Steel Frame, el sistema del que todos hablan pero al que muchos temen
0221
0221

Steel Frame, el sistema constructivo del que todos hablan pero al que muchos temen

Benjamín Asprella, gerente de Baukraft, explica los beneficios de este tipo de vivienda, basado en la experiencia de más de 20 años.

Los sistemas de construcción en seco aún hoy atemorizan a muchos. Frente a la falta de conocimiento, las personas eligen hacer sus casas de forma “tradicional” (ladrillo) creyendo que el nuevo método de construcción no es seguro. Sin embargo, la ciudad cuenta con una de las compañías pioneras en innovación a la hora de construcción, que revaloriza el uso de estos materiales tan nobles como los convencionales.

Benjamín Asprella es administrador de empresas. Luego de adquirir gran crecimiento profesional en Neuquén y una vez terminada su maestría en dirección de empresas, decidió incorporarse a la empresa familiar: Baukraft (11 y 520).

“Esta empresa tiene 25 años y el foco es la innovación y la tecnología para la construcción. Busca nuevas soluciones a problemas viejos”. Así presenta a la compañía, que fue pionera en la venta de policarbonato en el país. Este material se utiliza en reemplazo del vidrio: no se rompe, tiene filtro UV, es más resistente, duradero y es flexible.

Luego de años de comercializar este producto e implementarlo en varias obras de la ciudad, como La Sorbetiere de diagonal 74 o el edificio donde en la actualidad se encuentra Control Urbano, Baukraft creció y comenzó a importar este artículo de fabricación extranjera. Con el tiempo la realización de obras quedó relegada, ya que la venta era dirigida a instaladores. De esta forma, se convirtieron en mayoristas.

Con esa experiencia, la compañía entendió que la innovación era el punto clave de su negocio. “Comenzamos a viajar a exposiciones y a traer productos nuevos, queríamos  ver qué pasaba en el mundo en cuanto a la tecnología” agrega.

MODELO STEEL FRAME

Hace 20 años que Baukraft comercializa Steel Frame. “En ese momento era todo muy embrionario, porque nadie sabía lo que era. Importamos de EE.UU. las placas cementicias, lo que sería una de las cuatro posibles terminaciones. El sistema es como un sándwich. Hay cosas que van obligatoriamente porque son estructurales, otras de revestimiento y en el medio hay cosas optativas”, cuenta Asprella.

Una de las cosas que frenaba a quien iba a construir era que hasta el 2018 este tipo de viviendas no eran hipotecables y no se podían habilitar, hasta que el Ministerio de Producción declaró al Steel Frame sistema tradicional. Esta resolución implica que ahora es un bien hipotecable y en el caso de querer habilitar la casa no es necesario el Certificado de Aptitud Técnica (CAT). Esta validación le da una masividad más importante.

Lo cierto, es que el Steel Frame logró tener grandes ventajas y cada vez más gente se interesa por conocerlo.

“Este sistema tiene mucha aceptación, sobretodo en parejas jóvenes que pudieron obtener un terreno por ProCreAr. Ellos nos vinieron a ver para saber cómo innovar en el método constructivo. Se empieza a pensar en la eficiencia energética, lo que sea sustentable”, explica el gerente.

Hay mucha gente reacia a eso y golpean las placas para ver si suena hueco y piensan que eso va a ir en detrimento de lo que es la eficiencia energética; o preguntan por la seguridad sin tener en cuenta que con un martillo el ladrillo hueco también se rompe. Igualmente respecto a ese ruido se han diseñado algunas alternativas, como la terminación en telgopor - poliuretano de alta densidad- en lugar de la placa cementicia”, sostiene.

BENEFICIOS DE STEEL FRAME

  • VELOCIDAD: Construir en seco lleva un tercio del tiempo en comparación a la construcción húmeda.
  • EFICIENCIA ENERGÉTICA: Al ser un sistema “sándwich”, se puede poner el nivel de aislación que se quiera para el entorno en donde se encuentre la propiedad. La lana de vidrio, los materiales acústicos y lo de resistencia van cambiando según la necesidad del cliente.
  • LIVIANDAD: Pesa un octavo en relación a la construcción húmeda. Es por esto, que en muchas construcciones tradicionales, se utiliza este sistema para ampliación. Si se pretende hacer una terraza, o una segunda planta; la construcción en seco es ideal ya que no deben replantearse las bases.
  • FÁCIL ACCESO A LAS INSTALACIONES: Esto quiere decir que ante cualquier problemática, como una rotura de caño, es más sencillo llegar al eje del problema. Se corta la placa de yeso, se arregla la fisura y se vuelve a poner un parche.
  • NO TIENE DESPERDICIO DE OBRA: Antes de hacer la obra ya se conoce la cantidad exacta de materiales a utilizar. Tiene más eficiencia por el aprovechamiento del material.

Si bien los factores positivos son muchos, existe una dificultad que vale destacar. Asprella reconoce que “Steel Frame tiene la complejidad de la mano de obra. No hay tantos instaladores y menos que trabajen bien. La gente se va capacitando, va aprendiendo; pero es un punto a mejorar que tiene el sistema. Pero en sí, no es el sistema el que falla sino el instalador si no está capacitado”.

En Baukraft entienden que su trabajo termina al momento de la entrega del producto al instalador; pero no dejan de sentirse responsables sobre dónde se está colocando, para qué y si está bien usado. Porque en definitiva los clientes van al local que es tomado como punto de referencia.

Benjamín Asprella, gerente de Baukraft, explica los beneficios de este tipo de vivienda, basado en la experiencia de más de 20 años.

27 de abril de 2019

Los sistemas de construcción en seco aún hoy atemorizan a muchos. Frente a la falta de conocimiento, las personas eligen hacer sus casas de forma “tradicional” (ladrillo) creyendo que el nuevo método de construcción no es seguro. Sin embargo, la ciudad cuenta con una de las compañías pioneras en innovación a la hora de construcción, que revaloriza el uso de estos materiales tan nobles como los convencionales.

Benjamín Asprella es administrador de empresas. Luego de adquirir gran crecimiento profesional en Neuquén y una vez terminada su maestría en dirección de empresas, decidió incorporarse a la empresa familiar: Baukraft (11 y 520).

“Esta empresa tiene 25 años y el foco es la innovación y la tecnología para la construcción. Busca nuevas soluciones a problemas viejos”. Así presenta a la compañía, que fue pionera en la venta de policarbonato en el país. Este material se utiliza en reemplazo del vidrio: no se rompe, tiene filtro UV, es más resistente, duradero y es flexible.

Luego de años de comercializar este producto e implementarlo en varias obras de la ciudad, como La Sorbetiere de diagonal 74 o el edificio donde en la actualidad se encuentra Control Urbano, Baukraft creció y comenzó a importar este artículo de fabricación extranjera. Con el tiempo la realización de obras quedó relegada, ya que la venta era dirigida a instaladores. De esta forma, se convirtieron en mayoristas.

Con esa experiencia, la compañía entendió que la innovación era el punto clave de su negocio. “Comenzamos a viajar a exposiciones y a traer productos nuevos, queríamos  ver qué pasaba en el mundo en cuanto a la tecnología” agrega.

MODELO STEEL FRAME

Hace 20 años que Baukraft comercializa Steel Frame. “En ese momento era todo muy embrionario, porque nadie sabía lo que era. Importamos de EE.UU. las placas cementicias, lo que sería una de las cuatro posibles terminaciones. El sistema es como un sándwich. Hay cosas que van obligatoriamente porque son estructurales, otras de revestimiento y en el medio hay cosas optativas”, cuenta Asprella.

Una de las cosas que frenaba a quien iba a construir era que hasta el 2018 este tipo de viviendas no eran hipotecables y no se podían habilitar, hasta que el Ministerio de Producción declaró al Steel Frame sistema tradicional. Esta resolución implica que ahora es un bien hipotecable y en el caso de querer habilitar la casa no es necesario el Certificado de Aptitud Técnica (CAT). Esta validación le da una masividad más importante.

Lo cierto, es que el Steel Frame logró tener grandes ventajas y cada vez más gente se interesa por conocerlo.

“Este sistema tiene mucha aceptación, sobretodo en parejas jóvenes que pudieron obtener un terreno por ProCreAr. Ellos nos vinieron a ver para saber cómo innovar en el método constructivo. Se empieza a pensar en la eficiencia energética, lo que sea sustentable”, explica el gerente.

Hay mucha gente reacia a eso y golpean las placas para ver si suena hueco y piensan que eso va a ir en detrimento de lo que es la eficiencia energética; o preguntan por la seguridad sin tener en cuenta que con un martillo el ladrillo hueco también se rompe. Igualmente respecto a ese ruido se han diseñado algunas alternativas, como la terminación en telgopor - poliuretano de alta densidad- en lugar de la placa cementicia”, sostiene.

BENEFICIOS DE STEEL FRAME

  • VELOCIDAD: Construir en seco lleva un tercio del tiempo en comparación a la construcción húmeda.
  • EFICIENCIA ENERGÉTICA: Al ser un sistema “sándwich”, se puede poner el nivel de aislación que se quiera para el entorno en donde se encuentre la propiedad. La lana de vidrio, los materiales acústicos y lo de resistencia van cambiando según la necesidad del cliente.
  • LIVIANDAD: Pesa un octavo en relación a la construcción húmeda. Es por esto, que en muchas construcciones tradicionales, se utiliza este sistema para ampliación. Si se pretende hacer una terraza, o una segunda planta; la construcción en seco es ideal ya que no deben replantearse las bases.
  • FÁCIL ACCESO A LAS INSTALACIONES: Esto quiere decir que ante cualquier problemática, como una rotura de caño, es más sencillo llegar al eje del problema. Se corta la placa de yeso, se arregla la fisura y se vuelve a poner un parche.
  • NO TIENE DESPERDICIO DE OBRA: Antes de hacer la obra ya se conoce la cantidad exacta de materiales a utilizar. Tiene más eficiencia por el aprovechamiento del material.

Si bien los factores positivos son muchos, existe una dificultad que vale destacar. Asprella reconoce que “Steel Frame tiene la complejidad de la mano de obra. No hay tantos instaladores y menos que trabajen bien. La gente se va capacitando, va aprendiendo; pero es un punto a mejorar que tiene el sistema. Pero en sí, no es el sistema el que falla sino el instalador si no está capacitado”.

En Baukraft entienden que su trabajo termina al momento de la entrega del producto al instalador; pero no dejan de sentirse responsables sobre dónde se está colocando, para qué y si está bien usado. Porque en definitiva los clientes van al local que es tomado como punto de referencia.

COMENTARIOS