0221
0221

En seis días llovió casi cinco veces más que el promedio de precipitaciones de junio

El tiempo no da tregua en la ciudad. Tras seis días de lluvia, los especialistas revelaron que las precipitaciones acumuladas son entre cuatro y cinco veces más que el promedio histórico del mes. El Municipio, en tanto, mantiene el alerta por el Nivel de Atención del Riesgo (NAR) en Amarillo, ante la posible llegada de tormentas y fuertes ráfagas de viento para la zona.

"Tenemos acumulados en el período del 11 al 18 de junio a las 7 entre 86 y 201 mm", medidos en distintas estaciones meteorológicas, explicó el director de Hidrometeorología de la Comuna, Mauricio Saldivar. En esa misma línea detalló que los valores normales de junio rondan los 37.5 milímetros, por lo que, explicó que la ciudad tuvo "entre 2 y 5 veces la precipitación normal para este período".

De acuerdo a lo informado por el área municipal, "seguirán las precipitaciones intermitentes y de variada intensidad, por lo que se mantiene el Nivel de Atención del Riesgo Amarillo por tormentas y ráfagas de viento que pueden alcanzar los 70/80 kilómetros por hora".

Pese al temporal que afectó gran parte de la región, en la Municipalidad remarcaron "el correcto funcionamiento del sistema pluvial" y explicaron que las obras hídricas "colaboran para mitigar los problemas que pueden surgir ante las lluvias". También destacaron una "respuesta eficiente con rápido escurrimiento del agua" ante los más de 200 milímetros de lluvia registrados en la región.

"Las obras hidráulicas y desagües se encuentran funcionando bien, con causes cargados pero normal escurrimiento", precisó el subsecretario de Obras Públicas del Municipio, Luis Caruso, en un comunicado en el que informó que "se registraron algunos anegamientos temporarios en calles por la intensa caída del agua, donde trabajaron las cuadrillas del municipio para normalizar la situación".

Los barrios más afectados fueron Villa Elvira, Olmos y Villa Elisa en donde se produjo la mayor caída de precipitaciones y anegamiento de calles que provocaron protestas por parte de los vecinos.

"El sábado se convocó al Comité Operativo de Emergencias Municipal (COEM) y todas las áreas de Gobierno reforzaron las tareas en el espacio público, llevando a cabo la limpieza de sumideros, desagües pluviales, y el permanente control de los arroyos", explicó la directora de Protección Civil, Martina García. En este marco, se mantienen activos los dispositivos del Sistema Hidrometeorológico, para obtener en tiempo real datos sobre el comportamiento de los arroyos, la cantidad de precipitaciones caídas y el estado de las bocas de tormenta.

El tiempo no da tregua en la ciudad. Tras seis días de lluvia, los especialistas revelaron que las precipitaciones acumuladas son entre cuatro y cinco veces más que el promedio histórico del mes. El Municipio, en tanto, mantiene el alerta por el Nivel de Atención del Riesgo (NAR) en Amarillo, ante la posible llegada de tormentas y fuertes ráfagas de viento para la zona.

18 de junio de 2019

"Tenemos acumulados en el período del 11 al 18 de junio a las 7 entre 86 y 201 mm", medidos en distintas estaciones meteorológicas, explicó el director de Hidrometeorología de la Comuna, Mauricio Saldivar. En esa misma línea detalló que los valores normales de junio rondan los 37.5 milímetros, por lo que, explicó que la ciudad tuvo "entre 2 y 5 veces la precipitación normal para este período".

De acuerdo a lo informado por el área municipal, "seguirán las precipitaciones intermitentes y de variada intensidad, por lo que se mantiene el Nivel de Atención del Riesgo Amarillo por tormentas y ráfagas de viento que pueden alcanzar los 70/80 kilómetros por hora".

Pese al temporal que afectó gran parte de la región, en la Municipalidad remarcaron "el correcto funcionamiento del sistema pluvial" y explicaron que las obras hídricas "colaboran para mitigar los problemas que pueden surgir ante las lluvias". También destacaron una "respuesta eficiente con rápido escurrimiento del agua" ante los más de 200 milímetros de lluvia registrados en la región.

"Las obras hidráulicas y desagües se encuentran funcionando bien, con causes cargados pero normal escurrimiento", precisó el subsecretario de Obras Públicas del Municipio, Luis Caruso, en un comunicado en el que informó que "se registraron algunos anegamientos temporarios en calles por la intensa caída del agua, donde trabajaron las cuadrillas del municipio para normalizar la situación".

Los barrios más afectados fueron Villa Elvira, Olmos y Villa Elisa en donde se produjo la mayor caída de precipitaciones y anegamiento de calles que provocaron protestas por parte de los vecinos.

"El sábado se convocó al Comité Operativo de Emergencias Municipal (COEM) y todas las áreas de Gobierno reforzaron las tareas en el espacio público, llevando a cabo la limpieza de sumideros, desagües pluviales, y el permanente control de los arroyos", explicó la directora de Protección Civil, Martina García. En este marco, se mantienen activos los dispositivos del Sistema Hidrometeorológico, para obtener en tiempo real datos sobre el comportamiento de los arroyos, la cantidad de precipitaciones caídas y el estado de las bocas de tormenta.

COMENTARIOS

El tiempo no da tregua en la ciudad. Tras seis días de lluvia, los especialistas revelaron que las precipitaciones acumuladas son entre cuatro y cinco veces más que el promedio histórico del mes. El Municipio, en tanto, mantiene el alerta por el Nivel de Atención del Riesgo (NAR) en Amarillo, ante la posible llegada de tormentas y fuertes ráfagas de viento para la zona.