estar acompañado con un docente y el jardín cuenta con preceptores preparados". Además, afirmó que la tarea de los auxiliares están relacionadas con la higiene del establecimiento y con la preparación de la merienda. "Esto no es lo habitual, no es algo que debe ocurrir", agregó.

Mientras la investigación judicial sigue su curso, las autoridades del Jardín N° 902 comenzaron a diagramar los próximos pasos para acompañar a los pequeños y a sus familias, a través de los equipos de psicología de la Dirección General de Escuelas. En cuanto a los destrozos en el edificio, el Consejo Escolar trabajará para poner el lugar en condiciones para que luego de las vacaciones de invierno los chicos puedan regresar a las salitas correspondientes.

Si bien el abogado de la familia de la víctima, Juan Benítez, afirmó que en las últimas horas del miércoles hubo tres denuncias más, la inspectora declaró que solo tiene conocimiento de una sola. La misma fue hecha en el Gabinete de Delitos Sexuales, en la cual interviene la UFI 17, a cargo la fiscal María Eugenia Di Lorenzo.

"Estamos a disposición de la Justicia. Esta persona trabaja hace un año en el jardín y antes estaba en otro donde no tuvo ningún tipo de antecedes", explicó a 0221.com.ar.

COMENTARIOS

La Inspectora Amalia Méndez indicó que rápidamente se pusieron a disposición de la Justicia para colaborar con la investigación y que el equipo de psicólogos de la Dirección General de Escuelas ya está diagramando un plan para trabajar con todos los pequeños y sus familias.