0221
0221

Apoyo nacional e internacional en el pedido de justicia por la muerte de Lucas Lin

Mediante la redes sociales llegaron fotos de varios puntos del planeta en reclamo por el total esclarecimiento de la muerte del nene de 5 años ahogado en la pileta de la colonia de vacaciones del colegio privado ocurrida en pasado 5 de febrero. A un mes del hecho se prepara una misa en memoria del menor fallecido.

Una foto, un lápiz o fibra, un papel y una red social, son los elementos con que el caso de Lucas Lin recorre ciudades del mundo con un mensaje claro y desgarrador: “Justicia por Lucas Kevin Lin”.

Los mensajes fueron subidos a la red social Facebook desde Estados Unidos hasta Australia, pasando por Perú, Venezuela y Francia.

A la iniciativa se sumaron ciudades argentinas desde Salta hasta Santa Cruz. En la lista se anotaron Córdoba, San Isidro, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Puerto Madryn, San Martín de los Andes, Entre Ríos y San Luis.

El apoyo global se da en la previa de la misa que se celebrará este martes 5 de marzo, al conmemorarse un mes de la muerte del niño, ahogado, en una pileta durante su estadía en la colonia de vacaciones del Colegio Lincoln, uno de los más caros y exclusivos de La Plata.

La ceremonia religiosa se llevará a cabo en la Iglesia San Ponciano, ubicada en diagonal 80 y 48, a partir de las 19:00 horas, a cargo del párroco Gabriel Baci.

El pasado jueves 28 de febrero declaró el encargado de la colonia, se desmarco de responsabilidades en el hecho y apuntó a los directivos de la institución. Un día después se presentó el guardavida pero se negó a declarar ante la fiscal Cecilia Corfield. El primero está acusado de homicidio culposo, el segundo de abandono de persona seguido de muerte.

La familia Lin es representada por los abogados Andrea Reynoso y Matías Pietras Sanz que preparan una batería de pedidos de pruebas a presentar en el transcurso de la semana. Muchas de ellas serán de alto impacto, según pudo saber 0221.com.ar.

Marcos Echaniz, el encargado de la, declaró durante tres horas ante la fiscal. Asistido por un letrado particular, cargó contra las autoridades de la institución a quienes señaló de intentar convencerlos para que den una versión distinta "por un tema del seguro". También explicó cuál era su función dentro de colonia y cómo era la dinámica de funcionamiento del predio.

En el punto más esperado de su función se desmarcó de la muerte del niño y dijo que “no” era su función “controlar a los guardavidas, ellos son autónomos en sus actividades”, detallaron fuentes judiciales a 0221.com.ar. Echaniz confirmó que al momento de la tragedia estaba en predio, pero no en la pileta. Cuando llegó a la escena luctuosa vio que a la víctima le practicaban tareas de reanimación, pero ya estaba muerto.

Sobre los minutos posteriores a la tragedia, sostuvo que autoridades del colegio le pidieron a él y a otras personas que den una versión distinta en su declaración judicial “por un tema del seguro”, con la clara intención de, por un lado deslindar responsabilidades penales, y en segundo término para que el seguro pague la eventual indemnización a la familia Lin.

“Estábamos destruidos” dijo el acusado y “el colegio quería saber si estábamos en condiciones de continuar con la colonia a partir del día lunes” 11 de febrero. “Todos coincidimos que no lo haríamos, estábamos destruidos emocionalmente”. Pero las autoridades insistieron. Horas después volvieron a preguntarles si podían retomar las actividades y esta vez les ofrecieron apoyo psicológico. La respuesta fue nuevamente que no.

El encargado de la colonia quedó procesado por el delito de homicidio culposo ya que sobre él pesa la responsabilidad del deber de cuidado en todo el predio.

Carolina Muro, ayudante del guardavida Argüelles, deberá declarar el próximo miércoles 6 de marzo, también acusada por el delito de abandono fatal de persona. Este delito tiene una pena en expectativa de cinco a quince años de prisión y los acusados podrían quedar detenidos durante la investigación.

Por el momento la fiscal Corfield centró la investigación en empleados de la colonia, no así en la autoridades de la institución, aunque queda mucha prueba por producir en el expediente y no se descarta que la arista empresarial del caso deposite en prisión a los propietarios del colegio.

Mediante la redes sociales llegaron fotos de varios puntos del planeta en reclamo por el total esclarecimiento de la muerte del nene de 5 años ahogado en la pileta de la colonia de vacaciones del colegio privado ocurrida en pasado 5 de febrero. A un mes del hecho se prepara una misa en memoria del menor fallecido.

04 de marzo de 2019

Una foto, un lápiz o fibra, un papel y una red social, son los elementos con que el caso de Lucas Lin recorre ciudades del mundo con un mensaje claro y desgarrador: “Justicia por Lucas Kevin Lin”.

Los mensajes fueron subidos a la red social Facebook desde Estados Unidos hasta Australia, pasando por Perú, Venezuela y Francia.

A la iniciativa se sumaron ciudades argentinas desde Salta hasta Santa Cruz. En la lista se anotaron Córdoba, San Isidro, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Puerto Madryn, San Martín de los Andes, Entre Ríos y San Luis.

El apoyo global se da en la previa de la misa que se celebrará este martes 5 de marzo, al conmemorarse un mes de la muerte del niño, ahogado, en una pileta durante su estadía en la colonia de vacaciones del Colegio Lincoln, uno de los más caros y exclusivos de La Plata.

La ceremonia religiosa se llevará a cabo en la Iglesia San Ponciano, ubicada en diagonal 80 y 48, a partir de las 19:00 horas, a cargo del párroco Gabriel Baci.

El pasado jueves 28 de febrero declaró el encargado de la colonia, se desmarco de responsabilidades en el hecho y apuntó a los directivos de la institución. Un día después se presentó el guardavida pero se negó a declarar ante la fiscal Cecilia Corfield. El primero está acusado de homicidio culposo, el segundo de abandono de persona seguido de muerte.

La familia Lin es representada por los abogados Andrea Reynoso y Matías Pietras Sanz que preparan una batería de pedidos de pruebas a presentar en el transcurso de la semana. Muchas de ellas serán de alto impacto, según pudo saber 0221.com.ar.

Marcos Echaniz, el encargado de la, declaró durante tres horas ante la fiscal. Asistido por un letrado particular, cargó contra las autoridades de la institución a quienes señaló de intentar convencerlos para que den una versión distinta "por un tema del seguro". También explicó cuál era su función dentro de colonia y cómo era la dinámica de funcionamiento del predio.

En el punto más esperado de su función se desmarcó de la muerte del niño y dijo que “no” era su función “controlar a los guardavidas, ellos son autónomos en sus actividades”, detallaron fuentes judiciales a 0221.com.ar. Echaniz confirmó que al momento de la tragedia estaba en predio, pero no en la pileta. Cuando llegó a la escena luctuosa vio que a la víctima le practicaban tareas de reanimación, pero ya estaba muerto.

Sobre los minutos posteriores a la tragedia, sostuvo que autoridades del colegio le pidieron a él y a otras personas que den una versión distinta en su declaración judicial “por un tema del seguro”, con la clara intención de, por un lado deslindar responsabilidades penales, y en segundo término para que el seguro pague la eventual indemnización a la familia Lin.

“Estábamos destruidos” dijo el acusado y “el colegio quería saber si estábamos en condiciones de continuar con la colonia a partir del día lunes” 11 de febrero. “Todos coincidimos que no lo haríamos, estábamos destruidos emocionalmente”. Pero las autoridades insistieron. Horas después volvieron a preguntarles si podían retomar las actividades y esta vez les ofrecieron apoyo psicológico. La respuesta fue nuevamente que no.

El encargado de la colonia quedó procesado por el delito de homicidio culposo ya que sobre él pesa la responsabilidad del deber de cuidado en todo el predio.

Carolina Muro, ayudante del guardavida Argüelles, deberá declarar el próximo miércoles 6 de marzo, también acusada por el delito de abandono fatal de persona. Este delito tiene una pena en expectativa de cinco a quince años de prisión y los acusados podrían quedar detenidos durante la investigación.

Por el momento la fiscal Corfield centró la investigación en empleados de la colonia, no así en la autoridades de la institución, aunque queda mucha prueba por producir en el expediente y no se descarta que la arista empresarial del caso deposite en prisión a los propietarios del colegio.

COMENTARIOS

Mediante la redes sociales llegaron fotos de varios puntos del planeta en reclamo por el total esclarecimiento de la muerte del nene de 5 años ahogado en la pileta de la colonia de vacaciones del colegio privado ocurrida en pasado 5 de febrero. A un mes del hecho se prepara una misa en memoria del menor fallecido.