0221
0221

Cómo es el centro de investigación de la UNLP que cultiva cannabis para uso medicinal

Ese sábado se celebra un nuevo Día Mundial de la Marihuana y desde 2016, el Centro de Investigaciones del Medio Ambiente de la UNLP trabaja fuertemente para brindar de información a la comunidad sobre el uso medicinal del cannabis. En caso de recibir la aprobación de la Secretaría de Salud, la facultad de Ciencias Exactas tendrá el primer cultivo universitario de Argentina.

El Centro de Investigaciones del Medioambiente de la UNLP (CIM) fue reconocido tiempo atrás por su iniciativa en crear la primera sala de cultivo de cannabis medicinal del país. Ante la gran cantidad de consultas de pacientes que recurrían al mercado negro para acceder al aceite, los investigadores universitarios decidieron comenzar a analizar las muestras que les acercaban para comprender los efectos medicinales que los usuarios manifiestan.

El CIM tiene como misión estudiar problemas ambientes de interés local o regional. Este laboratorio que funciona en la facultad de Ciencias Exactas, es fuente de consultas permanentes de los vecinos de la región en temáticas de contaminación. Sin embargo, desde 2016, sus integrantes empezaron a notar que eran cada vez más recurrentes las preguntas sobre los resultados del aceite de cannabis y sintieron la responsabilidad social para dar respuestas contundentes y precisas que expliquen esta terapia.

La premisa principal de los miembros del proyecto es conocer la percepción de la sociedad, empezar líneas de trabajo para saber qué pasa cuando se utiliza con otros medicamentos y analizar los cannabinoides, el componente que permite saber qué mecanismos producen los efectos que los usuarios manifiestan.

“Dan resultados subjetivos y objetivos en varias enfermedades, pero ponen en juego el rol de farmacéuticos y médicos como corporaciones que dicen lo que tenemos que hacer y cómo hacerlo”, comentó a 0221.com.ar el docente e investigador de la facultad de Ciencias Exactas, Darío Andrinolo. En ese sentido, señaló que “faltan estudios avanzados, como los que pueden hacer los grandes laboratorios, pero a los pacientes les hace bien”.

La UNLP cuenta con el primer cultivo de marihuana universitario que hay en el país para investigaciones. Desde un primer momento, los científicos tomaron el riesgo de seguir adelante con este proyecto que, a las vistas, trae importantes mejoras en materia del estudio del aceite del cannabis y los efectos que tiene en las personas que lo utilizan. Contraria a la opinión de muchos que aconsejan no hacerlo, ellos decidieron buscar el apoyo de distintos organismos como el CONICET y el asesoramiento legal de los letrados de la Universidad.

“Nuestra línea de investigación empieza ahora y es la de purificar carabinoides y probarlos en ratones”, detalló Andrionolo y agregó que “los aplicamos en interacción con antiepilépticos y benzodiacepina, porque no es lo mismo consumir cannabis solo y después consumirlo en conjunto, esa es nuestra línea de investigación con animales”.

El CIM trabaja con ONG como Mamá Cultiva para hacer análisis de la calidad del aceite. Los investigadores informan sobre la composición, para que la gente que se acerca sepa qué es lo que está utilizando y así no tener que ser empujados a la clandestinidad.

El tema sigue siendo más que controvertido para diferentes sectores de la sociedad. Sin embargo, existe un marco legal que habilita a cultivar una cierta cantidad de cannabis con fines científicos. En Argentina todavía está vigilante la ley nº17818 de Estupefacientes. La normativa afirma en su artículo 3 “que prohibida la producción fabricación, exportación, importación, comercio y uso de los estupefacientes contenidos en la lista IV de la Convención Única sobre Estupefacientes del año 1961, con excepción de las cantidades estrictamente necesarias para la investigación médica y científica, incluidos los experimentos clínicos con estupefacientes que se realicen bajo vigilancia y fiscalización de la autoridad sanitaria”.

El 30 de marzo 2017, el Congreso Nacional sancionó la ley de “Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados” cuyo objetivo principal es “emprender acciones de promoción y prevención orientadas a garantizar el derecho a la salud”. De esta forma, la Secretaría de Salud de la Nación es el órgano de autoridad de aplicación, lo que implica que debe aprobar el cultivo de cannabis para fines médicos.

“Nosotros formamos parte de la Red de Cannabis Medicinal del Ministerio y nuestro caso es considerado como punta de lanza, de cómo evoluciona un proyecto de cannabis en el área de Salud de la Nación”, señaló Andrinolo, quien reveló que todavía están esperando la respuesta para saber si cuentan con la aprobación correspondiente.

Sin lugar a dudas es una gran ayuda para cientos de familias que se ven empujadas a recurrir al mercado negro de aceite de cannabis, lo que puede llegar a poner en riesgo la integridad del paciente en cuestión. El CIM cuenta con cuatro cepas, dos que tienen alto el tetrahidrocannabinol (THC) y las restantes lo son en cannabicromeno (CBC). Esta selección fue hecha en conjunto con Mamá Cultiva para controlar, estandarizar y conservar la característica de cada una de las plantas y sus compuestos.

“Para investigación es necesario conservar la característica. Si vos haces un experimento con ratones, cáncer y cannabis, a la semana siguiente no podes usar otro extracto porque puede que un estudio te da bien y otro mal, no sabes si por cambiaste por la planta, aceite o lo hiciste diferentes”, afirmó el director del proyecto a 0221.com.ar.

Gracias al aporte que están realizando al uso medicinal del cannabis, el CIM fue premiado en la Legislatura Bonaerense y el Concejo Deliberante de La Plata lo destacó con un reconocimiento de interés municipal.

En caso de llegar la aprobación de la Secretaria de Salud, la UNLP tendrá el primer cultivo de cannabis de Argentina universitario, algo que traerá resultados importantes para la investigación y producción del aceite. La concientización y campañas vinculadas al Día Medicinal del Cannabis serán fundamentales para romper la estigmatización que existe alrededor de su aplicación en pacientes con enfermedades.

Ese sábado se celebra un nuevo Día Mundial de la Marihuana y desde 2016, el Centro de Investigaciones del Medio Ambiente de la UNLP trabaja fuertemente para brindar de información a la comunidad sobre el uso medicinal del cannabis. En caso de recibir la aprobación de la Secretaría de Salud, la facultad de Ciencias Exactas tendrá el primer cultivo universitario de Argentina.

20 de abril de 2019

El Centro de Investigaciones del Medioambiente de la UNLP (CIM) fue reconocido tiempo atrás por su iniciativa en crear la primera sala de cultivo de cannabis medicinal del país. Ante la gran cantidad de consultas de pacientes que recurrían al mercado negro para acceder al aceite, los investigadores universitarios decidieron comenzar a analizar las muestras que les acercaban para comprender los efectos medicinales que los usuarios manifiestan.

El CIM tiene como misión estudiar problemas ambientes de interés local o regional. Este laboratorio que funciona en la facultad de Ciencias Exactas, es fuente de consultas permanentes de los vecinos de la región en temáticas de contaminación. Sin embargo, desde 2016, sus integrantes empezaron a notar que eran cada vez más recurrentes las preguntas sobre los resultados del aceite de cannabis y sintieron la responsabilidad social para dar respuestas contundentes y precisas que expliquen esta terapia.

La premisa principal de los miembros del proyecto es conocer la percepción de la sociedad, empezar líneas de trabajo para saber qué pasa cuando se utiliza con otros medicamentos y analizar los cannabinoides, el componente que permite saber qué mecanismos producen los efectos que los usuarios manifiestan.

“Dan resultados subjetivos y objetivos en varias enfermedades, pero ponen en juego el rol de farmacéuticos y médicos como corporaciones que dicen lo que tenemos que hacer y cómo hacerlo”, comentó a 0221.com.ar el docente e investigador de la facultad de Ciencias Exactas, Darío Andrinolo. En ese sentido, señaló que “faltan estudios avanzados, como los que pueden hacer los grandes laboratorios, pero a los pacientes les hace bien”.

La UNLP cuenta con el primer cultivo de marihuana universitario que hay en el país para investigaciones. Desde un primer momento, los científicos tomaron el riesgo de seguir adelante con este proyecto que, a las vistas, trae importantes mejoras en materia del estudio del aceite del cannabis y los efectos que tiene en las personas que lo utilizan. Contraria a la opinión de muchos que aconsejan no hacerlo, ellos decidieron buscar el apoyo de distintos organismos como el CONICET y el asesoramiento legal de los letrados de la Universidad.

“Nuestra línea de investigación empieza ahora y es la de purificar carabinoides y probarlos en ratones”, detalló Andrionolo y agregó que “los aplicamos en interacción con antiepilépticos y benzodiacepina, porque no es lo mismo consumir cannabis solo y después consumirlo en conjunto, esa es nuestra línea de investigación con animales”.

El CIM trabaja con ONG como Mamá Cultiva para hacer análisis de la calidad del aceite. Los investigadores informan sobre la composición, para que la gente que se acerca sepa qué es lo que está utilizando y así no tener que ser empujados a la clandestinidad.

El tema sigue siendo más que controvertido para diferentes sectores de la sociedad. Sin embargo, existe un marco legal que habilita a cultivar una cierta cantidad de cannabis con fines científicos. En Argentina todavía está vigilante la ley nº17818 de Estupefacientes. La normativa afirma en su artículo 3 “que prohibida la producción fabricación, exportación, importación, comercio y uso de los estupefacientes contenidos en la lista IV de la Convención Única sobre Estupefacientes del año 1961, con excepción de las cantidades estrictamente necesarias para la investigación médica y científica, incluidos los experimentos clínicos con estupefacientes que se realicen bajo vigilancia y fiscalización de la autoridad sanitaria”.

El 30 de marzo 2017, el Congreso Nacional sancionó la ley de “Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados” cuyo objetivo principal es “emprender acciones de promoción y prevención orientadas a garantizar el derecho a la salud”. De esta forma, la Secretaría de Salud de la Nación es el órgano de autoridad de aplicación, lo que implica que debe aprobar el cultivo de cannabis para fines médicos.

“Nosotros formamos parte de la Red de Cannabis Medicinal del Ministerio y nuestro caso es considerado como punta de lanza, de cómo evoluciona un proyecto de cannabis en el área de Salud de la Nación”, señaló Andrinolo, quien reveló que todavía están esperando la respuesta para saber si cuentan con la aprobación correspondiente.

Sin lugar a dudas es una gran ayuda para cientos de familias que se ven empujadas a recurrir al mercado negro de aceite de cannabis, lo que puede llegar a poner en riesgo la integridad del paciente en cuestión. El CIM cuenta con cuatro cepas, dos que tienen alto el tetrahidrocannabinol (THC) y las restantes lo son en cannabicromeno (CBC). Esta selección fue hecha en conjunto con Mamá Cultiva para controlar, estandarizar y conservar la característica de cada una de las plantas y sus compuestos.

“Para investigación es necesario conservar la característica. Si vos haces un experimento con ratones, cáncer y cannabis, a la semana siguiente no podes usar otro extracto porque puede que un estudio te da bien y otro mal, no sabes si por cambiaste por la planta, aceite o lo hiciste diferentes”, afirmó el director del proyecto a 0221.com.ar.

Gracias al aporte que están realizando al uso medicinal del cannabis, el CIM fue premiado en la Legislatura Bonaerense y el Concejo Deliberante de La Plata lo destacó con un reconocimiento de interés municipal.

En caso de llegar la aprobación de la Secretaria de Salud, la UNLP tendrá el primer cultivo de cannabis de Argentina universitario, algo que traerá resultados importantes para la investigación y producción del aceite. La concientización y campañas vinculadas al Día Medicinal del Cannabis serán fundamentales para romper la estigmatización que existe alrededor de su aplicación en pacientes con enfermedades.

COMENTARIOS

Ese sábado se celebra un nuevo Día Mundial de la Marihuana y desde 2016, el Centro de Investigaciones del Medio Ambiente de la UNLP trabaja fuertemente para brindar de información a la comunidad sobre el uso medicinal del cannabis. En caso de recibir la aprobación de la Secretaría de Salud, la facultad de Ciencias Exactas tendrá el primer cultivo universitario de Argentina.